miércoles, 16 de diciembre de 2009

LA BELLA ITALIA (I)

Como lo prometido es deuda, en un día frío y desapacible como el de hoy en Madrid, donde incluso ha llegado a nevar muy de mañana, quiero volver la vista atrás sólo unos días para relataros brevemente nuestra "luna de miel". No, tranquilos, no nos hemos casado!! Simplemente nos hemos inscrito como pareja de hecho en el registro apropiado de Madrid. De este modo Arantza y yo damos un paso adelante en nuestra relación y además tenemos un papel legal que siempre viene bien ante determinadas circunstancias.

Decidimos entonces darnos el gustazo de celebrarlo realizando un viaje por Italia en este otoño tan cálido hasta hace pocas fechas. De hecho, allí hemos disfrutado de sol y buen tiempo durante casi todo el viaje, con temperaturas en torno a los 15-18º C, que no están nada mal.


Salimos de madrugada de casa, puesto que el vuelo partía a las 7 de la mañana de Barajas. Llegamos a Roma y desde allí nos encaminamos directamente a Florencia, cogiendo un tren de alta velocidad en la estación de Termini, que te deja en la ciudad toscana en hora y media. Un trayecto corto y apacible en un medio de locomoción que os recomiendo encarecidamente, pudiendo además disfrutar del paisaje. Salir de la capital italiana y poder contemplar como varía nuestra visión a través de los ventanales, hasta alcanzar la extensa gama de colores que caracteriza la campiña toscana, unido a la frondosidad de los bosques más importantes de Italia, nos alegró el día y nos hizo olvidarnos del madrugón.

Nos alojamos en un hotel muy confortable al lado del río Arno, dispuestos a disfrutar de cuatro días en aquella ciudad. Nada más dejar las maletas dimos un paseo hasta el centro histórico, divisando en lontananza el famoso Ponte Vecchio. Callejeando aparecimos en la zona más conocida y concurrida de Firenze, mientras caminábamos sobre adoquines con siglos de historia y nos quedábamos embobados ante tanta belleza.

Como al doblar una esquina y encontrarnos de bruces con la magnificencia de la Piazza de la Signoria, dominada por la esbelta silueta del Palazzo Vechio y acompañada por la profusión de estatuas que jalonan una plaza única en el mundo. Luego subimos por la calle donde están algunas de las tiendas más exclusivas de la ciudad, en un camino plagado durante todo el día por multitud de turistas y gente de todo tipo. No hay que andar más que unos metros para encontrarnos con otra maravilla arquitectónica que puede llegar a deslumbrar, literalmente, si tienes la suerte de verlo con luz del sol.

Quizás es una plaza muy pequeña para albergar algo tan grande y bello. La famosísima catedral, el Duomo de Florencia, flanqueado por los casi 90 metros del Campanile (os aseguro que subir sus 414 escalones a pie te dejan sin aliento, físico y emocional). Y enfrente el Baptisterio, con las hermosas puertas de bronce talladas por Ghiberti.


En esos días soleados disfrutamos como niños en una ciudad mágica, saboreando cada rincón de historia que nos salía a cada paso. Era como volver al Renacimiento mientras recorríamos extasiados las maravillas que se mostraban ante nosotros. Una mañana nos sumergimos en el arte reunido en las galerías de los Uffizi, donde pudimos contemplar cuadros famosísimos de Botticelli, Miguel Ángel o Rafael, o recrearnos en la belleza de su colección escultórica.

O cruzar el antiquísimo Ponte Vecchio, trufado de puestos de orfebres y joyeros, para pasar al otro lado de la ciudad y poder admirar el Palacio Pitti y los jardines del Boboli. Y que decir de poder degustar la rica comida italiana en una tratoria familiar donde te dispensan el mejor trato, después de haber contemplado en plenitud el icono de la ciudad y una de las mayores obras de arte de la historia: el David de Michelangelo, en su jaula de oro en la galería de la Academia.

Iglesias como Santa María Novella, la Santa Croce o San Lorenzo y su capilla de los Médici son otras joyas que no hay que perderse. Pero es que todo en esta ciudad te llama la atención y parece que el tiempo se ha detenido, por lo que los días se alargan a gusto del visitante. Una ciudad encantadora que hay que visitar por lo menos una vez en la vida. Podría estar horas contando cosas, pero tampoco quiero aburriros demasiado.

Y de Roma, ¿qué os voy a contar? Pues lo iré pensando tranquilamente y os lo cuento en una próxima entrada para no alargarme demasiado...

28 comentarios:

Lola Mariné dijo...

Felicidades por ese "parejeo de hecho" con luna de miel incluida, jajaja.
Italia es una maravilla, y en estos dias tan frios es agradable rememorar otros más soleados.
Saludos.

Armando Rodera dijo...

Muchas gracias, Lola. Es verdad, hemos celebrado nuestro "parejeo de hecho", como tú dices, disfrutando de unas ciudades maravillosas y con un tiempo estupendo. Y no ahora con estos fríos, je, je.

Un saludo.

Marta Abelló dijo...

Maravillosa Italia. Como creo que ya sabes, yo estuve en Venecia en fin de año pasado, en Florencia en agosto y la semana pasada en Roma. Estoy encantadísima y con ganas de volver otra vez, quizás Nápoles, quizás Milán, seguramente repetir Venecia pero en verano...(a 0º y con nieve es encantadora pero muyyy fría!)Sea como sea, las imágenes y las sensaciones de la bella Italia siempre las tendremos en el recuerdo.
Felicidades por vuestra unión.

Armando Rodera dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Marta. Sí, ya sé que tú también eres una enamorada de Italia, je, je. De Venecia no puedo hablar, porque no la conozco, aunque queda pendiente, por supuesto.

Pero Florencia y Roma son espectaculares y, por ejemplo, me gustan más que París. aunque sobre gustos los colores, ya sabes.

Gracias por tus palabras. Un abrazo.

Deusvolt dijo...

Pues nunca he estado en Italia, Armando, pero por lo que cuentas y lo que podido saber de otros amigos es una delicia. Gracias por esta bella entrada.
Os deseo una "feliz unión". Mis felicitaciones.
Papeles o no, ¡viva el amor!

Armando Rodera dijo...

No sabes lo que te pierdes, Deusvolt. Sinceramente, creo que es un país que hay que visitar. Y si se puede con tiempo, mucho mejor.

Gracias a ti por tus palabras. Y eso mismo digo yo, ¡qué viva el amor!

Un abrazo.

Alicia dijo...

Felicidades a ambos.

No es que piense que un papel vaya a cambiar sentimentalmente nada de lo que hay entre vosotros, pero como tú bien insinuas Armando, lo bien hecho mejor está. Yo con esas cuestiones de legalidades tambien soy muy cuidadosa. Os diré que mi pareja y yo, que el año pasado celebramos las bodas de plata, hicimos testamento para nombrar tutores y albacea de nuestros hijos hasta la mayoría de edad, por si en algún viaje nos pasaba algo a ambos no dar lugar a ambiguedades.

La crónica del viaje estupenda. Yo acabo de cerrar con Marsans el viaje de estudios de primero de bachillerato de mi centro. Serán nueve días en Italia. De ensueño.

Con respecto a vuestra relación os deseo felicidad y complicidad para los buenos momentos e inteligencia y paciencia para saber superar alguno más complicado que pueda surgir en el camino.

Zorionak bioi.

Maribel dijo...

¡Pues enhorabuena, Armando, por esa unión de hecho! Ahora comprendo por qué este viaje era tan especial, qué calladito te lo tenías, jeje.
Yo, como Deusvolt, tampoco he estado nunca en Italia, es mi destino pendiente, pero me empaparé tu viaje como si hubiese estado metida en tu maleta.
Larga vida a vuestra unión de hecho. Os deseo mucha felicidad.
Un abrazo a ambos.

Daniel DC dijo...

Felicidades mi estimado amigo; diste un paso importante en la unión familiar.

Italia es un país de ensueños y por la forma en que describes la travesía, dan ganas de visitarlo ya. Espero poder hacerlo algún día.

Un cordial abrazo,

Daniel DC

Cristina Puig dijo...

Buenos días Armando,

Que envidia sana me has dado con este post. Estuve hace unos años en Italia, y es una maravilla, todos los sitios que has mencionado los visité. Lo cierto es que para alguien que ha estudiado Arte como yo es "apoteósica" la sensación que sientes al visitarla, cada rincón respira arte. Espero que nos expliques un poco cómo fue en Roma, pues estuve también allí y creo que es uno de los lugares más bellos del mundo.
Gracias por compartir este viaje con nostros.
Felices Fiestas, un abrazo,
Cris

Armando Rodera dijo...

Muchas gracias, Alicia. Es verdad, nuestra relación no va a cambiar por un papel, pero para temas legales y/o administrativos siempre viene bien.

Seguro que vuestros alumnos y sus acompañantes lo pasarán genial en ese viaje por Italia, la ocasión lo merece.

Muchas gracias por tus buenos deseos. Un abrazo y Feliz Navidad!!

Armando Rodera dijo...

Por eso tenía que contarlo con calma, Maribel, je, je!!! Era una ocasión especial y el viaje ha sido maravilloso.

Tampoco conozco tantos países, pero para los que no habéis estado en Italia si puedo recomendarlo. Creo que merece mucho la pena, tiene montones de sitios por visitar.

Te agradezco tus palabras. Un abrazo, buen fin de semana y Feliz Navidad!!

Armando Rodera dijo...

Muchas gracias, Daniel. Desde luego, para nosotros es un paso importante y lo hemos dado convencidos de seguir afianzando nuestra relación.

Te digo lo mismo, seguro que disfrutarías mucho en Italia. Yo también tengo ganas de visitar América, pero habrá que dejarlo para un futuro espero que no demasiado lejano.

Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Gracias a ti por pasarte, Cristina. Tranquila, escribiré otra entrada sobre los días en Roma, donde seguimos disfrutando de tantas maravillas que es imposible enumerarlas todas.

Yo soy de ciencias, pero entiendo las sensaciones que se deben sentir al ver ante ti las joyas artísticas que has estudiado y admirado, recréandote en los ambientes donde vivían esos grandes maestros.

Un abrazo y Feliz Navidad!!!

B. Miosi dijo...

Querido Armando,

Qué buena idea eso de firmar como pareja de hecho, e irse de luna de miel, ¡maravilloso! Como siempre con tu manera de relatar haces como que una estuviera paseando por esas calles al lado de construcciones milenarias, y rodeados del calor mediterráneo,
por favor, dale mis saludos a Arantza, y ambos:
!Felicidades! un paso dado con firmeza.

Blanca

Armando Rodera dijo...

Pues sí, Blanca, estuvimos meditando sobre el tema y nos decidimos. Y claro, ya puestos, pues mucho mejor disfrutar de una luna de miel en toda regla.

Me alegra saber que con mis crónicas os transporto, aunque sea sólo un poquito, a esos sitios tan maravillosos que hemos visitado. No quise enrollarme demasiado, porque podría contaros un montón de detalles, pero tampoco es cuestión de aburrir al personal.

Te agradezco de corazón tus buenos deseos. Un abrazo y feliz fin de semana prenavideño.

Proyecto de Escritora dijo...

Enhorabuena!!
Me alegro que fuera un bonito viaje y romántico! mi viaje a Roma fue mucho mas caótico, jeje.
Que fotos tan bonitas y la crónica, como siempre muy interesante.
Besos y esperaré esa segunda parte.
:)

Besos!!

Armando Rodera dijo...

Muchas gracias, Elena. El viaje fue precioso, es cierto. Siento que el tuyo fuera un poco más caótico.

Ya os contaré sobre Roma en próximas entradas. Hoy toca abrigarnos, que menudo día ha salido.

Un saludo y Feliz Navidad!!

Jesús F. dijo...

Hola Armando,
La verdad es que ya tengo ganas de que llegue la primavera, que tenemos pensado mi novia y yo un viaje a la Toscaza, aprovechando que tenemos una boda allí. El caso es que me quedaré con ganas de más, pero así tendré excusa para volver pronto, Italia siempre ha sido un país que me ha llamado la atención, y el día que pueda ver en persona lo que hoy muestras en fotos lo disfrutaré a lo grande.
Y lo de “firmar el papel” me parece que también me toca para el año próximo, se acabó la soltería, je, je.
Un saludo.

Armando Rodera dijo...

¡La Toscana en primavera!! Aprovechalo, Jesús, que en esas fechas debe estar precioso.

Siempre he querido hacer un viaje con amigos por carretera, cruzando España, pasando por la costa azul francesa hasta llegar a la Toscana. Pero entre unas cosas y otras, nunca lo hemos hecho. Así que disfruta lo que puedas de aquella maravillosa zona. Y para ambientarte un poco, no sé si la habrás visto, te recomiendo la película "Bajo el sol de la Toscana", donde verás paisajes preciosos de toda Italia. Ah, y la protagonista es escritora!!

Y lo de firmar el papel tampoco es tan grave, je, je. Luego ya sabes, puedes celebrarlo a lo grande.

Un abrazo y Feliz Navidad!!

Maribel dijo...

Armando, paso a dejarte mi felicitación navideña y un gran abrazo.

Alicia dijo...

Armando una de las burbujitas de cava que me tome esta noche será a vuestra salud y mañana me tomare otra por vuestros sueños.

Un abrazo

Cita dijo...

anche io sono stata a firenze!!

me presento;
en busca de buenas letras, poesia y textos de pluma deseada he terminado aqui en tu blog, curiosamente este verano he estado por Italia de ruta visitando Florencia, Milán, Venecia, Pisa y Le Cinque Terre (se dice que no se puede pasar por Italia sin conocerlo y es totalmente cierto)
El caso es que obviamente al ver el titulo de este post no he tenido mas remedio que quedarme (adoro absolutamente todo lo que tiene que ver con Italia, y tambien adoro las letras...) como se suele decir "blanco y en botella" no???

Un saludo desde Madrid

PD: espero leer sobre tu aventura Romana

Buon Natale!

Armando Rodera dijo...

Muchísimas gracias, Maribel. Hemos pasado estos días en Vitoria y no había podido conectarme.

Espero que hayas disfrutado de una Feliz Navidad. Te deseo una feliz salida y entrada al 2010. Y que se cumplan todos tus deseos!!

Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Muchas gracias, Alicia. Como ya sabes, al final no hemos pasado estas fiestas por Bilbao, otra vez será.

Espero que hayan sido unas navidades estupendas. Y que el nuevo 2010 nos traiga un año cargado de sorpresas maravillosas.

Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Encantado de saludarte, Cita!! Me gusta dar la bienvenida a lectores nuevos de este blog y me alegro que te haya gustado la entrada.

Desde luego Italia es maravillosa y todo lo que digamos se queda corto. tendré que apuntarme para otra ocasión las visitas que mencionas. No te preocupes que en próximas entradas hablaré también de Roma.

Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo!!

Pam dijo...

Hola Armando:

Por fin el trabajo me ha permitido volver a conectarme y no podía dejar de visitar tu blog y saludarte. Pero sobretodo felicitarte por lo de haberte inscrito como pareja de hecho...ENHORABUENA!!!!!!!
En cuanto al viaje, curioso es el destino, creo que hemos estado en Roma en las mismas fechas, enámorándonos de Italia, tú con tu pareja y yo con la mía. Y puedo afirmar que el sol de invierno en Roma es más cálido que en ninguna parte, impregnando cada rincón de una luz única que, sospecho tú también has visto. No sé si te he contado alguna vez que estudié Filología Italiana y fue por un viaje de instituto que me hizo enamorarme de Italia.
Gracias por esa descripción de tu luna de miel, esperaré impaciente tu viaje a Roma.
Ah y no sé si sabes que hace pocos días han puesto en la tele "Bajo el sol de la Toscana" jejej. Te recomiendo otra película que también te va a gustar... "sólo tú" es antigua, de Robert D. Junior y Marisa Tomei pero te va a gustar.
Muchos besos a los dos.

Armando Rodera dijo...

Hola de nuevo, Pam, no había visto este comentario tuyo ya que me suelo fijar en las últimas entradas.

Es cierto que visitando Italia uno se enamora cada vez más de aquellas tierras. Quizás coincidimos en las fechas, puede ser, y en cuanto al tiempo nos hizo mejor en Florencia que en Roma, pero no nos quejaremos demasiado. Y sobre todo si nos fijamos con la que está cayendo ahora mismo en toda Europa.

En breve hablaré de los días en Roma, no te preocupes. En cuanto a las pelis, he de decirte que he visto varias veces las dos y me gustan muchísimo ambas.

Gracias por tus palabras. Ah, y Feliz Año Nuevo!

Un beso.