jueves, 19 de marzo de 2009

NADIE LO HA VISTO

Como lo prometido es deuda voy a contaros brevemente mi experiencia en el evento literario que organizó la editorial Maeva para el lanzamiento en España del primer libro de la autora sueca Mari Jungstedt, titulado "Nadie lo ha visto". Se trata del primer volumen de una serie de novelas policíacas protagonizadas por el detective Anders Knutas y el periodista Johan Berg, siempre con el idílico paisaje de la isla de Gotland como fondo literario.

Ya sabéis por anteriores entradas que la editorial hizo un concurso sobre dicha obra antes de sacarla al mercado y los lectores-presentadores del evento fuimos los ganadores de dicho concurso. Gracias a ello hemos pasado dos días muy interesantes en compañía de la autora, los miembros de la editorial y todos los que han hecho posible esta iniciativa tan curiosa.

El lunes hicimos una pequeña reunión en un coqueto hotel del barrio de Salamanca en Madrid, para conocer a la autora y organizar un poco la presentación del día siguiente. Estábamos los cinco ganadores del concurso, la periodista Eva Orúe, encargada de moderar el debate que se generaría, Laura Russo, del departamento de prensa de Maeva y como no, la autora. Nos llevamos una agradable sorpresa ya que la escritora domina perfectamente el castellano, hablándolo muy correctamente y entendiéndonos casi a la perfección, por lo que fue mucho más fácil todo el proceso. Lo pasamos genial con las anécdotas de Mari, una mujer muy agradable, simpática y vitalista, que derrocha entusiasmo por los cuatro costados contagiándonos su optimismo y sus ganas de vivir.

Al día siguiente quedamos ya en la librería Tierra de Fuego (os la recomiendo para el que no la conozca, es bastante interesante), para el evento en sí. Reconozco que iba un poco nervioso, no lo voy a negar, pero con el devenir de la presentación fui relajándome y disfruté un montón al vivir desde dentro una presentación literaria.

Nos sentamos de cara al público los ganadores del concurso y la moderadora del debate, con la autora entre los asistentes, en primera fila. Todas las sillas preparadas para la ocasión estaban ocupadas y mucha gente se tuvo que quedar de pie para asistir a la presentación. Fue un completo éxito que contó incluso con la asistencia al acto del embajador sueco.

Cada uno hizo una pequeña presentación de la obra según la reseña que habíamos enviado al concurso y a continuación la periodista iba dando y repartiendo juego, haciéndonos preguntas relacionadas con el tema. Más tarde la autora se sentó entre nosotros para contestar a nuestras preguntas y a las llegadas desde el público asistente.

Los minutos pasaron volando y nos divertimos muchísimo. Fue un acto muy ameno en el que disfrutamos del buen hacer de Eva Orué como conductora de la presentación y de la maravillosa presencia de Mari Jungstedt, arrolladora y entrañable a la vez, que llenaba el escenario con su vitalidad y esa risa contagiosa que animaba aún más el acto. Conocimos sus inquietudes, sus comienzos como novelista, su relación con la isla de Gotland y algunos detalles que no voy a revelar aquí sobre el intríngulis de la novela.

Nos contó también como sus obras están siendo adaptadas a la televisión, contando entre sus intérpretes, como nota curiosa, con la actriz sueca Inger Nilsson. Dicho así seguro que no os suena, pero todo cambia si os digo que muchos hemos crecido con sus aventuras, cuando encarnaba a la inefable Pippi Lanstrumpf, más conocida en España como Pippi Calzaslargas...

Al final del evento también tuvo unas palabras la editora de Maeva, Maite Cuadros, detallando un poco a la concurrencia el largo proceso desde que contactaron con Mari Jungestd hasta que su obra ha visto la luz en las librerías españolas. Esperan poder sacar su segunda novela antes de fin de año y cosechar un gran éxito como con otros autores nórdicos con los que llevan tiempo trabajando.

Para finalizar el acto sirvieron unos canapés que degustamos entre todos los asistentes mientras seguíamos charlando de manera muy informal entre todos los que allí nos encontrábamos. Disfruté una barbaridad de todo el proceso y fue genial verlo desde ese lado, como presentador del acto, trabajando mano a mano con la autora y la gente de Maeva.

Quería terminar esta entrada agradeciendo efusivamente a todos los que han hecho posible esta presentación, permitiéndome, además, participar en ella: a la editorial Maeva, empezando por su departamento de prensa y terminando por su editora; a Eva Orué, por su genial desempeño a la hora de moderar el coloquio; a Mari Jungstedt, por supuesto, ya que sin su presencia nada de esto hubiera tenido lugar; a la librería Tierra de Fuego, por prestarse para el acto; al resto de lectores-presentadores que participaron conmigo, porque aprendimos mucho todos juntos. Y a todos los asistentes al acto, entre ellos a los amigos que me acompañaron para insuflarme ánimos. Gracias a todos.

26 comentarios:

Federico Axat dijo...

Hola Armando!
Hace tiempo que sigo tu blog y te felicito por el entusiasmo y el tratamiento de las entradas. Se advierte la dedicación y leerlas resulta un placer. Te comento que incluso me he aventurado en los enigmas de tu página (hace ya unos meses), aunque he podido resolver sólo el del ancho del rio (Soy Argentino y mi conocimiento de vuestro país no alcanza para el de las esculturas).
He llegado a tu blog tangencialmente, a través de dos amigos compañeros de agencia que te tienen enlazado, Elizabet y Teo.
Bueno Armando, sólo eso, quería hacerme ver para felicitarte por tu empuje y la calidad de las entradas.

Felicitaciones por la presentación!

Saludos,

Armando Rodera dijo...

Encantado de saludarte, Federico. Es un placer conocer a un seguidor de mi blog desde un país tan querido para nosotros, tan próximo y a la vez tan lejano en la distancia. Espero poder visitarlo algún día, es uno de mis sueños viajeros.

Me complace saber que has resuelto uno de los enigmas, aunque imagino que los otros son más difíciles para alguien de fuera. Me alegra saber que me has conocido a través de los blogs de Teo y Elisabet, compañeros a los que tengo que agradecerles un montón el haberme puesto en la senda correcta dentro de este mundillo.

Muchas gracias por tus palabras y espero poder verte por aquí más a menudo.

Un saludo.

B. Miosi dijo...

Hola Armando, gracias por contarnos el par de días envidiables que tuviste al lado de una escritora consagrada, ¡qué maravilla! poder compartir tertulias con la fama, "oler" desde el otro lado el mundo editorial, y soñar que todo en la vida es posible, ¡Ah! cómo me hubiera gustado estar presente, también lo hubiera disfrutado mucho.

Te felicito por el premio que originó tu participación, y por el optimismo que demuestras en cada una de tus entradas, escritas en un lenguaje claro, preciso y de muy buena redacción.

Un abrazo,
Blanca

Armando Rodera dijo...

Gracias a ti, Blanca, por tus bellas palabras. La verdad es que ha sido una experiencia maravillosa pasar estas dos tardes con gente tan interesante y poder ver desde dentro como funciona el mundillo editorial.

Seguro que te hubiera encantado asistir, fue muy divertido y lo pasamos genial. Y para ser mi primera experiencia literaria creo que no lo hice del todo mal, una vez se me pasaron los nervios todo fue mucho más fácil.

Sabes que agradezco tus palabras y si algún día mi sueño se cumple habrá sido en parte por los buenos consejos que me diste.

Un abrazo y hasta pronto.

Anónimo dijo...

El acto fue estupendo, tal y como ha narrado Armando desbordando entusiasmo y él se desenvolvió como pez en el agua. No se le notaron nada esos nervios que dice que tenía.

Arwen_77

Anónimo dijo...

Hola Armando.
Me alegra leer tu entrada de hoy, entusiasta como a las que ya nos tienes acostumbrados.
Creo que estos primeros pasos hay que vivirlos como tú lo haces. con la ilusión que te mueve desde que empezaste en este mundo, pero también con los pies en la tierra del que sabe que queda mucho por recorrer.
Como ves por los comantarios de esta entrada, tu entusiasmo es reconocido y contagioso. Mantente en esa línea por que además así los que te apoyamos y creemos en tí, mantendremos la guardia alta para la llegada de ese día ( que llegará, seguro) .
Me lo pasé muy bien en el acto. Esos momentos son de los que luego se recuerdan con un "yo estuve allí" .
Un abrazo.JC

Martikka dijo...

Gracias por contarnos de ese acto y de tu experiencia. Entiendo tus nervios, pero supongo que éstos dejaron paso a lo interesante de la reunión con una autora que parece ser que va a despuntar fuerte ahora en España.
¡Un saludo!
Por cierto, me apunto su libro para próximas lecturas.

Armando Rodera dijo...

Gracias por tus palabras, Arwen_77. Es verdad que el acto estuvo muy bien y si tú como asistente no notaste mis nervios, igual es que lo hice mejor de lo que pensaba, je, je

Bienvenida al blog, espero verte por aquí a partir de ahora.

Saludos.

Armando Rodera dijo...

Gracias por tus buenas palabras, JC. Es cierto que voy dando poco a poco los pasitos que espero me lleven un buen día a cumplir mi sueño, pero como bien dices, tengo los pies en el suelo sabiendo lo difícil que es llegar a la meta.

Me alegra saber que a través de mis entradas podéis notar las ganas que le pongo, el entusiasmos que decis que evocan mis palabras. Yo me siento así, me gusta lo que hago y espero poder seguir relatando mis peripecias ante vosotros.

Sabes que te agradezco un montón tu presencia en el acto a mi lado, en mi primer evento literario. Para mi sois muy importantes las personas que me habéis apoyado desde un principio y te aseguro que eso no se olvida.

Un abrazo, amigo.

Armando Rodera dijo...

Gracias a vosotros, Martikka, por estar ahí, por leerme y por apoyarme con vuestros comentarios en el blog.

Efectivamente iba un poco nervioso al principio, eso de hablar en público no va demasiado conmigo, pero al final todo salió muy bien. Desde luego fue una experiencia gratificante pasar esas dos tardes en compañía de una autora muy famosa en su país, con 7 libros a sus espaldas y millones de lectores en toda Europa.

Un saludo.

Jesús F. dijo...

Hola Armando,

Acabo de llegar hace poquitos días a tu blog, y debo felicitarte por el premio y por haber vivido esa experiencia. En efecto, como ha comentado, experiencias omo la tuya anima a seguir bregando por llegar a conseguir nuestro sueño.Un saludo enorme

Armando Rodera dijo...

Bienvenido al blog, Jesús, siempre es un placer tener nuevos visitantes.

Ante todo muchas gracias por tus palabras. Ya he visto que acabas de inaugurar un blog propio y que te encuentras al comienzo de esta singular andadura que muchos nos hemos propuesto terminar. Seguro que con esfuerzo y trabajo verás poco a poco como tus sueños se van cumpliendo.

Un saludo.

Proyecto de Escritora dijo...

Te agradezco que nos hayas contado este acto (hay quienes no se verán en una igual nunca, jeje). Seguro que tu xperiencia te ayuda en tu camino para publicar y a lo mejor para escribir alguna nueva historia, quien sabe...
Besos!!

Armando Rodera dijo...

Gracias a ti, Elena, por pasarte por aquí. Nunca digas de este agua no beberé, te aseguro que yo hace unos meses nunca me hubiera imaginado verme en una situación semejante.

Ya veremos si esto me ayuda en mi andadura literaria o quizás me da alguna idea para una posible historia, el tiempo lo dirá...

Un beso y feliz fin de semana.

Lola Mariné dijo...

Armando,
me alegro de que lo pasases tan bien, se te nota el entusiasmo en el post, jeje...
Y los nervios, ya verás, dentro de 20 presentaciones más los tendrás dominados.
Un saludo.

Armando Rodera dijo...

Me resulta curioso que varios de vosotros me comentéis lo del entusiasmo, Lola. Debe ser que toda la adrenalina acumulada durante esos días la he soltado aquí con vosotros, je, je

Eso sí, espero no necesitar 20 presentaciones para que se me pasen los nervios. Aunque tú mejor que nadie debes saber, por tu profesión anterior, que eso de los nervios siempre están ahí en los estrenos y en el fondo son buenos para no confiarte.

Un saludo y feliz fin de semana.

Javier Pellicer dijo...

Una experiencia sin duda interesante, Armando,de esas que, además de disfrutar, se aprende.
Enhorabuena...

Anónimo dijo...

¡Hola!
Me alegro tantísimo de que hayas vivido ésto.. ¡Te lo mereces!

Un beso.
esther

LETRAWEB dijo...

Hola Armando:
Leyéndote me doy cuenta que el tiempo pasa muy rápido. Parece que fue ayer cuando vivías la incertidumbre y el nerviosismo de este evento y mira hoy, ya contándonos tan maravillosa experiencia.
Enhorabuena y gracias por compartirnos tus vivencias de tal forma que hasta parece que hubiéramos estado allí.

Abrazo!
Bye bye

Blas Malo Poyatos dijo...

Una experiencia estmulante, sin duda. Y es que hay que estar en el sitio adecuado y en el momento preciso.

Un saludo

Armando Rodera dijo...

Gracias por tus palabras, Javier. La verdad es que he disfrutado bastante con la experiencia, no lo voy a negar. Y he aprendido una barbaridad.

Un saludo.

Armando Rodera dijo...

Te hubiera encantado asistir, Esther, habrías disfrutado un montón. Y seguramente te hubieras dado cuenta de los nervios del novato, je, je

Gracias por tu apoyo. Un beso.

Armando Rodera dijo...

Es verdad, Letraweb, el tiempo pasa muy deprisa y casi no nos damos cuenta. Dentro de poco hará cinco meses que tengo este blog abierto y por el camino me han sucedido un montón de cosas, todas positivas.

Gracias a ti por dejar tu comentario. Me alegra saber que os ha gustado la crónica y si he conseguido trasladar a esta entrada la esencia de lo que allí vivimos me doy por satisfecho.

Un saludo.

Armando Rodera dijo...

Efectivamente, Blas, fue una experiencia de lo más enriquecedora. Nunca imaginé que por enviar una reseña sobre un libro inédito me vería en esa tesitura, pero desde luego que he quedado encantado con el devenir la iniciativa.

Un saludo.

Maribel dijo...

Pues, muchísimas felicidades, Armando, estoy segura de que lo hiciste fenomenal porque nos demuestras constantemente tu buen hacer con entradas como ésta.
Lo de los nervios es verdad que se dominan una vez estás metido en el ajo, es más todo el estado de ansiedad que acumulas antes que lo que de verdad pasa después, que solo es disfrutar y gozar de algo que te gusta. Es muy original este concurso y todo lo que narras. Qué buena manera de presentar un libro, un aplauso a la editorial, y por supuesto a la autora y a todos vosotros, los ganadores.

Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Gracias por tus palabras, Maribel. Tienes razón en que los nervios juegan malas pasadas, pero una vez superados y metidos en faena no hay quien nos pare, je, je.

Ha sido una experiencia original y gratificante de la que he disfrutado mucho y además me ha ayudado para conocer un poco mejor este mundillo, así que no me puedo quejar.

Gracias de nuevo por tu comentario. Un saludo.