sábado, 11 de julio de 2009

COMIENZA LA SEMANA NEGRA DE GIJÓN

Después de unos días en los que he estado bastante atareado con temas de trabajo y un poco distraído por otros asuntos personales, vuelvo de nuevo a escribir una entrada en este blog que tenía un poco abandonado. Aunque con este calor sofocante que reina en Madrid desde hace semanas, no sé yo si no se derretirán las letras del ordenador antes de acabar el post.

Hoy os quería hablar de la Semana Negra de Gijón. Seguro que muchos la conocéis o habéis oído hablar de ella. Esta edición transcurrirá entre el 10 y el 19 de Julio, junto a la Playa del Arbeyal, un marco magnífico para unas jornadas que no defraudarán a sus numerosos asistentes. Un festival que surgió hace ahora 20 años, intentando aunar los elementos literarios con los lúdicos, en una especie de fiesta cultural en la calle que no ha dejado de crecer y ganar adeptos.


Como su propio nombre indica, en principio estaba dedicada a la novela negra, aunque luego han ido añadiendo otros géneros como el fantástico, histórico o incluso comics y mangas. Unas jornadas donde se suceden presentaciones de libros, charlas, coloquios, ruedas de prensa, tertulias, actos solidarios, mercadillos, feria del libro, oferta gastronómica, conciertos, terrazas y cualquier otro elemento que se les ocurra a los organizadores de dicho certamen. Podéis visitar su web para ver el programa o cualquier otra información relacionada.

Este año me hubiera gustado asistir, pero finalmente me será imposible. Me han hablado tan bien de la Semana Negra que tenía muchas ganas de acudir, y de paso visitar la bella ciudad de Gijón. Y más sabiendo que entre los autores que van a participar en alguna de las actividades propuestas se encuentran algunos con los que he tratado en los últimos meses, ya sea en presentaciones, entrevistas o cualquier otro acto literario al que haya acudido. Por ejemplo, me vienen a la mente nombres como los de Jerónimo Tristante, Pedro de Paz, Carlos Salem o el jovencísimo Javier Ruescas, que nos demuestra su precocidad al estar ya invitado a un evento de estas características.

De forma casual llegó a mi conocimiento que, antes de partir para Asturias, muchos de los escritores relacionados de una u otra manera con esta cita ineludible del verano se reunían en Madrid para dar el pistoletazo de salida a esta gran fiesta. En esta ocasión la excusa fue un encuentro sobre la literatura de género en España y Latinoamérica, organizado por la Casa de América. Y como no podía ser de otro modo, hacia allí encaminé mis pasos.

Fue un acto totalmente informal, del mismo estilo de los que tienen lugar en la Semana Negra según nos contaron. En torno a un círculo se sentaron multitud de autores relacionados con el acto de Gijón, dispuestos a departir en un amigable coloquio mientras los espectadores nos arremolinábamos alrededor. Tuvo lugar en la magnífica terraza de la Casa de América, por lo que el numeroso público asistente pudo combatir el intenso calor reinante mientras escuchaba el debate con alguna bebida fresquita que llevarse al gaznate.

El organizador del certamen, Paco Ignacio Taibo, fue el encargado de abrir el fuego en ese círculo de amigos. Se fueron pasando el micrófono entre los autores, tanto españoles como venidos de numerosos países americanos: Fernando Marías, Ignacio del Valle, Carlos Salem, Raúl Argemí, Ignacio Padilla, Eduardo Monteverde y muchos otros fueron aportando su comentario al respecto, mientras algunos periodistas tomaban notas o los cámaras de televisión grababan el momento para la posteridad.

Se debatió sobre los orígenes de la novela negra, sobre la realidad actual de la novela histórica, sobre las campañas de marketing, sobre autores emblemáticos de otras épocas, sobre la crisis tanto económica a nivel global como en el sector del libro, sobre los editores, libreros y otras aportaciones que enriquecieron aún más el dinámico debate. Todos los participantes disfrutaban con las intervenciones de sus compañeros, y se veía el ambiente de camaradería que existía entre ellos. Esto ocurría a escasas horas de montarse todos juntos en el Tren Negro, tren especial que les llevaría desde Chamartín hasta el mismo Gijón, para inaugurar como es debido las jornadas de este año.

Un acto del que disfruté, pero que me dejó con la miel en los labios, viendo lo que me puedo perder en Gijón. Aproveché, eso sí, para charlar con escritores y editores a los que he tenido el placer de conocer en los últimos meses, por lo que la tarde fue bastante aprovechable. Este año no podrá ser, lo intentaré al siguiente, pero a todos a los que os podáis acercar os recomiendo encarecidamente que lo hagáis. Seguro que no os defrauda.

16 comentarios:

Maribel dijo...

Hola Armando, aunque estoy un poco alejada de la actividad normal del blog, trato de seguiros y ya he podido comprobar que eres un magnífico cronista de eventos literarios. La Semana Negra de Gijón tiene que ser digna de vivirla, ya me gustaría a mí también, pero será en otra ocasión. La suerte que tenéis los madrileños es que allí también hay muchas reuniones literarias, eventos de todo tipo y buenas oportunidades para conocer e incluso departir con escritores a los que lees y admiras. Gracias por estas aportaciones tan interesantes.
Ah, y te recomiendo una buena horchata para el calor, aquí tampoco hay quien lo aguante.
Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Encantado de saludarte de nuevo, Maribel. Ya sé que has estado muy liada últimamente, así que no te preocupes. Yo también he estado un poco desconectado los últimos días, aunque siempre prcouro leer vuestras entradas.

Gracias por tus palabras. Efectivamente, la Semana Negra debe ser algo especial, en otra ocasión podremos vivirla desde dentro. Aunque en Madrid no nos quejamos, siempre hay algún evento interesante al que acudir.

Soy más de granizado que de horchata, pero se agradece de todos modos en estos días tan calurosos. Por lo menos a ti te queda más cerquita la playa...

Un abrazo.

Lola Mariné dijo...

No te pierdes una ¿eh?
Lástima que no puedas ir.
Bueno, otra vez será.
Saludos.

Armando Rodera dijo...

Hombre, Lola, tanto como que no me pierdo una...

Pero bueno, yo intento acercarme a los eventos interesantes de los que tengo conocimiento y éste lo era. Lástima que no pueda ir a Gijón y más viendo el reportaje de Cuatro, que envidia me dan los que están allí.

http://www.cuatro.com/noticias/videos/tren-literatura-negra/20090711ctoultpro_12/

Un saludo.

ShopGirl dijo...

Como me gustaria estar en lugares asi!!

beso grande.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Armando, seguro que debe ser una semana muy enriquicedora. Gijón me pilla muy lejos, pero algún día caerá la visita.

¡Menos mal que has vuelto a escribir! Parece que el calor trae el decaimiento de blogueros y el cierre de sus Blogs. Me alegro que en tu caso no sea así.

¿Será cosa de la gripe A, o será cosa de la CIA? (total, ya puestos en la Semana Negra...)

Un ameno reportaje.Un saludo

Armando Rodera dijo...

A mí también me encantaría, ShopGirl!! Seguro que un año de estos podemos acercarnos...

Saludos.

Armando Rodera dijo...

Es verdad, Blas, a ti te pilla todavía más lejos que a mí, pero seguro que merece la pena.

Bueno, a mí me ha pillado un poco de todo: temas personales, el sofoco de este verano que reblandece el cerebro, etc. Pero tranquilo, que yo no cierro el blog. Por lo menos hasta que no llegue Agosto y me vaya a la playita...

Gracias por tus palabras. Un Saludo.

Alicia dijo...

La verdad es que me pilla cerca y aún no siendo la novela negra el genero que más me guste, después de leer tu presentación aunque sólo sea por el ambiente me ha entrado el gusanillo.
Me gustaría hacer una escapada el sábado pero tengo un asunto familiar que igual me lo impide.
Gijón me encanta. Situarme debajo del monumento de Chillida en lo alto y respirar me llena el alma y pasear por la playa de San Lorenzo, como por cualquier playa, me recarga las pilas.
Gracias por aceptar mi invitación de amigo virtual.
Pozik izan (Se feliz)

Armando Rodera dijo...

Hombre, Alicia, es cierto que a vosotros os pilla más cerca. Mirate el programa en la web y si te viene bien, puedes acercarte en algún momento del finde.

Yo no conozco mucho Gijón, sólo estuve una vez de paso hace más de 10 años, comer, dar un paseo lloviendo y poco más. Así que habrá que arreglar ese desaguisado lo antes posible.

Saludos.

B. Miosi dijo...

Armando, disfruto leyendo tus crónicas, tus comentarios de los eventos literarios, y de cómo los ves desde tu perspectiva, que es como nosotros los vemos, a través de tus ojos y oídos.

No dudo de la interesante charla acerca de temas tan ligados al mundo editorial, siempre hay alguna noticia, alguna novedad, o dicho en otras palabras, un mundo en el que el "chisme" da cierto picante a los encuentros. Me encantaría tener la oportunidad de asistir a estas tertulias y enterarme de los últimos secretos del editor fulano o de la agente sutana. Con seguridad tendrías un futuro asegurado en la columna de algún diario.

Un abrazo amigo, y hasta la próxima tertulia!

Blanca

Proyecto de Escritora dijo...

Cómo lo haces, que siempre acabas en estos coloquios?? bueno al menos has podido disfrutar un poco del acontecimiento.
No he estado en la semana negra, pero el año pasado conocí Gijón y me encantó asi que imagino lo que es que se celebre allí algo relacionado con los libros. A ver si para el año que viene tienes suerte y puedes ir.
Besos!!

Armando Rodera dijo...

Me alegra verte de nuevo por aqui, querida Blanca. Espero que se solucione lo antes posible el tema del papeleo y podamos verte pronto por España.

Saber que disfrutais con mis crónicas y comentarios me llena de orgullo, espero seguir haciéndolo en el futuro.

En cuanto al coloquio, efectivamente estuvo muy interesante. De chismes y rumores no te puedo contar, tampoco hoy nada por el estilo. Pero seguro que esa noche, en la celebración que tuvo lugar después y que sé de buena tinta que se alargó hasta la madrugada, algún comentario jugoso saltaría a la palestra.

Bueno, pues mientras sigo aprendiendo, escribiendo y corrigiendo mis novelas, no me importaría que me contrataran de algún medio como tú dices, je, je. Aunque ya sabes que lo que yo quiero es publicar mis obras y lucharé por conseguirlo.

Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Bueno, Elena, uno que intenta enterarse de estas cosillas, je, je... Y te aseguro que las redes sociales son una buena forma de enterarse.

Pues nada, habrá que ir pensando en la Semana Negra del año que viene. Entre lo bonito de la ciudad y la buena pinta que tiene el evento, es casi parada obligatoria.

Besos.

Alicia dijo...

Ya terminó. Gracias Armando por esta información tuya que ha hecho que no apareciera por Gijón demasiado despistada.
Besarkadatxu bat

Armando Rodera dijo...

Ya veo que aprovechaste muy bien las recomendaciones, Alicia. ¡Qué envidia! Luego me paso por tu página más tranquilamente.

Saludos.