viernes, 26 de febrero de 2010

EL CHICO QUE NO MIRABA A LOS OJOS

Para vadear de alguna manera el larguísimo invierno que nos está tocando sufrir, sin percibir todavía los efluvios de esa preprimavera que otros años por estas fechas ya nos acompañan, nada mejor que recuperar la asistencia a uno de los actos lúdicos donde mejor se lo puede pasar uno y a la vez aprender algo: los eventos literarios.

En esta ocasión se trataba de la presentación del último libro del escritor Jorge Magano en el Fórum Fnac Callao, en pleno centro de Madrid. Su título, "Hay alguien ahí. El chico que no miraba a los ojos", de la editorial Espasa con la colaboración de la cadena nacional de televisión Cuatro.

Ésta es la tercera novela publicada del joven autor madrileño, tras el éxito cosechado con "La Isis dorada" y "Fabuland". En esta ocasión nos encontramos con una presentación un poco diferente a las que estamos acostumbrados por el efecto mediático que conlleva el ser una novela escrita sobre el pasado reciente de Jorge Selvas, uno de los protagonistas de la exitosa serie de misterio emitida en Cuatro "Hay alguien ahí".

Acompañando al escritor en su presentación se encontraban la editora de Espasa, Joaquín Górriz, uno de los guionistas de la serie televisiva, y William Miller, actor que da vida en la serie al protagonista de dicha novela, el ya mencionado Jorge Selvas. La editora comentó la total sincronía que había existido entre Espasa y Cuatro a la hora de afrontar un proyecto totalmente novedoso en las letras españolas, y pocas veces visto a nivel mundial: el escribir una novela sobre el pasado, no visto en pantalla pero sí intuido, de uno de los personajes más carismáticos y complejos de una serie de televisión de culto para muchos espectadores y actualmente en antena.

Para el que no haya visto la serie, Jorge Selvas es un medium, un hombre con el alma atormentada por su pasado y por un don sobrenatural que posee muy a su pesar. Una persona sensible que puede ver a los muertos, a esos fantasmas que pululan por un terreno intermedio entre la vida y la muerte sin definirse del todo. Un fenómeno parapsicológico en el que la energía espiritual de esas personas se le aparecían en busca de algo, ya fuera justicia, reconocimiento o un objeto concreto. Y eso martirizaba desde pequeño a Selvas, sumido en un caos interior rayano en la locura, aumentado por las horribles imágenes que le acompañaban, casi en estado de trance, al tocar determinados objetos.

El guionista de la serie, Joaquín Górriz, nos contó cómo habían esbozado el pasado convulso de este personaje al afrontar la serie. Junto a su equipo de trabajo tuvieron que darle unas pautas al actor para que enfocara mejor su papel y pudiera interiorizar un personaje con una historia turbulenta a sus espaldas. Puestos al habla con la editorial determinaron que podría ser una buena idea trasladar a una novela la infancia y juventud del personaje, justo los años previos al conocimiento que de Selvas se tiene a través de la serie.

De ese modo Espasa se puso en contacto con el escritor Jorge Magano, con el que ya habían trabajado en su anterior obra. La editora afirmó con rotundidad que pensaron en Jorge por su optimismo y su "espíritu deportivo", punto que el escritor pidió aclarar con su fino sentido del humor, mientras su editora nos contaba su acierto a la hora de elegir al autor para un proyecto complicado desde un punto de vista formal, al enfrentarse a un verdadero reto para cualquier escritor.

El autor nos contó la libertad con que había podido trabajar y las diferencias con la elaboración de una novela de ficción normal y corriente. En este caso, nos confesó, tenía adelantado uno de los mayores retos para cualquier escritor: la elaboración y creación de los personajes. Sabiendo que no se podía salir de unas pautas, ya que el futuro de los personajes de la obra a escribir ya los conocía todo el mundo a través de la serie, tenía ante sí la difícil tarea de construir una historia creíble, una trama que enganchara, mientras relataba el pasado oscuro del protagonista. Lo mencionado de pasada en la serie, como el trauma que supuso para Selvas la trágica muerte de sus padres, sus años en un seminario eclesiástico, las relaciones con algún que otro personaje secundario o su internamiento psiquiátrico posterior, son el hilo conductor de esta obra de misterio que puede ser leída independientemente de la serie a la que precede en el tiempo.

El escritor se mostró encantado de la colaboración recibida tanto desde su editorial como desde Cuatro, donde pudo trabajar codo con codo junto a los guionistas de la serie y conversar durante largas horas con el actor que realmente mejor conocía a Jorge Selvas. Esas provechosas charlas dieron como fruto esta obra, un spin-off de la serie o precuela, como también se mencionó en la presentación por parte de los integrantes del proyecto.

Después habló también el actor, William Miller, ahondando en detalles sobre su trabajo interpretativo, el enfoque que le había dado al personaje tras empezar a trabajar en la serie y su participación en el arranque de esta singular novela. Un turno breve de preguntas por parte del público, conglomerado heterogéneo donde podíamos encontrar a lectores habituales del autor, fans de la serie, periodistas, algún otro actor del elenco televisivo y público habitual en este tipo de actos, dio lugar a la consabida firma de libros por parte de los protagonistas del acto.

De este modo tuve en mis manos, puedo afirmar que por primera vez, el libro firmado por el escritor que ha creado esta trama y por el actor que da vida a la historia posterior de ese personaje en la ficción televisiva. Un acto distinto a los que hasta ahora había tenido la suerte de asistir, ameno y muy interesante, aunque un poco corto para mi gusto.

Al final del mismo pudimos también compartir una agradable charla con varios espectadores del evento, entre los que se encontraban otros escritores que arropaban al autor en su presentación, como Javier Ruescas y Olalla García.

10 comentarios:

Maribel dijo...

Hola Armando, curiosa coincidencia la de nuestras respectivas entradas de presentaciones literarias, aunque teniendo en cuenta que en España se edita un libro cada 6 minutos (según afirmaba un artículo que me remitieron hace poco), creo que vamos a acudir a muchas presentaciones más. Esperemos que alguna sea la nuestra, jeje.
Interesante este libro que nos traes aunque he de confesar que, como no veo nada de nada la tele, no conozco la serie ni el personaje en que está basado.
Feliz fin de semana.

Lola Mariné dijo...

Parece que fue una presentacion muy interesante y amena.
Yo tampoco soy muy de series, asi que no me suena de nada.
Buen finde.

Armando Rodera dijo...

Sí, ya me he dado cuenta, Maribel. Parece que con la inminente, o no, llegada de la primavera empiezan a florecer este tipo de actos. Me apetece acudir a algunos de los que me voy enterando, así que os tendré informados.

Aunque el apunte de la edición de un libro cada 6 minutos me ha dejado anonadado. Ya podía ser en algún caso los nuestros, je, je.

Yo conocía a algunos actores de la serie, pero sobre todo por otras apariciones televisivas o cinematográficas. Y en el elenco de la segunda temporada han incorporado, por ejemplo, a Carlos y Pilar Bardem.

Es cierto que cada vez veo menos televisión yo también, pero fue un acto interesante.

Un saludo y feliz fin de semana.

Armando Rodera dijo...

La presentación estuvo muy bien, Lola, aunque un poco corta. A mí si me gustan algunas series españolas, aunque ahora nos ha dado también por ver series en versión original, que es una experiencia totalmente nueva para mí.

Un saludo y a disfrutar del finde.

MiánRos dijo...

Es cierto que ya empiezan las presentaciones de novelas y demás.

En cuanto a las series me coges un poco descolocado; suelo ver muy poquita tele.

Un saludo, amigo
Mián Ros

Armando Rodera dijo...

Eso parece, MiánRos. Ya se barrunta la llegada de la primavera y los actos literarios florecen como por arte de magia.

En este caso la serie es la excusa para la creaciónde una buena novela que se puede leer independientemente.

Saludos.

B. Miosi dijo...

No sé de qué serie se trata, pero es interesante la fusión que se está haciendo entre los diversos medios audiovisuales y el libro, se nota que fue una presentación cuidadosamente preparada, y las fotos son muy buenas. Ambos están muy guapos!

Besos y felicitaciones, como siempre, una crónica excepcional.

Blanca

Armando Rodera dijo...

Querida Blanca, es una serie de misterio de la cadena española Cuatro. En el enlace que he puesto en la crónica puedes entrar en la web de dicho programa e incluso ver online los capítulos de la misma.

Es verdad que han hecho una fusión interesante entre literatura y medios audiovisuales, algo novedoso en ese sentido.

Gracias por tus palabras. Un abrazo.

Alicia dijo...

Armando, veo muy poco la televisión. Es cuestión de prioridades. Hace tiempo que los días se me quedan cortos.

Retomando el tema, no tengo ni idea de qué serie se trata sin embargo voy a hablar del reto de poner comienzo al fin.

Tratándose de escribir y con mis limitados recursos lo que más me gusta es hacer micros. He participado en varios concursos. La intención no era tanto ganar si no ir rodando en el mundo literario con trabajos cortos.
Las modalidades han sido múltiples. Cito algunas:

1) Ser de un tema concreto. Por ejemplo acabo de mandar un micro al I Certamen de Microrrelato erótico-romántico ArtGerust.

2) Que te den la primera frase. En un concurso cuyo tema era el género negro, la primera frase fue:”La sangre es más roja sobre la blanca nieve…”
3) Que tengas que insertar unas palabras determinadas. Por ejemplo en el II Concurso de Relatos sobre Abogados. Es mensual y fijan cinco palabras.
4) Tema libre pero limitado a un máximo de palabras que suelen ir de 100 a 300.

Relato lo anterior ya que a lo largo de todo un año jamás he visto una propuesta en la que se diese el final del micro y realmente pienso que también tiene que tener su dificultad ya que lo que te facilita el ya estar definidos los perfiles de los personajes, te encorseta en el sentido de que no puedes recrearte totalmente en el en el desarrollo de la obra.

No sé si he aportado algo relacionado con tu entrada pero es lo que me ha venido a la mente al leerla.

Un abrazo

Armando Rodera dijo...

Sobre las prioridades en cuanto al escaso tiempo disponible te entiendo perfectamente, Alicia, no te preocupes.

En cuanto a lo de los relatos siempre viene bien tener información al respecto. Yo también me he apuntado alguna vez al de los abogados, por ejemplo, pero no me veo demasiado cómodo en microrrelatos y similares, me cuesta sintetizar tanto, je, je.

Gracias por pasarte. Un abrazo.