lunes, 11 de mayo de 2009

UNA SORPRESA INESPERADA

Quería haber escrito esta entrada el mismo día que me ocurrió lo que voy a contaros, pero entre algún problemilla técnico y que he estado fuera de Madrid por temas familiares, no he podido hacerlo hasta hoy. Es algo bueno, eso os lo adelanto ya, así que no voy a andarme demasiado por las ramas.

En una tarde cualquiera de primavera, con un sol radiante entrando de lleno por mi ventana, suena de repente el escandaloso portero de mi casa. Miré el reloj y me sorprendió, eran las 19.30 horas. Imaginé que era alguno de los niños de los portales aledaños, que siempre juegan en las zonas comunes de la finca y a veces llaman a sus amiguitos. Pero no, ni mucho menos. Iba a preguntar de forma desganada cuando al coger el soporte del video-portero, veo de perfil a un señor que me sonaba vagamente de algo.

- ¿Armando Rodera? - pregunta una voz desconocida para mí.
- Sí, soy yo. ¿Quién es? - dije sin saber lo que me esperaba.
- Buenas tardes, le traigo unas "Atmósferas"...

Al instante mi cerebro reblandecido por la solanera cae en la cuenta que Atmósferas es el título del libro de Relatos Solidarios del que llevamos hablando varios meses. Sí, ese mismo. El que la Asociación Marqués de Bradomín - Escritores en Red lleva tiempo moviendo y en el que más de 100 personas hemos colaborado con un relato para formar un maravilloso libro que iba a ver la luz en estas fechas. Nos habían dicho que se enviarían por correo postal y no eran horas. Además, Correos no suele trabajar de ese modo, así que me escamé. No me dio tiempo a pensar mucho más, ya que el supuesto "mensajero" no tardó nada en cubrir los escasos dos pisos que le separaban de mi puerta.

Abro la misma y me asomó al rellano, más por curiosidad que otra cosa. Llega el ascensor a la planta y sale de él un hombre bien vestido, alto, de buena planta y sonrisa amable. Ni siquiera después de mis elucubraciones pude reaccionar a tiempo, idiota de mí.

- ¿Armando Rodera? - vuelve a preguntar el desconocido que cada vez me sonaba más.
- Sí, sí, soy yo - contesté más ansioso que antes.
- Hola, ¿qué tal? - El visitante me tiende la mano, que estrecha con firmeza -. Soy Javier Ribas.

La cara de pánfilo que se me tuvo que quedar fue de campeonato. ¿Cómo me iba a esperar aquello? El mismísimo Javier Ribas, "alma mater" de este maravilloso proyecto, estaba en la puerta de mi casa. No daba crédito a mis ojos y oídos.

Charlamos brevemente ahí mismo, todavía con la sorpresa reflejada en mi rostro. Le pregunté, ya que hubiera jurado que él vivía en Palencia. Me lo confirmó, que estaba en Madrid por motivos de trabajo y que cómo le pillaba de paso, quería darse el placer de sorprender a un incauto que en este caso resulté ser yo. Os aseguro que mereció la pena, aunque anduve torpe y no reaccioné debidamente.

Le pregunté sobre posibles actos a celebrar en Madrid sobre el particular y me comentó que esperaba tener en breve buenas nuevas. Poco más dio tiempo en esos escasos minutos, mientras me entregaba en mano los primeros ejemplares de nuestro pequeño retoño literario. Los cogí con cuidado y me despedí de él, todavía sin creérmelo del todo. Al cerrar la puerta quise darme golpes contra la pared por reaccionar de ese modo y me asomé por la ventana, viéndole salir del portal y encaminarse hacia su coche. Pero ya no se podía arreglar.

Al tener ya el fruto del hermoso esfuerzo de tanta gente entre mis dedos, no pude por más que sonreír. Nunca me hubiera esperado que mi primer texto publicado en papel llegara a mi poder de una forma tan curiosa. Pero os aseguro que merece la pena. Estoy encantado de haber participado en esta iniciativa y es una maravilla ver mi nombre y mi relato entre el tantos grandes escritores con los que he compartido algo más que un espacio en la blogosfera: Blanca, Lola, Martikka, Blas, Maribel, Teo y otros muchos que humildemente han contribuido con sus palabras para que el proyecto siguiera adelante.

Al día siguiente Javier Ribas mandó un mail a todos los participantes, contando brevemente su buena obra de la tarde anterior, cuando se presentó improvisadamente como un Rey Melchor de nuestros tiempos. Me sorprendió todavía más, ya que resultó que fui la primera persona, aparte de los organizadores, que tuvo en sus manos el preciado tesoro: nuestros maravillosos ejemplares de "Atmósferas. 100 relatos para el mundo".

Por cierto, la edición está cuidadísima y seguro que os va a encantar. Me ha tocado la primera portada, la de edición de coleccionista, y desde luego que las fotos no hacen justicia. Sólo cuando lo tengáis en vuestro poder me comprenderéis perfectamente.

Hasta aquí la pequeña crónica de una tarde también diferente, pero que siempre guardaré en mi memoria por todo lo que representa para un escritor novel. Gracias, Javier, fue todo un detalle. Gracias a todos los integrantes de esta fantástica iniciativa. Y gracias a ti, amigo lector, por pasar por aquí, espero haber conseguido arrancaros una pequeña sonrisa. Aunque nunca será como la que se instaló en mi cara aquella tarde al darme cuenta de lo que realmente había sucedido.

34 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero hombre, no le invitaste a Javier ni a un café???
Hay que ver
Me alegro de que tengas ya los ejemplares. Estoy deseando que caiga el mío en mis manos
JC

Armando Rodera dijo...

Tienes más razón que un santo, JC. Entre mi empanada mental y que Javier llevaba prisa por sus asuntos, el aparcamiento del coche y demás, pues casi no pudimos ni charlar un ratillo.

Espero poder resarcirle como es debido lo antes posible. Y sí, tu ejemplar ya está en una de mis estanterías, en breve te lo haré llegar.

Saludos.

Maribel dijo...

Jajajajaja, entonces ¿eras tú? No sé dónde lo leí, si fue en un correo de Javier o en una entrada que publicó en su blog, la cuestión es que conocía la historia, lo que no podía ni sospechar es que habías sido tú el "elegido". Si te sirve de consuelo yo hubiese reaccionado igual o peor, seguro que me quedo sin habla, jajajaja. Ya estoy deseando tener el libro en mis manos.
Un abrazo.

Martikka dijo...

¡Qué sorpresa que fueras tú! Pero esa empanada...¡hay qué ver! ¡Estabas durmiendo la siesta? :) En fin, creo que Javier lo comprenderá perfectamente.
¿A que hace ilusión ver tu primer ejemplar publicado en una antología? Yo tuve la suerte de ver mi primero hace muchos años, pero cuando recibo alguno todavía siento ese gusanillo por dentro de satisfacción.

Armando Rodera dijo...

Vaya, veo que es común a todos y os estáis echando unas risas a mi salud, ja, ja. Pues sí, Maribel, era yo el incauto. Efectivamente, mandó el otro día Javier un mail a toda la lista de distribución y lo contaba, sin decir el nombre. Bueno, ya lo he soltado yo, así que no pasa nada.

Pero bueno, tengo el libro en mi poder y la recompensa ha merecido la pena. Seguro que os encanta.

Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Era yo, sí, mea culpa, ja, ja!!! No estaba durmiendo la siesta, Martikka, pero entre el calor de ese día (más de 30 grados) y otras cosas que me rondaban la cabeza, la empanada cogió consistencia...

Espero que Javier sepa disculparme, ya no puedo dar marcha atrás. Sólo reiterarle mi agradecimiento, por hacerme partícipe de tan extraordinario trabajo, ha sido algo muy gratificante.

La ilusión fue enorme y el ver mi nombre y mi relato en letras de molde, impreso en un libro de verdad, será el recuerdo imborrable que me llevaré para siempre.

Saludos.

Daniel DC dijo...

Armando, que grata noticia nos acabas de dar.

Imagino la cara que pusiste cuando estuvo el señor Javier Rivas en tu apartamento entregándote los ejemplares de “Atmósferas”

Me gustó tu relato: La Sonrisa del Alma; Susan lo entendió todo cuando observó al niño (lo pude leer en el link que montaste y ya recibiste 76 votos. Felicitaciones)

Amigo, te puedes sentir satisfecho con tu esfuerzo; acaba de dar frutos.

Ese es el paso que te llevará a conseguir tu anhelado sueño.

Un cordial abrazo,

Daniel DC

Armando Rodera dijo...

Encantado de saludarte de nuevo, Daniel. Creo que todos vosotros os habéis imaginado la cara que puse al ver a Javier, je, je

Me alegra saber que te gustó mi relato, gracias a todos vosotros fue uno de los más votados en el período abierto para ello y eso me llena de orgullo. Y ahora, al verlo plasmado en papel te puedes imaginar la emoción que he sentido.

Estoy satisfecho con los resultados de los últimos meses, pero todavía me queda un pequeño saltito que dar. Espero que en un día cercano pueda también compartir ese último paso con todos vosotros, será signo de que mis sueños por fin se cumplen.

Un abrazo.

Lola Mariné dijo...

¡jajaja! Me habría encantado ver tu cara de sorpresa.
La verdad es que tuvo que ser muy fuerte, ademas de la emoción de recibir los libros, que te llegaran de manos del mismisimo hacedor del proyecto.
Disfrutalos, estoy deseando recibir los mios.
Besos.

Armando Rodera dijo...

Si lo llego a saber no lo cuento, ja, ja. Fuera de broma, Lola, me alegra saber que por lo menos habéis sonreido al contaros mis andanzas.

Fue muy ilusionante, por los motivos que dices: el ser mi primer texto publicado y que además llegara hasta mi casa el propio artífice de la idea, sabiendo que vive lejos de Madrid.

Os van a encantar, ya lo verás. Espero que os lleguen pronto y ojalá pudieramos juntarnos todos para celebrarlo.

Un beso.

Proyecto de Escritora dijo...

Sí que son bonitos, y claro ser parte del libro y haber contribuido, lo hará mas especial aún. Enhorabuena y a disfrutarlo!
Bess!!

Armando Rodera dijo...

Son preciosos, Elena y tenerlos en tus manos después de haber vivido durante tantos meses como se iba dando forma al proyecto los hace aún más especiales.

Gracias por tus palabras.

Saludos.

LETRAWEB dijo...

Enhorabuena Armando!

Fíjate que vendrán otras publicaciones, que de darán tanta o más emoción, pero te aseguro que esta primera nunca la olvidarás, pues quedará en ti como algo muy especial.
No te preocupes, los nervios nos hacen impredecibles, a mí me pasa igual, sufro esa especie de bloqueo.

Felicitaciones una vez más.
Precioso libro.
Bye

Cristina Puig dijo...

Seguro que nunca lo olvidarás, vaya historia!!. Mi enhorabuena por ese libro y también a todos los escritores que han participado en el. Bonita portada. Estoy deseando leerlo.

Felicidades!
Cristina Puig

Alicia dijo...

No hay mal que por bien no venga. Soy la causante del lio de los libros de coleccionista que recibiste. Mi intención fue buena y si esto me ha traido hasta aquí bienvenido sea.
Me ha encantado la descripción de la situación en la que te encontraste. Si me hubiese ocurrido a mí hubiera reaccionado parecido por lo especial de la situación. Creo que por si acaso voy a estar en casa mejor vestida y voy a hacer la limpieza por encima, ja,ja,ja. El escribir tiene un peligro si te atrapa, como es mi caso ya que a veces está todo manga por hombro.
Te deseo suerte en tus proyectos.
Saludos

Armando Rodera dijo...

Muchas gracias por tus palabras, Letraweb.

Creo que tienes razón, por muchos años que pasen me acordaré siempre de ese momento y más por como sucedió, je, je.

Es un libro precioso, casi tanto como la iniciativa que lo ha hecho posible.

Saludos.

Armando Rodera dijo...

Encantado de verte por aquí, Cristina. Desde luego que ha sido una historia rocambolesca, pero ha merecido la pena.

Gracias por tus palabras. Un saludo.

Armando Rodera dijo...

Bienvenida a mi blog, Alicia. Sé perfectamente que tu intención era la mejor y por eso te apoye en lo que decías en el blog de Javier Ribas.

Me alegra saber que te ha gustado mi pequeña historieta. Tienes razón en que al escribir hay veces que nos olvidamos de todo, que le vamos a hacer.

Gracias por tus buenos deseos. Paso a visitar también tu blog, que siempre viene bien conocer a otros enamorados de las letras.

Un saludo.

B. Miosi dijo...

!Ay Armando! ¡te pescaron in fraganti!, ja, ja, ya me imagino la cara que pusiste cuando te digo muy circunspecto: -Soy Javier Rivas.

Pero la sorpresa fue buena, al fin y al cabo tuviste el honor de ser el primero y de tener en tus manos los ejemplares, que se ven preciosos, te digo.

La próxima vez dile que "previa cita", ja, ja,

Besos,
Blanca

Armando Rodera dijo...

Pues sí, Blanca, me pillaron totalmente fuera de juego. No me esperaba para nada esa visita, pero desde luego que mereció la pena. De este modo pude ser el primero en disfrutar de este maravilloso libro.

Un beso.

Irene Malara dijo...

No había leído nunca sobre el proyecto pero me ha resultado genial la idea del libro.
Y que genial tu visita sorpresa. Es lindo ser parte de ese tipo de sorpresas que no te dejan tiempo para reaccionar. Besos, Irene.

Armando Rodera dijo...

Bienvenida a esta pequeña comunidad, Irene. Efectivamente ha sido un proyecto muy bonito que ha durado varios meses y el resultado no puede ser mejor.

La sorpresa también fue especial, no lo voy a negar. Todo lo relacionado con esta iniciativa ha merecido mucho la pena.

Gracias por pasarte por aquí.

Saludos.

Javier dijo...

Hola Armando, vuelvo hoy de viaje, como siempre por motivos de trabajo. Aunque esta vez no aproveché para hacer de Melchor. Creo que la circunstancia fue bonita, perdona el susto. Has descrito con perfección lo ocurrido y tus lectores se han reído contigo, no de tí. Sepas que hemos incluído tu post sobre este asunto en la web de Escritores en Red, en el apartado Difusión.
http://www.erabradomin.org/dif.html

Un abrazo y gracias por dejarme disfrutar tanto.

Blas Malo Poyatos dijo...

Qué suerte, ya lo tienes en tus manos. Estoy deseando que llegue esta semana.

Un saludo

Armando Rodera dijo...

Encantado de verte de nuevo por aquí, Javier. No tengo que perdonarte nada, para mí ha sido un honor que vinieras hasta mi casa a traerme los primeros libros recién sacados de la imprenta.

Y si los compañeros de este viaje se han reido con todo esta historia, pues eso que nos llevamos todos, un poquito de buen humor siempre viene bien.

Ya había visto en vuestra web que habiáis agregado mi post en la parte de difusión, muchísimas gracias.

Un fuerte abrazo y hasta pronto.

Armando Rodera dijo...

Ya verás como te gusta el libro, Blas. En cuanto lo tengas en las manos podrás comprobar el resultado del esfuerzo de tantas personas.

Saludos.

Arlette dijo...

Me hubiese gustado ver esa cara de sorpresa.
Saludos.

Armando Rodera dijo...

Pues sólo tienes que preguntarle a Javier por mi cara, Arlette, ja, ja.

Menos mal que las fotos de esta entrada son sólo de los libros, que si no...

Un saludo.

Ciudadano 88 dijo...

Buenas Armando, una gran sorpresa no?jeje. A mí aún no me ha llegado, aunque será interesante tener el libro en las manos después de estar desde el principio en esta iniciativa.
Además, en junio me dan un diploma en Madrid como finalista de un premio de poesía, junto con un ejemplar de la obra que recoge accesits y finalistas.
Hace algún tiempo que no me muevo por la blogosfera, y ahora vienen de nuevo tiempos de estudio 24h...
Enhorabuena por todo lo de Maeva y las tertulias literarias.
Un saludo.

Armando Rodera dijo...

Bienvenido de nuevo, Ciudadano 88. Efectivamente, fue una grata sorpresa y ya verás como te gusta el resultado cuando lo tengas en tu poder.

Felicidades por lo del premio de poesía. Y ya sabes, a clavar los codos para sacar los exámenes.

Gracias por tus palabras. Un saludo.

Ignacio Reiva dijo...

Felicitaciones, ha de haber sido todo un honor tener a Javier ahí. Un saludo desde Argentina.

Armando Rodera dijo...

Desde luego que fue un placer tener a Javier de "mensajero" especial, Ignacio.

Gracias por pasarte por aquí. Un saludo.

Alicia dijo...

Armando, paso de nuevo por aquí para comentarte que recibí nuestro ATMÓSFERAS. Te darías cuenta que participo de una red social La nieve-Foro de literatura y me gustaría que la visitases y leas mi primera impresión tras recibir el libro. Me lo debes ya que yo disfruté de la tuya.
Ya me comentarás.
Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Saludos de nuevo, Alicia. Me alegra saber que has recibido ya nuestro querido libro.

Por supuesto que visitaré vuestro foro para leer tus impresiones y participar en la medida que me sea posible.

Gracias de nuevo por tus palabras. Un abrazo.