martes, 24 de febrero de 2009

JURADO POR UN DÍA

Ya os había hablado anteriormente de la iniciativa solidaria promovida por la Asociación de Escritores en Red, exactamente en la entrada titulada "La sonrisa del alma". Como recordaréis se trataba de un proyecto maravilloso dirigido por Javier Ribas, en el que está poniendo todo su empeño para que llegue a buen puerto.

Al principio solicitaron un breve relato a los escritores que tuvieran blog propio, para poder formar parte de un futuro libro que se publicaría con el esfuerzo de sus patrocinadores y cuyos beneficios se destinarían a una buena causa: el apadrinamiento de niños a través de la Fundación Vicente Ferrer.

La iniciativa se convirtió en una bola de nieve imparable y gracias al boca a boca de los numerosos blogs que nos hemos hecho eco del proyecto, ha seguido creciendo exponencialmente. Sus audaces conductores, no satisfechos con el éxito obtenido al contar ya con más de ochenta relatos participantes, quisieron darle una vuelta más de tuerca a tan fascinante idea. Podríamos seguir participando todos y de muy diversas maneras.

Para los escritores, ya que pueden seguir enviando relatos hasta el día 28 del presente mes. Para los dibujantes, fotógrafos, ilustradores o diseñadores web otro reto también interesante: crear una portada especial para tan digno acontecimiento. Y allá que se han lanzado diferentes autores, con resultados más que satisfactorios.

No contentos todavía con todo el trabajo realizado y por realizar, Javier Ribas y su compañero Santiago Solano han ideado algo más, válido para todo tipo de público y que seguro que más de uno siempre ha querido hacer: ser jurado por un día. Gracias a su esfuerzo han creado en la web unas opciones para votar por vuestros relatos o portadas preferidas, aunque no hayáis participado en el evento. En el siguiente enlace podéis encontrar el formulario de votaciones, la lista de los diferentes relatos con su número y autor, así como los votos acumulados por cada relato y la lista de personas que han votado: Votaciones.

Un trabajo agotador que aderezan incluso con gráficos sobre el particular, actualizándolo cada día. Desde luego es digna de elogio toda esta brillante iniciativa y el entusiasmo con el que cada día nos sorprenden sus inductores. Todos podemos ayudar con nuestro granito de arena, ya sea aportando escritos, portadas o simplemente votando por nuestros favoritos. Así que no dudéis en participar, es por una buena causa. Se puede votar hasta el 5 de Marzo.

Sé que han conseguido patrocinio para la publicación inicial de una tirada de 200 ejemplares, pero seguro que finalmente obtienen mucho más. Esa tirada se quedará pequeña ante la avalancha de compradores y de ese modo conseguiremos entre todos que crezca esta pequeña contribución para una gran causa. Depende de ti, ya lo sabes.

Desde aquí mi más sincera enhorabuena para los creadores de este bello ejemplo de solidaridad. Y también, como no, para todos los que de un modo u otro han participado desinteresadamente en el proyecto, ayudando a que tenga un final feliz. Gracias de nuevo.

martes, 17 de febrero de 2009

LAS PIEDRAS DEL CAMINO

Ya estoy de vuelta, no creáis que os podéis librar de mí tan fácilmente. He estado bastante ocupado las últimas semanas, aunque en el horizonte se vislumbran luces de esperanza. No todo está perdido y es posible que el trabajo duro tenga por fin su recompensa.

En la última entrada referida a mis vivencias reales como escritor novel quise dejar claro que no me iba a rendir por muchas piedras que encontrara en el camino. Sólo había que mirar hacia delante y comenzar nuevos proyectos. Ya hice mención sobre los comienzos de una nueva obra, de género policiaco, en la que me sumergí sin bombona de oxígeno ni nada. Ya sabéis, quién no se arriesga no pasa la mar.

Así que estaba metido de nuevo en una rutina que me encanta y que desafortunadamente he olvidado un poco. Meterme de lleno en una historia, documentarme, visualizar esas escenas cómo yo pienso que ocurrirían y después plasmarlas en el papel. Todas las tardes escribía dos o tres horitas, sin prisa pero sin pausa, viendo como el grosor de la novela iba a ser considerablemente mayor que el de mi opera prima.

Pero claro, no iba a dejar de lado tampoco a "El enigma de los vencidos". Yo seguiría letra a letra, página a página cual hormiguita de la fábula, hasta culminar el segundo ocho mil al que me enfrentaba. Aunque la niña de mis ojos seguía ahí, mirándome fijamente, y sabía que no podía defraudarla. Y visto el escaso éxito de mis tentativas anteriores, tuve que buscar nuevos métodos o caminos que permitieran a esa obra ver la luz, aunque fuera en un día muy, muy lejano...

Y descubrí, señoras y señores, el maravilloso mundo de Internet. No es que no lo conociera, claro está, ya que debido a mi formación académica y mi experiencia profesional en diversas empresas de telecomunicaciones, el lado técnico siempre había estado muy presente. Me refiero a que quizás no había sabido buscar, no había explorado a fondo las posibilidades que la red nos ofrece a los que empezamos en este mundillo. Os daré unas pequeñas pistas.

Lo primero de todo fue conocer los foros literarios, lugares donde uno puede aprender infinidad de cosas. Algunos los tengo enlazados en la parte derecha de mi blog, podéis echar un vistazo. Todos son altamente recomendables, uno aprende una barbaridad y puede conocer a gente muy interesante con tus mismas inquietudes. Aunque el que me hizo abrir los ojos por primera vez fue uno en concreto: Bibliotecas Virtuales.

Al principio, con mi timidez de recién llegado, no participaba muy activamente y me limitaba a leer los diferentes comentarios colgados en los foros, sobre temas que me interesaran: editoriales, agencias literarias, cómo presentar correctamente una obra, el mercado editorial y sus interioridades, como ser novel y no morir en el intento, etc., etc. Allí descubrí un blog espectacular, que recomiendo encarecidamente, agregado entre mis sitios de cabecera.

Se llama Miserias literarias, y desafortunadamente no se ha vuelto a actualizar hace ya tiempo. El autor de la bitácora, el célebre Prometeo (seudónimo tras el que se escondía un autor conocido que nunca se llegó a descubrir), destripaba sin ninguna censura todo el mundillo editorial. Sin llegar a pontificar nos hablaba a las claras sobre temas que a todos nos interesaban, sin negarse a contestar pregunta alguna que le hicieran los foreros. Daba igual que preguntaran sobre concursos editoriales, temas de coedición, negros literarios, agencias o cualquier otra cosa. Sin absolutamente ningún pelo en la lengua destripaba el sector para los neófitos, granjeándose por lo visto más de una enemistad debido a ello. Debe ser la causa que motivó su despedida a la francesa.

Pero el blog sigue colgado en el servidor y aunque sea sólo el punto de vista de este señor, creo que merece la pena dejarse caer por allí y leerse sus entradas. Es un poco caótico, deberíais empezar por las entradas antiguas e ir subiendo, pero sólo es una recomendación. A mí desde luego me sirvió para darme cuenta de muchas cosas y para seguir conociendo a otras personas que serían importantes en este duro camino, ya que me ayudarían a apartar alguna de las piedrecillas puestas tan a mala leche en la senda recorrida. Pero eso será motivo de una entrada futura...

miércoles, 4 de febrero de 2009

UN AUTOR LLEGADO DEL FRÍO

Después de estar bastante liado durante los últimos días, entre temas personales que me han tenido un poco distraído, las correcciones de mi primera novela que van por buen camino y una inoportuna gripe que llegó en el peor momento, retomo hoy las entradas de mi blog.

Antes de seguir con mis andanzas literarias quería hablaros de una curiosa iniciativa en la que voy a participar. Se llama "Los lectores presentan: Nadie lo ha visto, Mari Jungsted". Este evento o cómo queramos etiquetarlo (creo que tampoco puede ser catalogado como concurso), está organizado por la editorial Maeva y consta de varias partes.

En primer lugar los participantes debemos leer la novela "Nadie lo ha visto", de la autora sueca Mari Jungsted. Es una obra de género negro que por lo visto está teniendo mucho éxito en Escandinavia y resto de Europa. Como la novela todavía está inédita en España y se presenta en Madrid a mediados de marzo, la editorial nos ha facilitado una edición no venal del libro para poder leerlo con tranquilidad.

Después debemos escribir una pequeña presentación de la autora y su novela, una breve reseña. Y para terminar debemos efectuar una valoración sobre la obra mencionada. Una vez enviados los escritos a la sede de la editorial, Maeva elegirá a cinco lectores para asistir al evento en cuestión.

La autora asistirá a la presentación del libro pero como mera espectadora. Serán los participantes elegidos los que deberán hablar de la obra, hacer preguntas y llevar la presentación de la novela ayudados por un periodista que hará las veces de moderador.

Creo que es una buena oportunidad de ver desde dentro el mundillo editorial. No sé si finalmente saldré elegido pero de todos modos me llamó la atención dicha iniciativa y haré lo posible por enviar un buen escrito en mi participación. No es que tenga experiencia en reseñas literarias y llegado el caso seguro que me moriría de vergüenza si tuviera que salir en la presentación de la obra, pero da igual, voy a intentarlo. Eso sí, tengo oxidado el inglés y de sueco mejor ni hablamos, así que si no hay traductores espero que el evento sea en petit comité...

Os iré contando como se desarrolla todo el proceso. De momento tengo en mi poder una novela inédita, de un género que me gusta y me siento honrado de poder ser uno de los primeros lectores de dicha autora en nuestro país. Ahora tendré que buscar tiempo de dónde no lo hay, ya que aparte de mis obligaciones y de todos los temas que tengo pendientes, dispongo de menos de un mes para enviar la documentación a la editorial. Si es que nadie me manda...