martes, 17 de noviembre de 2009

LA FIESTA DE ORFEO

El otro día tuve la suerte de asistir a la presentación en Madrid de la obra titulada "La fiesta de Orfeo", primera novela de ficción del periodista y escritor Javier Márquez. El acto tuvo lugar en la conocida librería madrileña "Estudio en Escarlata", lugar que el autor eligió por poderosas razones que explicaré más tarde.


La presentación estuvo a cargo del escritor Pedro de Paz, autor con el que ya he coincidido en algún otro acto y que siempre nos regala intervenciones muy amenas y didácticas. Presentó en primer lugar al autor, Javier Márquez, joven escritor sevillano que después de publicar con bastante éxito obras de carácter cuasi biográfico sobre grandes leyendas de la música, decidió lanzarse al abismo de la novela de ficción. Y nada mejor que hacerlo con esta obra sugerente, una entretenida novela de misterio con cierto aire detectivesco a lo Conan Doyle, con lo que el presentarla en una librería llamada como una de las grandes obras del escritor británico le venía como anillo al dedo.

Después de hacernos una breve sinopsis sobre la obra, el maestro de ceremonias cedió la palabra al autor. Javier Márquez nos deleitó durante más de una hora hablando sobre el proceso de creación de esta magnífica novela. Nos comentó algo muy curioso que, según él, no debía mencionar en público: comenzó a escribir dicha obra sólo por el placer de terminar una novela con los ingredientes que más le atraían, por ver si era capaz de lograr su objetivo. Un mero acto de entretenimiento con el presumible final de acabar guardado bajo siete llaves en un cajón de su escritorio. Afortunadamente no fue así y todos podemos disfrutar ahora de dicha historia.

Javier Márquez no quiere ser catalogado de gran literato. Se considera un narrador, un contador de historias y sólo quiere entretener. Aunque eso conlleve que algún lector le haya comentado, casi echándole en cara y muy sorprendido, que ciertos pasajes de su obra son "demasiado literarios". Escribe de una manera muy cinematográfica, sin darle pausa al lector, y haciendo que nos veamos abocados a seguir a los protagonistas de su obra en una trama con ritmo trepidante, pero sin descuidar un estilo propio muy bien trazado.

Nos contó cual fue el origen, el germen del que salió su opera prima. La manera en que se documentó para la novela, de una forma casi exhaustiva, aunque luego no llegara a utilizar toda esa documentación para la trama. Sus viajes a Inglaterra, buscando detalles que le ayudaran a crear la atmósfera perfecta para esta historia con mayúsculas. Y a fe que lo consiguió.

El autor, mitómano reconocido y convencido, nos habló de los numerosos guiños que aparecen en su novela, sobre todo cinematográficos, aunque también alguno literario o musical. Entre el público asistente se mencionaron algunos de esos guiños, sin dar demasiadas pistas para el que no hubiera leído la novela. Incluso nos sorprendió con comentarios que le habían hecho algunos lectores sobre posibles guiños que, sin él saberlo, pensaban dichas personas que estaban incluidos en la trama, refiriéndose a determinados personajes conocidos.

Luego llegó el turno de preguntas de los allí reunidos y la presentación, casi convertida en una charla entre amigos, derivó hacia jugosísimas anécdotas con las que todos los allí presentes disfrutamos como enanos en aquel microcosmos cargado de historia literaria. El consabido turno de la firma de libros puso el punto y final al evento en sí.

Aunque quedaba casi lo mejor. Después del acto casi todos los asistentes al mismo nos dirigimos hacia un bar cercano, donde poder seguir charlando informalmente sobre nuestra pasión común: la literatura. Allí disfrutamos de unas cañas en grata compañía, acompañados por Pedro de Paz, Javier Márquez o el también escritor Jorge Magano, mientras hablábamos del porvenir de la literatura, de proyectos presentes y futuros, y de la marcha del sector editorial en general. Unas lecciones impagables que, como todo escritor novel que se precie, intenté absorber al máximo para seguir aprendiendo a moverme en este difícil mundo.

martes, 10 de noviembre de 2009

PRIMER ANIVERSARIO DEL BLOG

Después de unos días aislado del ciberespacio gracias a mi querida compañía telefónica, que no arreglaba los problemas con la línea y me impedía acceder a Internet (no sé que hacíamos antes sin este maravilloso invento), puedo volver hoy a reunirme con vosotros y celebrar entre todos un pequeño acontecimiento que para mí es importante.

Sí, queridos amigos, mi blog ya ha soplado su primera vela de cumpleaños. Hace poco más de un año me encontraba yo en casa, convaleciente de unas complicaciones surgidas días después de una operación de apendicitis, y decidí que iba a lanzarme a la aventura. Me causaba auténtico pánico, no lo voy a negar. No sabía de qué iba a escribir, si me iba a leer alguien, si tendría algún comentario escrito en la bitácora y que tipo de comentarios serían. Esas y otras muchas tonterías pasaban por mi cabeza antes de escribir las primeras líneas.

Aquel lejano día del otoño de 2008 yo escribí una entrada que se titulaba: "Mi primera vez". En ella os hablaba de la primera vez que me había enfrentado a la hoja en blanco, siendo un tierno infante. Pero realmente me di cuenta de que también era la primera vez que desnudaba mi alma en público, ante la inmensidad del ciberespacio. Quizás por eso me tiraba para atrás semejante aventura, aunque el tiempo me quitó la razón.

Yo llevaba tiempo entrando en foros y blogs literarios. Por aquella época empecé a escribir comentarios en algunos y me llevé una grata sorpresa cuando diferentes personas comenzaron a escribir en mi blog. La sorpresa fue en aumento al comprobar que a vosotros os gustaban mis entradas y que este pequeño proyecto iba tomando forma.

A lo largo de todo este tiempo os he ido conociendo a todos vosotros. Multitud de personas llegadas desde diferentes partes del mundo que forman parte ya de este blog, porque sin vosotros esto no hubiera crecido y no tendría sentido. Yo también he crecido y madurado, como persona y como escritor, y eso os lo tengo que agradecer también a todos vosotros, que con vuestros valiosos consejos y comentarios me habéis ido allanando el camino.

Un blog modesto que nunca pensé que tuviera tantas visitas, llegadas de más de 60 países repartidos en los cinco continentes. Un blog leído en 37 idiomas diferentes, algo realmente sorprendente y que sólo podemos entender gracias a la tecnología de traducción online que existe en la Red. En definitiva, un blog que ha superado su primer año y espera seguir en la brecha durante mucho más tiempo. Seguiré hablando sobre mis vivencias literarias y sobre cualquier otro tema que me parezca adecuado para este blog, compartiendo con vosotros mis sueños e ilusiones.

Sólo quería agradeceros a todos y cada uno de vosotros los maravillosos momentos compartidos en este tiempo que para mí ha pasado volando. Y como no, brindar por este día y por todos los momentos felices que estoy seguro llegarán en un futuro.