viernes, 9 de abril de 2010

PRESENTACIÓN DEL PREMIO PRIMAVERA DE NOVELA

Anoche tuve la suerte de poder asistir a la gala de presentación del XIV Premio Primavera de Novela en el magnífico marco del Círculo de Bellas Artes de Madrid. Se trataba de un acto organizado por la editorial Espasa y Ámbito Cultural de El Corte Inglés, representados por Ana Rosa Semprún y Ramón Pernas respectivamente, que tuvieron unas palabras para el respetable destacando la labor realizada por este prestigioso certamen en favor de la literatura a lo largo de sus años de singladura.

La periodista y escritora Marta Robles fue la conductora del acto, encargándose de presentar a continuación a los verdaderos protagonistas de la noche: Fernando Marías, ganador del certamen con su obra "Todo el amor y casi toda la muerte" y la finalista María Tena, autora de "La fragilidad de las panteras".

Marta Robles alabó el trabajo de ambos escritores, encantada por haber sido de las primeras personas que han podido disfrutar con la lectura de dichas novelas. La periodista aseguró que, aunque las tramas son muy diferentes, ella había encontrado un nexo común recurrente a lo largo de dichas historias: el sexo. Este detalle fue subrayado en diversas ocasiones a lo largo del acto, de forma divertida y espontánea, mientras los protagonistas de la función dejaban entrever pasajes de las novelas que podrían encandilar al público presente.

Fue entonces el turno de la escritora María Tena, que aprovechó para comentar los aspectos más importantes de su labor literaria. Aseguró que su estilo es claro, conciso y muy contenido, aunque Marta Robles confirmó que en esta última novela había sido bastante explícita en algunas escenas. La autora nos habló de las protagonistas de "La fragilidad de las panteras", tres hermanas con diferentes problemas personales, pero que consiguen solucionarlos gracias al mismo hombre, encarnado por un personaje ligeramente desdibujado a propósito por la autora cuyo nombre es Iñaki. Un personaje de ficción, casi de fantasía, sólo ligeramente esbozado al contrario que sus compañeras de reparto, para que cada persona pudiera imaginárselo a su manera en su personal lectura.

Marta Robles pasó entonces a dialogar con Fernando Marías, refiriéndose a su obra como un thriller delirante. Una historia donde se mezclan los sentimientos más profundos con la trama pseudo policial, mientras dos hombres cuyas vidas transcurren en siglos diferentes se ven abocados sin remedio a sufrir el mismo mal: su obsesión por el fantasma de la mujer que aman, impidiéndoles disfrutar de su vida más terrenal.

Fernando Marías, sorprendido ante el resumen planteado por la periodista, aseguró que su obra es más fácil de leer que de contar, dada la complejidad de la misma. Una novela en la que nos habla de sus verdaderos temores, de sus miedos más profundos, puestos bajo el foco cegador ante el que pretende diluirlos hasta que desaparezcan de su vida. Una especie de fuego purificador, una catarsis en toda regla que le sirvió para psicoanalizarse mientras alejaba sus fantasmas.

Aunque en esta ocasión, Marías nos descubrió que el origen de la novela es prácticamente autobiográfico. Según sus palabras, hace unos cinco años se encontraba en un hotel paradisíaco del Caribe junto a una hermosa mujer, dispuesto a disfrutar de lo que la vida nos ofrece. Pero la aparición repentina de los fantasmas de dos mujeres no alejadas completamente de su vida le obligaron a trastocar sus planes. Aunque eso sí, aquellos momentos le dieron pie para escribir esta novela con la que ha sido galardonado.

La conversación fluía entre la periodista y los escritores, mientras nos narraban divertidos algunos detalles de sus obras; escenas que podrían impactar al lector, semejanzas entre los dos libros y la mención de un pasaje de la novela ganadora que nos dejó a todos con la intriga, al desconocer muchos de los asistentes a qué se referían con "la tortura del alfiler". Los escritores bromeaban incluso entre ellos al recordar el inminente comienzo de una intensa gira de promoción de sus obras, mientras Marta Robles se ofrecía a acompañarles por si acaso.

Al terminar la presentación, todos los asistentes al acto nos dirigimos a un salón aledaño, donde tuvo lugar la segunda parte de la gala. Allí pudimos disfrutar de un catering de alta cocina y todo tipo de bebidas, mientras las camareras portaban sus bandejas haciendo malabares entre los diferentes corrillos que se iban montando entre personas afines.

Un nutrido grupo de representantes de la cultura patria se dieron cita en el Círculo para asistir a este acto. Desde personajes mediáticos del mundo del cine o la televisión, como Ana Fernández o Nuria Roca, pasando por periodistas de prensa, radio y televisión, sin olvidarnos del numeroso grupo relacionado con el sector editorial. Editores como Silvia Pérez o Raúl Quintana, agentes literarios y toda una pléyade de autores que quisieron arropar a sus compañeros en tan importante noche. Allí estaban Rosa Montero, Ana María Matute, Eugenia Rico, Félix Palma, Pedro de Paz, Carlos Salem, Ignacio del Valle y otros muchos escritores para agasajar a los premiados en este certamen.

Un evento muy bien organizado en el que disfrutamos compartiendo amenas charlas con los allí reunidos. Al finalizar el mismo, algunos de los habituales decidieron prolongar la velada en el bar de un hotel muy conocido en la noche madrileña, pero eso ya es otra historia...

14 comentarios:

Daniel DC dijo...

Mi estimado amigo Armando,

Me alegra retornar a mis labores y encontrarme con tus artículos. Se nota por las fotos y por la reseña, que la presentación del Premio Primavera de Novela, fue un acto sobrio.

Esperemos que algún día sea tú el reseñado en un evento de ese magnitud y te deseo todo el ánimo del mundo para que logres salir airoso de la crisis laboral.

Un cordial abrazo,

Daniel DC

Armando Rodera dijo...

Me alegra verte de nuevo por aquí, Daniel. Espero que ya estés completamente recuperado.

La presentación fue muy interesante y el poder charlar animadamente con gente del sector editorial la hizo más amena aún.

No sé si llegará ese día, Daniel, en el que yo sea el protagonista de un acto similar, pero por esfuerzo no va a quedar. Muchas gracias por tu confianza y tus palabras de ánimo.

Un abrazo.

Sergio G.Ros dijo...

Pues una entrada estupenda, como todas las tuyas, Armando. Nos haces partícipes de una velada fascinante en el mundo de las letras. Por lo que veo estás estableciendo importantes contactos profesionales, y, seguro, que con la personalidad que nos dejas entrever, muchos de ellos se convertirán en amigos.
Ojalá haya entre ellos alguien lo suficientemente sensato como para echarte una mano. TE lo mereces sobradamente.
¡Una oportunidad!
Je,je.. yo sé que no sería correcto que tú lo dijeras, así que lo digo yo.
Un abrazo.

Lola Mariné dijo...

Estupenda crónica, Armando ¡qué envidia! me habría encantado estar allí.
He estado viendo las fotos de Silvia en el face.
Oye, ponte en el perfil esa foto que estas con Fernando Marias (recortada) que estás guapisimo.
Besos.

Cita dijo...

Muy buena crónica compañero! sabes? a través de tu blog y de los blogs que he descubierto gracias al tuyo estoy flipando (que palabra mas "literaria" verdad?? jajajaja es una forma de decir qeu estoy descubriendo que me gustan cosas qeu nunca pensé que me gustarian, y mola!

Besos

Cita

Armando Rodera dijo...

Muchas gracias por tus palabras, Sergio. ¿Sabes lo que me gustaría? Poder asistir a uno de estos fantásticos eventos y coincidir con todos vosotros para conocernos y poder charlar de nuestra común pasión. Sería increíble.

Es cierto que estoy conociendo a mucha gente del sector y poco a poco me voy introduciendo en este mundillo, pero todavía queda mucho. Me ha hecho gracia tu frase, pero yo tampoco tengo problemas en pedir una oportunidad, ja, ja. A ver si me descubre alguien!!!

Gracias de nuevo por pasarte, amigo. Un abrazo y feliz fin de semana.

Armando Rodera dijo...

Pues ya sabes, Lola, te digo lo mismo que a Sergio para que no os dé envidia. Concretamos todos un acto en particular y allá que vamos para pasar una velada estupenda, je, je

No sabía que conocías a Silvia, una mujer encantadora. El book que ha hecho de fotos de la gala está genial.

En cuanto a lo de mis fotos, ¡me vas a sacar los colores, ja, ja! Mi fotogenia suele brillar por su ausencia. Siempre salgo con los ojos cerrados, la boca torcida o similar, pero debo reconocer que en esta ocasión salgo medianamente decente, ja, ja.

Gracias por tu comentario. Un beso y feliz fin de semana.

Armando Rodera dijo...

Me alegra saber que te ha gustado la crónica, Cita. Y si a través de mi blog pudiste llegar al de otros compañeros y con ello has encontrado algo que te guste, yo me doy por satisfecho.

Muchas gracias por pasarte. Besos.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Armando, como dice Sergio, tus veladas literarias son para tenerte envidia. Bueno, algo bueno tiene la capital, no sólo coches y atascos.

Leí de Fernando Marías "El mundo muere todos los días", Premio Ateneo de Sevilla, y fue todo un descubrimiento. Increíble. ¡Y ahí te veo, con él, codo con codo!Qué envidia :)

Y no te preocupes por tus esritos "bisoños", como los llamas; así puedes ver cómo has progresado. Yo tengo algunos que... (qué vergüenza)

Un abrazo

Un abrazo

Arlette dijo...

Cierto que estás muy guapo en la foto. Secundo la moción de Lola.
Excelente crónica, muy completa. Gracias por compartirla y hacernos la boca agua...;)

Un beso.

Maribel dijo...

¡Armando, cómo te lo montas! Me ha encantado este acto de presentación porque has sabido trasladarme al Círculo de Bellas Artes de Madrid.
Conocí a Fernando Marías en "Mayo Negro", el festival de cine y literatura de género negro que se celebra en Alicante. Tuvimos un encuentro con él un grupo de escritores que participábamos en un taller de novela negra, y me encantó su capacidad de transmitir y su elegancia como escritor y como persona. Fue entonces cuando leí Cielo abajo y me gustó mucho. Seguro que esta nueva obra no hay que perdérsela. Y tampoco la de María Tena. No olvidemos a los finalistas, jeje.
Un abrazo y gracias por esta entrada.

Armando Rodera dijo...

Nada, que ya veo que sois unos envidiosillos, Blas, ja, ja. En serio, me encantaría compartir estas veladas con todos vosotros, pero no sólo virtualmente.

Ese libro también lo leí yo, Blas, y efectivamente fue todo un descubrimiento. Ya os contaré cuando lea éste último.

Gracias por pasarte. Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Gracias, Arlette, os habéis empeñado en sacarme los colores, ja, ja.

Me alegra que os haya gustado la crónica, así podéis compartir la velada conmigo, aunque sea virtualmente.

Un beso.

Armando Rodera dijo...

Hombre, Maribel, tú tampoco lo haces mal últimamente, je, je.

El acto estuvo genial, eso es cierto. Conocí a Fernando hace unas semanas, durante un acto en petit comité en una librería y estoy totalmente de acuerdo contigo. Es un narrador nato, me maravilló su capacidad innata para hacernos sentir cómodos mientras escuchábamos sus historias.

Es además un tipo encantador y super simpático. No os podeis imaginar lo que nos pudimos reir escuchando sus anécdotas sobre cines, viajes y literatura.

Las dos novelas premiadas tienen muy buena pinta, desde luego. A María Tena no la conocía y fue también todo un descubrimiento. Por supuesto que los finalistas también cuentan, ya sabes.

Gracias por pasarte. Un abrazo.