lunes, 14 de septiembre de 2009

EL COLOR DE LA MALDAD

Tendréis que disculparme por haber tenido el blog un poco abandonado en estos últimos días, pero ha sido por dos poderosas razones. Una, el trajín habitual en mi trabajo los días inmediatamente siguientes a la vuelta de las vacaciones de verano, como en los últimos años. Y otra, más interesante, la férrea disciplina que me he marcado en las últimas semanas para avanzar en las últimas correcciones de mi segunda novela.

Y como recompensa a vuestra fidelidad, os traigo en rigurosa exclusiva, (a excepción de las escasas cinco o seis personas, entre amigos y familiares, que han leído mi novela), el título de mi nueva obra y un adelanto de su trama. Efectivamente, como ya habréis adivinado muchos, la novela se llamará "El color de la maldad".

Me costó incluso más que con la primera llegar a encontrar un nombre apropiado. Al principio no me convenció el elegido, aunque el nombre se hubiera alzado como ganador en la terna de aspirantes con los que le enfrenté. Pero con el paso de los meses ese título ha ido calando en mí y ahora estoy mucho más satisfecho con él, y tiene más que ver con el intríngulis de la historia.

Se trata de una novela de género policiaco, narrada en forma de thriller para aumentar el interés. En ella un imaginativo asesino en serie trae en jaque a los Cuerpos de Seguridad del Estado español, dejando un reguero de crímenes por todo el país. La Policía Judicial, en una operación conjunta con la UCO de la Guardia Civil, tendrá que poner todo su empeño para desentrañar los diferentes retos que les plantea el psicópata, antes de que consiga ultimar su maléfico plan.

Una trama que me ha tenido muy ocupado durante los últimos meses. La novela la escribí el año pasado, pero no ha sido hasta el 2009 cuando la he retomado con otros ánimos, con mucha más experiencia en mi bagaje, y con el nuevo punto de vista que le acompaña a uno cuando se ha alejado de su retoño por un tiempo. El resultado me ha dejado muy satisfecho.

Es una novela de 130.000 palabras, escrita en tercera persona, pero de diferente modo al que había planeado en un principio. Como "El enigma de los vencidos" está contado en primera persona, quise cambiar en esta ocasión y utilizar la tercera persona, en forma de narrador omnisciente. Pero gracias a la inestimable ayuda y a los sabios consejos de algunos amigos, vi que el planteamiento alcanzado no era del todo correcto. Y entonces llegó la transformación, dotando a la trama de una nueva perspectiva.

Cambié el narrador, contando la historia desde una perspectiva múltiple. Es decir, seguí escribiendo en tercera persona, pero la novela se desarrollaría desde el punto de vista de los diferentes personajes de la misma. Sobre todo fijándonos en los cuatro protagonistas principales, aunque también tendrían sus quince minutos de fama otros secundarios del plantel.

De este modo he conseguido plasmar en el papel lo que realmente quería trasladar al posible lector de esta novela. Y creo que el sublime esfuerzo ha merecido la pena. Sólo me quedan unos pequeños retoques que espero finiquitar en unos días. A partir de entonces prepararé una pequeña presentación y una sinopsis para enviarlas a las agencias editoriales, junto a la obra en sí cuando sea solicitada. Después de eso, ya sabéis cómo funciona este mundillo, sólo me quedará esperar.

Como postre os dejo también unas fotografías reales de los escenarios naturales donde se desarrollan los primeros capítulos de esta historia ficticia. Espero que os gusten...




















37 comentarios:

Federico Axat dijo...

En cuanto leí el título de la entrada, olí que podía tratarse del título de tu nueva obra. A priori, seduce. Quizás cuando la tengas terminada e inicies el envío a editoriales, puedas colgar uno o dos capítulos para que podamos asomarnos un poco a esa trama que nos cuentas.

Suerte en lo que viene y felicitaciones por el logro!

mrcrazy dijo...

Pues haber si alguien se da por aludido que estamos deseando leerla

Xavier Borrell

Anónimo dijo...

No hay que disculparse, amigo. Los blogs están para contar cosas cuando uno quiere. Los que sabíamos que estabas enfrascado en la corrección de estilo de tu novela sabíamos que el "abandono" del mismo era debido a ello.
Los que hemos leído el germen de la novela y hemos disfrutado ya de esos pasajes que mucha gente está deseando devorar ya, te debemos felicitar por tu empeño y tesón, ya que no es nada fácil y requiere, como dices, una disciplina que tú has tenido.
Espero poder pronto comprobar ese pulido que le has hecho al "Color" .
Me imagino que ahora tus esfuerzos serán el "marketing" de la novela pero también el encontrar el estado de tranquilidad suficiente para empezar esa tercera novela de la que seguro tienes ya la semilla bien enraizada en tu cabeza.
Un abrazo, amigo.JC

Proyecto de Escritora dijo...

Pinta bien, Armando, te felicito por esos cambios que a veces, no logramos ver, pero que en cuanto caemos en ellos, le dan a la historia un toque diferente que necesitaba. Desde luego uno se siente orgulloso cuando esto pasa.

Un beso!

Ciudadano 88 dijo...

Buenas Armando, aquí otro que lleva algún tiempo(bastante más) sin aparecer por aquí. Aún así sigo todas las entradas aunque no las comente.
Enhorabuena por ese esfuerzo de correción. Me gusta a priori el título.
Yo estoy escribiendo mi primera novela. Pronto pondré alguna entrada en el blog para contar algo sobre ella. Un saludo

Armando Rodera dijo...

Encantado de verte de nuevo por aquí, Federico. Me alegra saber que te gusta el título. Te aseguro que me costo encontrarlo!!!

Sobre lo que comentas lo iremos viendo según avance el tema. De momento voy a terminarla del todo y después a enviarla a diferentes sitios.

Gracias por tus palabras de ánimo. Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Tengo fe en mi obra, Xavier, y espero que con esta novela pueda irme abriendo un pequeño hueco en este difícil mundo.

Un saludo.

Armando Rodera dijo...

Muchas gracias por tus buenas palabras, Juan Carlos. Tú has estado cerca de todo el proceso y sabes el trabajo que cuesta llegar hasta aquí. Por eso estoy satisfecho del resultado.

Ahora queda esa labor de marketing, como bien dices, y luego empezar con la tercera novela. Muchas cosas por delante en este comienzo de temporada...

Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Bienvenido de nuevo al blog, Ciudadano 88. Es cierto que hacía tiempo que no sabíamos de ti, ya nos irás contando tus novedades.

Veo que el título no ha tenido mala aceptación, así que me doy por satisfecho. Espero que el resto de la obra tenga el mismo éxito.

Saludos.

Armando Rodera dijo...

Tienes razón, Elena, hasta que no nos abren los ojos no solemos caer en muchos detalles que pueden hacer zozobrar el trabajo de muchos meses. Afortunadamente, eso ya se ha solucionado y afronto con entusiasmo la nueva etapa que se abre ante mí.

Gracias por pasarte. Un saludo.

Lola Mariné dijo...

Animo y al ataque, que lo que cuentas tiene muy buena pinta.
Lo de los títulos es un misterio, en mi primera novela lo primero que tuve claro fue el título; a esta segunda ya se lo he cambiado tres veces, y sigue siendo provisional.
Por cierto, acabo de decidir ponerle tu nombre a uno de los personajes, jeje, le va que ni pintado (tambien es la tercera vez que se lo cambio).

Daniel DC dijo...

En una oportunidad te comenté que tu segunda historia me daba buena vibra; al leer la sinopsis, lo corroboré. El título es sugerente.

¿130,000 palabras? Qué dedicación Armando. Tu manuscrito transformado en libro, alcanzaría la 600 páginas.

Te deseo el mayor de los éxitos querido amigo.

Un cordial abrazo,

Daniel DC

Armando Rodera dijo...

Gracias por tus palabras, Lola. Tienes razón en que lo de los títulos es un misterio.

En mi primera obra lo tuve más claro, pero en esta me volví loco. Hice una lista de por lo menos veinte títulos y no me convencía ninguno. Al final elegí éste, sin estar seguro al 100%, pero con el paso del tiempo creo que es el más adecuado.

Bueno, bueno, ya me contarás eso del personaje con mi nombre, ja, ja. No es que sea un nombre muy usual, aunque yo conozco algunos...Y con lo de que le va que ni pintado miedo me da preguntar a qué te refieres, ja, ja

Un saludo.

Armando Rodera dijo...

Me he llevado una gran alegría con la buena aceptación del título y la sinopsis, querido Daniel. Esperemos que esta vez pueda adentrarme un poco más en el intrincado mundo editorial.

600 páginas dices? Creo que son muchas, no? Bueno, sólo te diré que el manuscrito ocupa 220 páginas de Word, a simple espacio, con letra Times New Roman 12. Pasar ese texto a libro impreso no sé realmente cuanto ocuparía, me has dejado sorprendido con esa cantidad.

Gracias por pasarte por aquí. De nuevo mis felicitaciones por el éxito que estás alcanzando.

Un abrazo.

Daniel DC dijo...

El tamaño estándar para las novelas en España, es 15.3 cm x 23 cm (6 x 9 en el mercado americano); su grosor dependerá del tipo de papel, fuente y montaje.

Mi novela tiene 17,900 palabras. Cuando la editorial hizo el montaje en el formato 5 x 8 (12.7 cm x 20.3 cm en España), minimizaron la fuente a 11 y dio como resultado lo que se esperaba: una novela corta de 96 páginas.

Sacando los cálculos de tu manuscrito y especulando que una editorial española lo decida sacar en el formato estándar (15.3 cm x 23 cm), sin mandarte a reducir la historia, la novela alcanzaría el promedio de 650 páginas.

Es bueno que tomes en cuenta esos datos querido amigo cuando te toque presentarla.

Un abrazo,

Daniel DC

Armando Rodera dijo...

Con esos cálculos me has dejado anonadado, Daniel. Me parece una barbaridad, creía que la novela estaría en torno a las 400 páginas.

Al leer la novela tampoco parece tan larga, en serio. Pero bueno, tú conoces este mundillo mejor que yo, así que habrá que tener en cuenta también estos factores, claro.

Gracias por el consejo. Saludos.

Daniel DC dijo...

Partiendo hipotéticamente de que una editorial española decida publicarte el manuscrito, los siguientes datos son de interés:

Para manuscritos, Times New Roman con fuente 12 está bien. El dolor de cabeza para las editoriales empieza cuando deben hacer el montaje.

Times New Roman genera problemas en imprenta, por eso ellos la sustituyen por otra fuente que se adapte al molde que tienen como corporación.

Es probable que te manden a corregir varias veces el manuscrito para ajustarlo a sus demandas. Su pongamos que no te manden a corregir nada y que en total, la historia tenga 130,000 palabras. A eso hay que añadir las portadas, dedicatoria, índice (si lo lleva), prefacio (si lo lleva), datos del autor (si lo lleva) y/o cualquier otra información que deseen incluir.

Estaríamos hablando de unas 131,300 palabras. Si a la hora de formatearlo, deciden reducir la fuente a 11, disminuirá considerablemente el numero de páginas. Si al final de cada capítulo no desean colocar una página en blanco, se reducirá el numero de páginas.

Con estos y manteniendo el tamaño estándar, estaríamos hablando entre unas 416 a 448 páginas.

Todo dependerá de las decisiones que tome la editorial.

Un abrazo,

Daniel DC

Armando Rodera dijo...

Desde luego, Daniel, con tus comentarios vamos a aprender un montón sobre el mundo editorial. Aunque mi manuscrito se encuentra todavía muy lejos de esa fase en la que los quebraderos de cabeza se deben al tamaño de letra o forma de edición. Tiempo al tiempo.

De momento voy a finalizar las correcciones, esta semana espero lograrlo, y después ya veremos. Aunque habrá que tener en cuenta todas esas consideraciones.

Gracias de nuevo. Un saludo.

B. Miosi dijo...

Por la sinopsis me da impresión de que es un libro interesante, el título es atractivo, ambiguo, como por ejemplo, La sombra del viento, por lo que me parece que tiene gancho. Espero de todo corazón que llegues a publicarla, y con respecto al grosor del libro, te diré que todo depende del tamaño. La búsqueda tiene 318 páginas, y el manuscrito Time New Roman 12, a un espacio tenía 166 páginas.

El legado tiene 411 páginas en un formato más grande y el manuscrito tenía 240.

Creo que depende del tamaño de la letra y de los márgenes. Te doy esos datos para que te hagas una idea cómo saldrá tu libro. (Tienes que ir visualizándolo, je, je)

Besos y éxito!

Blanca

Daniel DC dijo...

Si tienes un ejemplar de la novela El Legado (de Blanca), fíjate en el tamaño del libro, el tipo de papel, y la fuente empleada por la editorial. Se asemejará al tuyo.

Si revisas bien la novela de Blanca, comprobarás que redujeron la fuente a 11; de lo contrario, hubiese alcanzado las 600 páginas.

Me uno al comentario de nuestra querida amiga y colega: tienes que ir visualizando tu manuscrito transformado en libro.

Un abrazo,

Daniel DC

Armando Rodera dijo...

Me alegra saber que te gusta el título y la sinopsis, Blanca. Parece que me has leido el pensamiento, buscaba algo semejante a "La sombra del viento". Igual que no se puede ver si el viento tiene sombra, tampoco es algo tangible el color de la maldad.

Esa obra me marcó mucho y después de leerla fue cuando de verdad me picó el gusanillo y comencé yo a escribir. Creo que no desvelé el misterio, pero para los que estáis desde el comienzo de este blog, Blanca, quizás recordeis cuando os contaba como un escritor, tímido y casi asustado ante su primera comparecencia en la Feria del Libro, me firmaba un ejemplar de su novela sin esperar cola, en contraposición con el maremagnum que se montó la última vez que acudió a dicha Feria.

Ese escritor era Carlos Ruiz Zafón y la obra se trataba de "La sombra del viento". En las primeras entradas del blog comento esa anécdota e incluso colgué una foto de esa dedicatoria que significó tanto para mí en ese momento.

Volvamos al tema principal, que me voy por las ramas, je, je. Casualmente mi primera novela contaba con 165 páginas de Word que se quedaron en 145 después de la profunda reestructuración hecha hace unos meses. Y "El color de la maldad" comenzó con 242 páginas, que finalmente se quedaran en torno a las 220 páginas después de la revisión final. Así que me puedo hacer una idea de como serían cualquiera de los dos manuscritos transformados en libro, viendo el magnífico resultado de tus obras impresas en papel.

Iremos visualizándolo, claro que sí. De ese modo el sueño se convertirá en realidad antes de lo que imagino.

Muchas gracias por tus palabras, Blanca. Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Daniel, sí tengo un ejemplar de "El legado" en mi biblioteca y ya me gustó su apariencia nada más verlo, sin llegar a leer el contenido.

El formato del libro, la apariencia de la portada, la cuidada presentación, el relieve en el título, el gramaje del papel, etc. Ojalá pudiera algún libro mío verse bajo semejante forma, la editorial se esmeró mucho con el resultado.

Os haré caso y seguiré con las visualizaciones. Si uno mismo no confía en sus posibilidades y cree que su trabajo merece la pena, mejor no seguir con ello.

Gracias por pasarte de nuevo. Un abrazo.

Daniel DC dijo...

Por nada estimado amigo, siempre es un placer ayudarte.

Como no me iba a quedar tranquilo hasta solucionar el enigma, llamé a un amigo dueño de una imprenta y le pedí que me aclarara la cantidad de páginas para una novela en un formato 6 x 9, de 132,000 palabras, márgenes abiertos, fuente 11 y papel 50 natural.

Su respuesta fue parecida a la mía. Tu novela tendría aproximadamente 416 páginas.

Un abrazo,

Daniel DC

Alejandro Laurenza dijo...

Armando,

Espero que pronto tengas listos esos últimos retoques de tu novela, y que te vaya muy bien en la búsqueda de agencia! :-)

Saludos,
Alejandro.

Maribel dijo...

El color de la maldad es un buen título. ¿Tiene color la maldad? Me gusta, y la trama también tiene muy buena pinta, en el más puro estilo de thriller.
Te comprendo, Armando, el trabajo de revisión de un texto es arduo y desagradecido. Yo también estoy en ello, quizás dedique mi próxima entrada al tema.
Suerte y adelante con esa novela.
Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Bienvenido al blog, Alejandro. Y muchas gracias por tus palabras de ánimo. Ya os iré contando como evoluciona todo.

Saludos.

Armando Rodera dijo...

Me alegra saber que a ti también te gusta, Maribel. Efectivamente, ¿cuál es el verdadero color de la maldad? Has captado el concepto...

Tienes mucha razón, las correcciones son un trabajo duro y áspero, pero estrictamente necesario. Espero que tú también avances con las tuyas, ya nos contarás.

Saludos.

Alicia dijo...

Armando, tres dias sin pasar por aquí y casi no me queda sitio para poner nada. ¡Qé poder de convcatoria!
Creo que viendo la cantidad y calidad de comentarios y personas que me han precedido poco me queda que decir a mí. Bueno, me queda decirté que yo la compraré para mí y la regalaré por cumpleaños o en Navidades a mi gente.
El título me gusta.Se parece al de un microrelato que le he prometido a un amigo y que ando dándole vueltas para salir airosa. El título es "El sabor de las nubes".
Musutxu bat

Diario de un funcionario dijo...

Preciosas imágenes.
pásate por mi blog y compartimos inquietudes.
Me gusta lo que escribes.
http://diariodeunfuncionario.blogspot.com/

Armando Rodera dijo...

Tines razón, Alicia, esta entrada ha tenido una buena acogida y yo estoy encantado. Te agradezco tus palabras, por supuesto, aunque para que se pueda regalar el libro creo que todavía queda un tiempecito...

Me alegra saber que te gusta el título, Alicia. A mí también me gusta el de tu relato. Suena bien "El sabor de las nubes".

Saludos.

Armando Rodera dijo...

Bienvenido a este blog, Francisco. Muchas gracias por tus palabras. Voy a pasarme por tu blog con tranquilidad.

Saludos.

Alejandro Laurenza dijo...

Armando,

En realidad muchas veces pasé por aquí, pero creo que no había comentado todavía, :-).

Saludos,
Alejandro.

Alicia dijo...

Armando, el micro al que me refería ya está en el campamento base de La nieve. Es una respuesta a la pregunta que Aster, el editor de nuestra red, hace en uno de los microrelatos de su libro "Cuentos para esperar en los semáforos".En el verano leí el libro y le prometí que le daría la respuesta, ya que me la sabía. Cargo de más responsabilidad en mi trabajo ha impedido que le respondiéra antes. Pásate, creo que te gustará. El paisaje seguro que te resultará muy familiar.
Besarkadatxu bat

ShopGirl dijo...

Hermosas fotografias! esperamos pronto poder leer tu novela.

Beso grande.

Armando Rodera dijo...

Pues gracias por comentar, Alejandro. Espero que a partir de ahora podamos disfrutar de tus comentarios más a menudo.

Saludos.

Armando Rodera dijo...

He estado liado con las correcciones, Alicia, y no te había contestado como es debido. Afortunadamente ya he terminado con ellas, así que voy a pasarme más tranquilamente por la nieve.

Saludos.

Armando Rodera dijo...

Muchas gracias, Shipgirl!! Ojalá tengas razón y pueda cumplir ese sueño en un futuro no demasiado lejano.

Un saludo.