miércoles, 5 de mayo de 2010

PRESENTACIÓN DE "EN UN RINCÓN DEL ALMA", DE ANTONIA J. CORRALES

En una desapacible tarde de primavera, con vientos racheados que nos recordaban más al largo invierno sufrido que al verano que está por llegar, decidimos acercarnos hasta nuestra centenaria Gran Vía para asistir a un acto muy especial: la presentación del último libro de Antonia J. Corrales,"En un rincón del alma".

Subimos hasta la última planta del edificio que la Casa del Libro posee en la emblemática arteria madrileña sin saber muy bien lo que nos encontraríamos allí, pero os puedo asegurar que salimos con una sonrisa en los labios. En estos tiempos que corren es gratificante sentir el entusiasmo y el amor por la literatura que flotaba en el ambiente, mientras los asistentes teníamos la sensación de compartir un momento mágico con los escritores allí reunidos.

La presentación de la última obra de Antonia J. Corrales estuvo a cargo de Pedro de Paz, habitual y estupendo maestro de ceremonias en este tipo de actos, que nos introdujo de lleno en la esencia misma de la trama con cuidado de no desvelar ningún detalle importante para el que no hubiera leído la obra, vigilado cariñosamente por la autora del libro.

Pedro nos confesó que el género de dicha novela no es el que suele leer ya que se decanta más por la intriga, el thriller o la novela negra pero que enseguida se sintió subyugado por el poder que emana el libro desde el interior de sus páginas. Una obra que no quiso definir como intimista o feminista, sino más bien íntima y muy femenina, dato que corroboró la autora al querer alejarse de ese tipo de etiquetas.

Según el presentador la trama nos cuenta la historia de Jimena, una joven anodina que deja transcurrir su existencia sin que le suceda nada relevante, ajena al devenir del mundo y sin atreverse a lanzarse y comerse la vida que pasa por delante de su puerta. Pero a la protagonista le suceden un tipo de circunstancias que le obligan a cambiar sus planteamientos, siendo éste el origen de la historia por contar.

Pedro nos contó que la obra está narrada de un modo particular, en breves capítulos que nos recuerdan al género epistolar, como pequeñas cartas o entradas de un diario personal donde Jimena va desnudando su alma mientras habla con su madre, confesándole sus sentimientos más íntimos.

Tomó entonces la palabra la autora para agradecer su asistencia a todos los presentes, incluyendo a un grupo de lectoras llegadas expresamente desde Murcia, y lamentar la poca predisposición de su editorial para apoyarla en su presentación oficial en Madrid. Antonia nos aseguró que esta obra le había salido de muy adentro, que es un libro muy femenino, muy de mujeres, pero también de hombres ya que en el mismo aparecen diversos tipos de personas con los que podemos sentirnos identificados, ya sea en nosotros mismos o en otros que conozcamos muy de cerca.

Antonia nos habló de una novela sin sinopsis, de una obra en la que hay que sumergirse para captar su verdadera esencia: los sentimientos. Una novela atemporal, ya que los sentimientos y las pasiones no tienen edad ni tiempo concreto, todos nos vemos abocados a ellos en algún momento de nuestras vidas de un modo que nos cambiará para siempre. Y eso ha sucedido a lo largo de la historia y seguirá sucediendo en tiempos futuros.

La presentación vivió entonces uno de sus momentos culmen al anunciar Antonia que íbamos a disfrutar en directo de la música del cantautor Antonio Horcajo, compositor de la canción "That woman", incluida en la promoción del libro. La escritora nos aseguró que al escuchar la composición supo que habían encontrado uno de esos momentos mágicos y casi irrepetibles, una coincidencia en el tiempo y en el espacio que sólo podría reportarles beneficios mutuos. Y después de la magnífica actuación de Antonio, tras un estruendoso aplauso por parte del público asistente, la autora aseguró que el personaje de Andreas en su libro tenía mucho de su amigo Antonio para regocijo del respetable, ya que por lo comentado por las lectoras del libro, es el tipo de hombre que toda mujer querría tener a su lado.

Fue entonces el turno de preguntas por parte de los allí reunidos, dando lugar a una informal charla entre amigos en la que nos enteramos de algunos detalles curiosos. Antonia confesó que había acabado agotada tras la intensa gira de promoción por toda la geografía española, asumiendo más roles de los que debería atender únicamente como escritora, pero encantada de la aceptación del público hacia su obra. Luego nos sorprendió al comentar que, aunque ya tiene publicadas otras dos novelas de intriga con importantes editoriales, "En un rincón del alma" fue verdaderamente su primera obra, ya que comenzó a escribirla allá por 1979-80. Decidió retomarla y tuvo que buscar otra editorial interesada al variar tanto el registro ya conocido por sus lectores.

Aunque Antonia nos dijo que se encontraba muy cómoda en ese género, su próxima obra, que según sus cálculos empezaría a escribir después del verano, sería una mezcla del género de intriga, una parte más íntima y algo de parapsicología. Una interesante mezcolanza de la que no quiso desvelar más datos aunque ya tuviera la trama y personajes en su cabeza.

A petición del público, Antonio Horcajo tuvo que interpretar de nuevo un bis de la canción, no queriendo acaparar demasiado la atención en el acto de presentación de este libro pero regalándonos otro poco de su arte. El cantautor tuvo unas maravillosas palabras de apoyo para la autora y su libro, del que aseguró que le había llegado directo al corazón ya que es un libro con mensaje. Punto confirmado por Pedro de Paz, que después de tanta supuesta obra con recado, dijo que era verdaderamente refrescante encontrarse con una novela con mensaje que nos hiciera pensar tras acabar su lectura.

Llegó entonces la hora de la firma de libros y las distintas poses para las fotografías, incluyendo los paraguas rojos como elemento diferenciador de la historia, antes de los momentos tan humanos y entrañables que Antonia nos regaló a todos los que pasamos por su mesa para que nos dedicara su novela. Un acto difererente en el que se reivindicó el fomento por la lectura y la cultura en nuestro país en una época difícil para todos. Una presentación hecha desde un rincón del alma para regocijo de todos y cada uno de los asistentes, a los que sólo nos quedó abandonar el recinto con una sonrisa en el rostro y un libro para añadir a nuestra mochila de ilusiones.

22 comentarios:

Malube dijo...

Fantástico resumen, Armando. Qué envidia me das de estar en los madriles. Lo que me hubioera gustado estar.

Armando Rodera dijo...

Gracias por tus palabras, Malube. Te hubiera encantado asistir, te lo aseguro. Así que ya sabes, te toca darte un paseo por los Madriles...

Un abrazo.

Maribel dijo...

Cuánto me ha gustado esta crónica, Armando. Y cuánto me hubiese gustado estar allí. Antonia es una amiga apreciada y además colega como jurado de LA LECTORA IMPACIENTE. Es una gran trabajadora y una excelente escritora. Sabía que tenía preparada una presentación muy especial, y ahora, a través de ti, he tenido la oportunidad de vivirla. Gracias, amigo.
Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Me alegra mucho que te haya gustado la crónica, Maribel. Seguro que hubieses disfrutado tanto como yo.

Sabía que erais compañeras de jurado y por fin ayer pude yo también conocerla. Antonia es un encanto de persona y disfrutamos mucho con la emotiva presentación.

Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Megan Maxwell dijo...

Que maravillosa crónica. Como siempre me quito el sombrero ante ti.
Gracias por compartirla.
Un besote

Armando Rodera dijo...

Muchas gracias, Megan, me llenan de orgullo tus palabras. Pero vamos, tengo que ser yo el que me tengo que quitar el sombrero ante escritores como vosotros que llegan a tantos y tan diversos lectores.

Un abrazo.

Lola Mariné dijo...

Veo que te estás tomando en serio eso de ser el reportero dicharachero de la blogosfera, jeje, y que te desempeñas estupendamente.
Espero que si llego a presentar mi novela en Madrid, estés ahí para contarlo. Te comprometo desde ya.

Armando Rodera dijo...

Hombre, Lola, tanto como el reportareo más dicharachero no sé yo, ja, ja.

Ya en serio, me gusta acudir a este tipo de actos. Siempre se aprende algo y se conoce gente muy interesante. Luego os lo cuento a mi manera y si encima os gusta, pues eso que me llevo para el cuerpo. Sólo falta que alguien me descubra y me fiche como reportero oficial, je, je.

Por supuesto que estaré cuando presentes tu obra en Madrid, faltaría más, Lola. Lo puedes dar por comprometido desde ya.

Gracias por pasarte. Un abrazo.

B. Miosi dijo...

Armandito, qué preciosa esta crónica con nuestra querida Antonia corrales. A pesar de no conocerla en persona, he tenido la oportunidad de intercambiar algunas palabras vía correo con ella, y la encuentro tan cálída y generosa.

¿Sabes qué es lo que me ha emocionado de tu artículo? esta parte:

"Una presentación hecha desde un rincón del alma para regocijo de todos y cada uno de los asistentes, a los que sólo nos quedó abandonar el recinto con una sonrisa en el rostro y un libro para añadir a nuestra mochila de ilusiones."

Qué bello. Te felicito, amigo, y también a Antonia, por generar este tipo de emociones.

Besos,
Blanca

Pedro de Paz dijo...

Coincido con Lola. Te estás convirtiendo en el cronista literario de la Villa y Corte. Estupenda reseña. Y muchas gracias por asistir.

Un abrazo,
Pedro

PS.- Te robo alguna de las fotos. La primera en particular me gusta mucho. De las pocas en las que salgo decente. :-)

Armando Rodera dijo...

A mí me pasaba lo mismo, querida Blanca, había hablado con Antonia a través de blogs o redes sociales, pero era la primera vez que nos veíamos cara a cara. Y puedo asegurarte que es una persona encantadora y que emana entusiasmo por lo que hace.

La emoción que nos transmitió Antonia en su presentación es la que he intentado plasmar en mi crónica. No sabes lo importante que es para mí saber que lo he conseguido por lo menos en parte. Me alegra que te haya gustado la entrada y si yo también he logrado emocionarte seguiré entonces con la sonrisa en los labios.

Mucchas gracias de nuevo por tus palabras. Un fuerte abrazo.

Armando Rodera dijo...

Un privilegio verte de nuevo por mi blog, Pedro. Y por supuesto un placer haber asistido al acto de ayer y disfrutar de vuestras palabras en un ambiente de amigos.

Gracias a vosotros por hacernos tan interesante una tarde anodina de martes. Ah, tengo alguna fotillo más en mi disco duro, por si te interesan.

Un abrazo.

Antonia J. Corrales dijo...

Querido Armando, no he podido ponerte antes comentario, ando con un trancazo importante, he tenido fiebre. Y mira que con fiebre y todo he estado pensando en ello.
Tu crónica es digna de mención. Mi marido, al leerla, y Antonio Horcajo, han dicho esta mañana: Armando grabo el acto, porque es increíble como lo ha reflejado todo. Les ha encantado, Antonio lo ha copiado todo, o sea que estás ya en el mercado monetario "rulando"
Eres una persona muy observadora y que sabe trasmitir todo lo que sucede a su alrededor con una facilidad increíble, sin duda propia de un escritor.
Me siento alagada por tus palabras por tu asistencia y la de tu chica, por tu saber estar y decir y, como te dije , me hubiera gustado disponer de más tiempo para dedicarte, porque te lo mereces.
Es un honor estar en tu blog,un blog que se ha hecho con nombre y espacio reconocido, por méritos propios.
Felicidades y mil gracias, compañero.

Blas Malo Poyatos dijo...

Una crónica muy amena y entretenida, Armando. Conoces getne itneresante, te cantan en directo, y sobre todo, como me pasó con Teo, descubres que los escritores también son de carne y huso. ¡Que existen de verdad, no sólo por la pantalla de la tele o del ordenador!

Muy refrescante la entrada

Un abrazo

(PD: me apunto, como Lola, a que seas el reportero de este juntaletras)

Armando Rodera dijo...

Siento que estés con un trancazo, Antonia, espero que te recuperes pronto.

Es un honor verte por aquí, en este blog en el que tantos amigos charlamos de literatura. Nos encantó conocerte y disfrutamos mucho de la velada.

Ya me han comentado en alguna ocasión, con otras crónicas escritas, que si cojo apuntes o grabo algo. Y como pudisteis comprobar, nada de nada. Yo me siento, atiendo, me empapo de la esencia del acto y de las palabras de los participantes y luego lo plasmo de la mejor manera que sé, nada más.

Así que estoy encantado de leer vuestros comentarios. Y no me importa que "rule", ja, ja. A ver si me salen bolos de verano o algo, que no voy a decir que no, je, je. Ah, y felicita a Antonio de mi parte, es un auténtico crack.

Muchísimas gracias a ti, por todo. Y enhorabuena por tu nuevo "retoño", al que tengo ganas de hincarle el diente y en breve caerá, te lo aseguro.

Un fuerte abrazo.

Armando Rodera dijo...

Gracias por tu comentario, Blas. Es cierto que me lo paso bien en este tipo de actos y siempre se aprende algo, os lo puedo asegurar.

Y además los escritores son personas de carne y hueso con las que puedes dialogar sobre una de nuestras grandes pasiones, así que imagínate.

Vale, me apunto también a tu presentación, faltaría más. Aunque no sé yo, voy a tener que cobrar una buena minuta, ja, ja. Fuera de broma, será un placer asistir cuando presentes tu obra, espero conocerte pronto a ti también, Blas.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

¡Qué reseña más cursi!

Jana Cf dijo...

Me habría encantado estar allí, vivirlo, poder contarlo, tal y como tú lo has hecho.

Gracias por llevarnos contigo a través de tus palabras, y gracias por los alagos hacia Antonia, yo que la conocozco desde que nací... sé que es cierto.

Un abrazo

Daniel DC dijo...

El título de por sí es atrayente: En un rincón del Alma. Y por lo que cuenta Antonia de la sinopsis, debe ser una de esas novelas que una vez que empiezas, no quieres soltarla hasta terminarla.

Espéramelos tus apreciaciones y me alegra que hayas disfrutado la velada.

Un cordial abrazo,

Daniel DC

Armando Rodera dijo...

Para gustos los colores, estimado anónimo, faltaría más. Gracias de todos modos por pasarte, leer y comentar la entrada. Saludos.

Armando Rodera dijo...

Bienvenida a este blog, Jana, y muchas gracias por tu comentario.

Imagino que te hubiera encantado asistir, más si conoces a Antonia como dices. La presentación estuvo genial y todos pudimos disfrutar del maravilloso ambiente que se creo, de esa atmósfera que nos envolvía sin darnos cuenta.

Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Tienes razón, Daniel, el título ya de por sí llama mucho la atención. Es el siguiente libro de mi lista, en breve me pondré con él.

Gracias por tus palabras, Daniel. Un abrazo y feliz fin de semana.