lunes, 7 de junio de 2010

FIN DE SEMANA CENTRAL EN LA FERIA DE MADRID 2010

Según conversaciones mantenidas con entendidos, el fin de semana central de la Feria marca el devenir de la misma, dándonos las pautas de si la edición de un año es exitosa o no. Según mi humilde opinión, y sólo estuve por allí el sábado por la mañana, creo que este año tampoco ha ido mal la cosa, aunque habrá que esperar a los datos definitivos.

Bajo un sol abrasador instalado en Madrid desde hace días (36 º C a la sombra, imaginad lo que suponía andar por lugares donde los árboles no te cobijaban), nos lanzamos a recorrer el Paseo de Coches del Retiro. Un fin de semana especial donde los organizadores habían puesto toda la carne en el asador, coincidiendo en tiempo y espacio algunos de los pesos pesados de las letras hispanas acompañados de ilustres visitas extranjeras.

Por allí pudimos encontrar a los escritores Julia Navarro, Juan Cruz, María Dueñas, Antonio Gala, Ángela Becerra, Francesc Miralles, Francisco González Ledesma, Vila-Matas, Muñoz Molina, Sánchez-Dragó, Andrés Trapiello, Eduardo Mendoza, Eslava Galán o los incombustibles Carlos Salem y Javier Ruescas. Sin olvidarnos de la cuota de conocidos televisivos firmando como Teresa Campos, Richard Vaughan o Christian Gálvez. Aunque la lista de autores esa mañana os aseguro que era mucho más extensa.

La mayor aglomeración de personas esperando la dedicatoria de su autor preferido fue en la caseta donde firmaba Matilde Asensi. En la caseta central se apostaba el inefable Francisco Ibáñez, acompañado de dos personajes inmortales creados por su pluma: Mortadelo y Filemón. Aunque esa caseta central, sólo con unos pocos curiosos alrededor, imagino que tendría unas colas interminables para las firmas vespertinas de la sueca Camilla Lackberg. Y sobre todo para la aparición, trece años después de su última asistencia, del controvertido Arturo Pérez-Reverte, que tendría lugar durante todo el domingo 6 en sesiones de mañana y tarde.

Como ya sabéis, la edición de este año de la Feria está dedicada a la literatura nórdica y en especial al género negro. Disfrutamos de la exposición "Elemental, querida Salander" en uno de los pabellones habilitados en la Feria, comisariada por el mismo Lorenzo Silva, donde se nos mostraban fotografías, manuscritos e información inédita sobre diversos autores nórdicos y su obra: Stieg Larsson, Henning Mankell, Jens Lapidus, etc.

En el mismo comienzo del Paseo, caseta de los Países Nórdicos, se encontraban firmando dos autoras escandinavas de novela negra: la sueca Asa Larsson y la danesa Sara Blaedel. Aunque el plato fuerte de la mañana era la presentación, en el Pabellón del Círculo de Lectores, del último libro de Camilla Lackberg, donde pudimos disfrutar de la presencia de esta joven y prolífica autora sueca, una de las reinas del género policiaco.

La presentación corrió a cargo de Tom Kellene, periodista sueco afincado en España desde hace tiempo, que nos habló de las similitudes de las zonas rurales suecas, y lo que podríamos llamar la España profunda, aunque esa mentalidad de pueblo pequeño es común a muchos otros países donde los libros de Camilla están teniendo un éxito fulgurante. Y es que la autora centra sus narraciones en Fjällbacka, un pequeño pueblo del que es oriunda y donde incluso ahora tienen lugar tours turísticos para enseñar los diferentes emplazamientos de escenas y asesinatos acaecidos en sus novelas.

Kellene, que regenta un programa en RNE, nos habló también del origen de la novela negra escandinava, quizás afincado en ritos ancestrales de la época vikinga, como las canciones populares que tienen como leiv motiv sucesos terribles o asesinatos crueles, según recordaba de las "copillas" que le cantaba su abuela cuando era pequeño.

Camilla Lackberg iba contestando en inglés las intervenciones de su compatriota, mientras la traductora ejercía su papel, aunque a la escritora se le entendía bastante bien. Nos contó que "Crimen en directo" es la cuarta novela publicada en España de una saga exitosa comenzada con "La princesa de hielo". Éxitos que Maeva tiene previsto seguir editando, ya que en Suecia las aventuras de Patrick y Erika van ya por su octavo libro.

A la autora le interesa, según nos contó, descubrir el punto de inflexión a partir del cual una persona buena puede llegar a matar, ya que todos somos asesinos en potencia. Ella aseguró que en su caso podría llegar a hacerlo si alguien amenazara a sus hijos. Nos contó además como el ser una mujer joven y atractiva le ha añadido un plus interesante como escritora en un mundo inicialmente muy masculino. Camilla trabajaba anteriormente en temas de marketing, y cree que la cultura y las novelas no están reñidas a la hora de trabajar con ese tipo de promoción, por lo que se involucra mucho en dichos temas.

La charla terminó con unos minutos dedicando libros a sus seguidores antes del siguiente compromiso de la escritora, emplazando a los allí presentes para las firmas de la tarde. A la salida, pasadas ya las dos de la tarde, observamos como la gente se arremolinaba alrededor de una escultura de hielo promocionando a la escritora, dando un poco de frescor ante el sofoco que impregnaba el ambiente. La mañana terminaba y nosotros abandonamos el parque huyendo del sol, buscando un lugar agradable donde poder comer y descansar después de la visita matutina. Y esperando, cómo no, la siguiente visita a la Feria.

12 comentarios:

Sergio G.Ros dijo...

Joe, Armando, qué crónica más buena... para los que no somos de los Madriles nos lo pones todo un poquito más cerca, ¡muchas gracias!
Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Me alegra que te haya gustado la crónica, Sergio. Seguro que te hubiera encantado estar por aquí y disfrutar de esta fiesta de los libros.

Gracias a ti por pasarte. Un abrazo.

MiánRos dijo...

Estupenda entrada. Y qué envidia.
Tiene que ser un gustazo ver y conocer a tanto escritor y tan juntitos todos, vamos, apiñados en una calle.
Mira que yo soy también de Madrid, y por unas cosas y otras no he podido ni acercarme a la feria por el momento. A ver si hay suerte en estos días y voy a darme un garbeo.

Un abrazo, amigo.
Mián Ros

B. Miosi dijo...

Armando, gracias a tus crónicas voy familiarizándome con ese mundo del libro tan dinámico que existe en España. La feria se ve muy animada, y si como dices, allí se darán las pautas de si la edición de un año es exitosa o no, es más que interesante.

Las ferias españolas son súper concurridas, lo contrario que ocurre en otros lados, y eso dice mucho de su gente.

Muchos besos!
Blanca

Armando Rodera dijo...

Pues ya sabes, MiánRos. Todavía te queda el último fin de semana de esta edición para dejarte caer por la Feria y pasear entre sus más de 300 casetas y sus diversos pabellones con actividades.

Gracias por pasarte. Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Ojalá pudieras estar aquí para comporbarlo en persona, Blanca. Seguro que te encantaría poder disfrutar de esta Feria en compañía de tus lectores.

Quizás algún año, quién sabe. Mientras tanto yo os seguiré contando lo que vea con estos ojitos, para que me hagáis compañía en mis andanzas por la Feria.

Gracias por tus palabras. Un abrazo.

Maribel dijo...

Pues te encontraste con un buen elenco de autores. Hace una par de años yo también hice cola en la Feria de Alicante para que Matilde Asensi me firmara unos libros (que además es de la terreta). Es una mujer muy agradable, y no solo te firma el libro sino que te dedica unos minutitos de charla.
Gracias por la estupenda crónica.
Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Es cierto, Maribel. Yo creo que ha sido uno de los días en los que me he encontrado uno de los mayores y más diversos elencos de escritores en mis visitas a la Feria.

Este año no me quedé en la cola de Asensi, pero lo que cuentas es la pura realidad, es una mujer encantadora. Hace 3 años me esperé un buen rato bajo el sol para que me firmara sus libros y luego pude charlar un ratillo con ella, aunque la persona de la caseta nos miraba con ojos asesinos porque la fila de fans no avanzaba mientras charlábamos.

Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Arlette dijo...

Me ha gustado mucho leer tu crónica. Le das un punto de vista diferente y muy acertado.

He observado una cantidad de autores suecos que imagino siguen la estela de Larsson. Lo cual indica que las modas existen también en literatura.

Un beso, y espero la próxima.

Armando Rodera dijo...

Gracias, Arlette, me alegra saber que te ha gustado la crónica.

Como bien dices la literatura también son modas. En general muchas editoriales están aprovechando el tirón de Larsson y contratando autores nórdicos. Y como son los invitados de honor en la edición de este año en la Feria pues nos encontramos con toda una legión de escandinavos por aquí.

Un abrazo.

Blas Malo Poyatos dijo...

Unos tanto y otros tan poco, ¡qué estupenda crónica! Y el insulso de mi hermano, viviendo en Madrid, ¡dice que no ha ido ni un día a visitarla!

Y ante eso sólo puedo decir: ¡Sacrilegio! ¡Que le entierren de libros!

Un abrazo

Armando Rodera dijo...

Hombre, Blas, hay gente a la que no le gustan estas cosas, je, je. No hace falta enterrar en libros a tu pobre hermano...

A mí ya sabes que me encanta, de hecho acabo de volver de estar otro ratillo por allí en el último día de Feria. Espectacular el tropel de gente que había allí reunido, no se podía ni andar.

Me alegra que te haya gustado la crónica. En breve os contaré más cosillas.

Un abrazo.