lunes, 12 de octubre de 2009

NUEVOS PROYECTOS

En este comienzo de otoño tan caluroso que estamos viviendo, con temperaturas que siguen rondando los 28 º, a uno le cuesta desperezarse del sopor veraniego y meterse de lleno en la nueva temporada. Aunque poco a poco lo voy consiguiendo.

De momento me he puesto, más o menos en serio, con la primera parte de mi tercera novela. Se trata de una obra de intriga, con ingredientes científicos que quiero documentar muy bien para no caer en errores que hagan poco creíble la trama. Y ese es uno de los mayores problemas que me estoy encontrando a la hora de ir avanzando con la historia.

Por otro lado, estuve muchos meses enfrascado con las correcciones de "El color de la maldad", narrada como ya os conté en tercera persona, pero desde el punto de vista de narrador múltiple, con la visión de cada uno de los personajes. Y al pasar a escribir los capítulos iniciales en primera persona me salen automatismos de la anterior forma de narrar, de los que me doy cuenta enseguida, pero que no me ayudan a coger el ritmo.

Además, el problema de documentación me plantea otro reto. En mi primera obra la trama se desarrollaba casi toda en Madrid, que aunque es mi ciudad tuve que investigar sobre muchos aspectos pasados y presentes que desconocía. Pero podía acercarme in situ a estudiar esos lugares, empaparme de su esencia, intentar descubrir lo que mis personajes podrían sentir en determinadas circunstancias de la trama.

La segunda novela trascurre por toda España, pero también con mayoría de escenarios que conozco o personajes cuya existencia está unida a la imaginería española. Y en esta tercera novela me he decidido por comenzar la trama en Estados Unidos, país que no conozco personalmente, aparte de darles a los protagonistas principales profesiones con las que no estoy familiarizado e involucrarlos en un entorno desconocido para mí. Esto supone un desafío y al principio no supe calibrar bien las dificultades, pero poco a poco creo que le voy cogiendo el tranquillo y conseguiré que salga adelante.

Por otro lado, como muchos de vosotros, estoy a la espera de noticias con respecto a mis anteriores obras. Sabéis que en estas semanas los editores y agentes están muy atareados con el LIBER y la Feria de Franckfort, así que sólo queda armarse de paciencia y esperar. Mientras, no hay que permanecer quieto, eso nunca. Los dedos deben seguir moviéndose en torno a las teclas, trabajando sin descanso. Creo que fue Stephen King el que dijo que quizás el talento abunde, pero sólo se conseguirá algo positivo trabajando muy duro. Y en eso estamos.

Y en este mes de octubre ya empiezan a surgir, como las famosas setas en el bosque, los eventos literarios. La semana que viene tendrá lugar en una población cercana a Madrid una pequeña Semana Negra en nuestra zona: Getafe Negro. Un festival de novela policíaca con un comisario de alto copete, el conocido escritor Lorenzo Silva. Podéis entrar en su web para echar un vistazo.

Espero poder acercarme a esta ciudad al sur de Madrid en esos días y poder disfrutar de alguna de las actividades programadas. Naturalmente, después intentaré hacer una pequeña crónica, ya me conocéis. Hasta entonces seguiremos investigando para mi nueva novela y escribiendo, poco a poco, hasta coger de nuevo el ritmo que me permita ver crecer fuerte y robusto a mi nuevo retoño literario.

24 comentarios:

Daniel DC dijo...

Hola Armando,

Me produce una enorme alegría saber que nada te detiene en la búsqueda del éxito. Te felicito por la iniciativa de tu tercera historia.

Documéntate muy bien y conversa con personas que trabajen en algo parecido a lo que tienes pensado para tus personajes.

Como anécdota de mi novela, te cuento que una vez me reuní con un especialista en armamentos de la segunda guerra mundial y salí de dudas sobre cómo perfora el proyectil de un rifle K98, en el cráneo de una víctima.

Deja reposar un par de meses los otros manuscritos; luego los revisas, a menos que te responda de una de las agencias o editoriales a las que hayas suministrado tus obras.

Un cordial abrazo,

Daniel DC

Deusvolt dijo...

Armando, creo que ambos andamos en situaciones parecidas. Esperando a ver qué camino deciden tomar agentes y editores cuando salgan del lío de las ferias y compromisos internacionales. Te deseo lo mejor para tu nuevo proyecto. Lo cierto es que a veces agobia un poco, porque tienes que documentarte muy bien sobre muchos aspectos. Yo también estoy rumiando algo pero no encuentro la información que desearía... De momento ando buescando por internet porque en las librerías y bibliotecas no hay nada de nada (es algo un poco técnico).
Necesito rodearme de información, empaparme de ella antes de empezar.
Te deseo mucha suerte.
SErgio.

Teo Palacios dijo...

Duro con ello, Armando. Duro, que los pasos, si se dan bien, terminan por llevarte a la meta.

Un abrazo.

Pam dijo...

Hola Armando!
No desfallezcas, eres la constancia personificada y creo que al final conseguirás tu propósito.... sólo es eso... cuestión de tiempo!!
Viví en USA un tiempo, y si necesitas alguna información.... me encantaría ayudarte.
Mucha suerte en tu nueva andadura... recuerda que eres un caballero de brillante pantalla y aguerrido ratón, con la palabra como estandarte, así que el castillo editorial no tardará en caer a tus pies ;)
Pam Benett.

Armando Rodera dijo...

Muchas gracias por tus palabras, Daniel. Efectivamente, yo he tomado la decisión de dedicarme a la escritura en serio y no cejaré en el empeño.

Eso haré, ya tengo localizada a una persona que me puede ayudar con la documentación científica, trabaja en un ambiente similar y creo que puedo aprender bastante.

Sobre las otras novelas, ya estuvieron reposando mucho tiempo y las revisé después. Ahora están en manos de agentes y editoriales, no puedo hacer mucho más de momento. Por ello he empezado un nuevo proyecto, así no estoy parado.

Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Tienes razón, Sergio. Sé que es una situación difícil, pero nosotros no podemos hacer mucho más. Y habrá que estar entretenidos mientras tanto, je, je

Y con lo de la documentación hay que ser exhaustivo. Sin esa información a veces nos sentimos perdidos y nos corta el proceso creativo. Espero que ambos podamos solucionar ese aspecto en breve.

Suerte a ti también, Sergio. Y gracias por tus palabras. Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Seguiremos trabajando duro, Teo, ya sabes como funciona este mundo. Pero tranquilo, que más tarde o más temprano veremos la luz al final del túnel.

Un saludo.

Armando Rodera dijo...

Bienvenida a este blog, Pam y muchísimas gracias por tus palabras.

Esperemos que tengas razón y pueda poco a poco ir cumpliendo mis sueños. De momento seguiremos trabajando y aprendiendo, que siempre es bueno.

Saludos.

Rafael Ayerbe dijo...

Muy buenas Armando,
Me alegra saber que estás empezando un tercer proyecto. Por lo que comentas tiene muy buena pinta. Me atraen ese tipo de novelas. Ya irás contando cómo va.
Enhorabuena por el trabajo duro de las correcciones de las otras dos. Esperemos que pronto tengas buenas noticias.

Ah, estudio 4º de Biología. Lo digo por si los tiros sobre lo de ciencias va por ahí, que sepas que si tienes alguna duda que otra, aquí estoy para lo que sea.

Un saludo!

Lola Mariné dijo...

Armando, te veo pletórico de energia.
Muy bien. Que no decaiga.
Tiene razón King: el éxito lo da el trabajo, trabajo, trabajo.

Maribel dijo...

Admiro tu capacidad de trabajo, Armando, nunca te rindes y eso es estupendo. Ya has comenzado tu tercera novela y estás a la espera de noticias de las otras dos. Creo que vas muy bien, por muy buen camino y que pronto nos darás una gran noticia. Ahora a trabajar toca. El trabajo de documentación es pesado pero muy necesario para que las historias fluyan bien y sean verosímiles, el lector es inteligente y no se le puede defraudar con un dato erróneo.
Suerte con todos tus planes.
Saludos.

Armando Rodera dijo...

Gracias por tus palabras, Rafael, espero que el duro trabajo tenga su recompensa. Ya os iré contando novedades al respecto.

En cuanto a la tercera novela, te agradezco muchísimo tu ofrecimiento de ayuda. No es que el tema vaya encaminado hacia la biología, pero tampoco demasiado lejos...Descuida, si hay algún concepto técnico que no entienda, ya sé donde acudir, je, je

Un saludo.

Armando Rodera dijo...

Efectivamente, Lola, tengo que aprovechar ahora que me veo con fuerzas, je, je. Que luego llega el bajón del otoño con la llegada del mal tiempo y mejor tener encauzados los temas.

Saludos.

Armando Rodera dijo...

Agradezco tus palabras, Maribel. Será que el trabajo que tengo delante me apasiona y por eso no desfallezco y sigo como una hormiguita. Me he trazado una meta y espero poder alcanzarla. Por mí no va a quedar, te lo aseguro. Sólo me falta tener un pelín de suerte y tocar la tecla adecuada...

Así que seguiré con la documentación y avanzando poco a poco con la escritura. Como bien dices los lectores no son nada tontos y las cazan al vuelo. Por eso hay que ser exhaustivo en el trabajo que se desarrolla.

Saludos.

Alicia dijo...

Armando, como ya te han dicho todo y no puedo sorprenderte simplemente decirte que compraremos los libros según los vayan editando.
De mientras disfrutaremos del camino con tus crónicas y comentarios y te acompañaremos hacia el éxito.
Besarkadatxu bat

B. Miosi dijo...

Me gusta verte con tan buen ánimo, Armando, una nueva novela es una ineyecciónde energía, ¡hay tanto por descubrir! Veamos qué tendencias nos depara la Feria de Frankfurt, y ojalá sea beneficioso para todos.

Un beso

Armando Rodera dijo...

Muchas gracias, Alicia, pero creo que queda todavía un tiempecito hasta que llegue ese día, je, je.

Eso sí, vuestra compañía y vuestros comentarios son fundamentales en este camino tan tortuoso. Sin vosotros este blog no tendría razón alguna.

Un saludo.

Armando Rodera dijo...

Tienes razón, Blanca, hay muchísimo que descubrir. Estoy bien de ánimo, y con muchas ideas en la cabeza. Por eso seguiré trabajando poco a poco, sacando nuevos proyectos a la carretera.

Y de la Feria de Francfort, ¿qué decir? Muchos esperamos que después de estas semanas se aclare algo el panorama. Habrá que armarse de paciencia, no nos queda otra.

Gracias por pasarte. Un saludo.

naTTs R dijo...

Entiendo muy bien a qué te refieres con los problemas de ambientación. Mi novela transcurre en dos lugares: Edimburgo y Londres. Y aunque he tenido la suerte de conocer uno de ellos, es imposible atrapar la esencia del lugar sin haber residido en él durante un tiempo razonable. Te sugiero que busques en guías de viajes para hacerte una idea general del lugar, y a continuación contactes con nativos o gente que haya pasado una temporada por allí. No se trata de sentirse como en la propia ciudad, a nivel de manejo de calles, etc; va más allá, hay que captar la esencia de una cultura diferente, y comprendo que la investigación es todo un reto.

Mucha suerte con los manuscritos que están en juego, y a ver si como dices se asienta el clima y podemos acostumbrarnos a la idea del otoño, que ya va siendo hora. ¿Verdad que tantos cambios distraen a la hora de escribir?

Saludos,

naTTs

Nelson dijo...

Ánimo con esos proyectos. Un escritor escribe. Como se dice en francés: c'est en forgeant que l'on dévient forgeron.

Armando Rodera dijo...

Tienes mucha razón, Natalia. Tengo ya echado el ojo a amigos que conocen un poco más los lugares que cito en los primeros capítulos, pero lo de la esencia del lugar es fundamental. Espero conseguirlo.

Hoy parece que de verdad ha entrado ya el otoño. Esperemos que como dices se asiente un poco todo y empecemos a ver algo de claridad al final del túnel.

Gracias por pasarte. Saludos.

Armando Rodera dijo...

Bienvenido al blog, Nelson. Eso es lo que tenemos que hacer: escribir. Todos los días, aunque sean sólo unas líneas.

Un saludo.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Armando, destilas optimismo y eso está bien. Estás como casi todos, con medios y posibilidades limitados y para obtener detalles sobre lugares o situaciones no hay más remedio que dedicar una buena parte del tiempo a la lectura y a la investigación, ¡para una parte tan fascinante como escribir!

Ánimo en tu tercera obra, y sí, a ver que pasa cuando todo el mundo vuelva de Frankfurt.

Un saludo

Armando Rodera dijo...

Encantado de verte de nuevo por aquí, Blas. Espero que hayas disfrutado de tu luna de miel!!! Ahora incluso podemos ver tu foto en el perfil, je, je

Si no tenemos nosotros fe y optimismo, mal lo llevamos. Es cierto que esta parte me está resultando un poco tediosa y me corta la inspiración. Tengo la novela más o menos en mente, pero hay que documentarse muy bien para no meter la pata. Y me acabo de dar cuenta que el tema principal de esta obra tiene más dificultades de las que me esperaba. Bueno, es un nuevo reto que espero solucionar con éxito.

Ah, la famosa Feria de Francfort!!! No sabemos lo que nos depara, pero mientras, ya sabemos: escribir, escribir y escribir.

Un saludo.