miércoles, 29 de abril de 2009

UNA CHARLA ENTRE AMIGOS

Ya os comenté hace unos días que iba a asistir a la presentación de "1969", el nuevo libro de Jerónimo Tristante, publicado por la editorial Maeva. Y como fue una jornada especial para mí, quería haceros partícipes de la misma.

Gracias a la mediación de Laura Russo, integrante del departamento de prensa de Maeva, tuve el privilegio de poder hacer una entrevista cara a cara con el autor en persona. Debo agradecerle a Jerónimo Tristante la deferencia, ya que pudimos conversar amigablemente sobre lo divino y lo humano: como había enfocado la trama principal de la novela, el proceso de documentación, la dificultad de ambientar una novela de intriga en una ciudad como Murcia y que las grandes editoriales decidan que ese libro es "vendible" y otros muchos detalles que ya revelaré más adelante.

Me pareció una persona muy agradable, acostumbrado al trato cara a cara, no sólo en su faceta de escritor sino también en sus quehaceres diarios como profesor de secundaria. Alguien muy cercano, de contacto muy directo, con un humor sano y con el que olvidé en apenas unos segundos que era mi primera entrevista a un autor reconocido y además en vivo y en directo. Además, facilitándome de primera mano las inquietudes de un escritor con varios libros publicados a la hora de enfrentarse a un nuevo reto con consejos impagables para los que algún día quisiéramos estar en su lugar.

Como bien rezaba el título el evento en sí fue una charla entre amigos. Entre la editorial y los foreros de Ábrete Libro prepararon una presentación-quedada que era casi una reunión familiar: dos círculos concéntricos de sillas rodeaban al autor y al presentador del acto, el escritor Pedro de Paz, autor de "El documento Saldaña". Todos arropando a los dos escritores para hacer mucho más distendido el acto.

Pedro de Paz presentó la novela, hablando un poco de la trama, los personajes principales y los diferentes misterios que jalonan toda la obra, sin destripar nada importante aunque muchos de los asistentes ya habíamos leído el libro. De una forma amena y entretenida evocamos la época en la que está ambientada la novela, rememorando anécdotas surgidas en la lectura o incluso durante la escritura o documentación de la obra.

Después Jerónimo charló sobre su nuevo "retoño" literario y la presentación se convirtió, por si ya no lo era, en una charla informal. Los asistentes le preguntábamos sobre el libro, su obra o sobre detalles del proceso de escritura y preparación. Los chistes florecían, las anécdotas se sucedían y las carcajadas generales eran la nota común. El minutero corría a toda velocidad y nadie se daba cuenta, gracias a la intervención de todos los participantes.

Para sorprender al personal la gente de la editorial tuvo la feliz idea de hacer un guiño al autor rememorando una de las costumbres de Julio Alsina, protagonista de la obra. Según su creador, el personaje es un perdedor nato, un pobre policía alcohólico que ni siquiera se parece a los clásicos detectives apegados al bourbon; él se conforma con sus resacas de Licor 43. Y como homenaje todos los asistentes brindamos con un chupito de este licor tan dulzón, que quise entender traía recuerdos nostálgicos a algunos de los allí presentes.

Como colofón, entre canapés y vino de crianza, todos los asistentes nos fuimos juntando y reagrupando en grupos heterógeneos que cambiaban sin darnos cuenta: escritores, lectores, foreros, editores, agentes y personas relacionadas con el mundo editorial que charlaban amigablemente con un denominador común, nuestro amor por la literatura. Una ocasión especial en la que conocer gente metida en este mundo desde hace años y poder aprender de ellos, en un ambiente de camaradería donde todos hablábamos de igual a igual. Desde luego, una tarde estupenda en compañía de gente encantadora.

En definitiva, creo que me voy a acostumbrar a esto de los eventos literarios, porque en todos me lo he pasado en grande y he sacado varias cosas en claro sobre el mundo de la literatura. Una manera diferente de disfrutar de un rato agradable, aunque se nos hiciera tan corto. De todos modos los de la librería donde se desarrollo el acto tuvieron que aguantarnos un rato antes de echar el cierre, bastante por encima de su hora habitual. Sé de buena tinta que algunos de los asistentes y el autor terminaron la celebración cenando y brindando a la salud de Julio Alsina, pero eso mejor que lo cuente alguno de ellos...

16 comentarios:

Pedro de Paz dijo...

Gracias a ti por asistir, Armando. Fue un auténtico placer conocerte.

Nos vemos en las próximas.

Abrazos,
Pedro de Paz

Armando Rodera dijo...

El placer es mío, Pedro. Primero por conoceros en una ocasión tan especial, segundo por hacernos pasar una velada tan agradable y por último por visitar el blog y dejar tu comentario.

Por supuesto que nos veremos en las próximas.

Un abrazo.

Daniel DC dijo...

Que satisfacción me da saber que disfrutaste de la velada con nuestro colega Jerónimo Tristante.

Armando, lo bueno que estás haciendo al asistir a eventos organizados por editoriales en España, es que además de empaparte del mundo literario, te genera la confianza necesaria para seguir en el empuje hacia la consecución de tu sueño.

Te felicito de todo corazón y gracias por mantenernos al día con tus actividades literarias.

Un cordial abrazo,

Daniel DC

Armando Rodera dijo...

En eso tienes razón, Daniel, fue una tarde en la que todos disfrutamos una barbaridad.

Me estoy aficionando a esto de los eventos literarios, donde se conoce gente interesante y te permite ir adentrándote poco a poco en este mundillo.

Gracias a ti por pasarte. Un abrazo.

Lola Mariné dijo...

Parece que le estás cogiendo el gustillo a esto de los encuentros literarios.
La verdad es que se disfruta escuchando a los autores hablar de sus obras. Y si encima te dan un chupito...

Armando Rodera dijo...

Tienes razón, Lola, he tenido una racha interesante en las últimas semanas en cuanto a eventos se refiere.

Estuvo muy entretenido y además conoces gente interesante que lleva tiempo en este mundillo y como ya sabes, de todo se aprende...

Un saludo.

Maribel dijo...

Te veo muy puesto, Armando. Estás como pez en el agua en estos eventos, será que es lo tuyo... La verdad es que es una suerte poder asistir a encuentros literarios, siempre se aprende algo nuevo y sobre todo se disfruta. Me alegro por ti y alzo mi chupito con Licor 43 por que pronto puedas hacer una presentación de tu obra. Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Gracias por tus palabras, Maribel. La verdad es que le estoy cogiendo el gustillo a esto de las presentaciones literarias, pero lo que a mí me gustaría es ser el protagonista, je, je (aunque luego me muriera de vergüenza).

Brindemos por ello, sea con un buen vino de crianza, una copa de cava o ese divertido chupito de Licor 43.

Saludos y feliz fin de semana.

Martikka dijo...

Tienes mucha suerte de poder asistir a esos eventos. Aprendes y te introduces en el mundillo. ¿Quién te hubiera dicho hace meses que te encargarías de una entrevista así?
Más adelante...serán otros los que te entrevisten a tí!

Armando Rodera dijo...

Tienes razón, Martikka, si alguien me dice el verano pasado todas las cosas que me están pasando últimamente, le hubiera tachado de loco.

Pero no me quejo, desde luego. Me lo paso bien, aprendo cosas, me voy introduciendo poco a poco en este mundo y si algún día llega el momento de que me tengan que entrevistar, igual estoy ya preparado y todo, je,je

Un saludo.

B. Miosi dijo...

Me han gustado las fotos, y te felicito por haber ingresado al mundo literario, por poder codearte con gente del medio, creo que es importante, adquieres experiencia, conocimiento, que te servirá cuando te llegue la oportunidad. ¡Una entrevista cara a cara con Jerónimo Tristante!, qué bien, Armando, tu curriculum está engordando y eso también cuenta.

Besos!

Armando Rodera dijo...

Paso tus felicitaciones, querida Blanca, a mi novia, que fue la fotógrafa oficial del evento, je,je.

Tienes mucha razón en que vas cogiendo experiencia, te codeas con gente que ya está metida en el mundillo, aprendes un montón y encima te lo pasas bien. Fue una satisfacción poder entrevistar cara a cara a Jerónimo, que aparte de un gran escritor, es una persona majísima.

Saludos.

LETRAWEB dijo...

Pues cuánto vuelvo a alegrarme Armando, este año marcha muy bien. Las charlas te nutren y más aún, refuerzan los lazos de amistad.
Enhorabuena por todos los gratos momentos que este mundo literario te está aportando.
Gracias por compartirnos tus experiencias.

Saludos desde el Caribe!
Bye bye

Armando Rodera dijo...

Muchas gracias por tus bellas palabras, Letraweb.

Tienes razón en que son gratos momentos y por supuesto me encanta compartir estas experiencias con vosotros.

Un saludo.

Blas Malo Poyatos dijo...

Una agradable entrevista, Armando. Has dado un paso más.

He visto un mensaje tuyo en mi Blog. Puedes escribirme un privado a:

blasmalo@yahoo.es

Ando muy liado. Parece que con Maeva tu relación se afianza por momentos. ¡Suerte!

Un saludo

Armando Rodera dijo...

Pues sí, Blas, la entrevista y todo lo relacionado con dicho evento estuvo genial.

Fue una tarde muy aprovechada y desde luego que estoy encantado en que Maeva me invite a estos actos y me permita hacer entrevistas y demás.

Te escribo después al privado y te comento. Gracias por pasarte.

Saludos.