miércoles, 20 de octubre de 2010

RUEDA DE PRENSA DE KEN FOLLET EN MADRID

Esta mañana ha tenido lugar en Madrid el acto de presentación de la última novela de Ken Follett, "La caída de los gigantes", primera parte de la trilogía "The Century", saga que el autor galés tiene en mente ir publicando en próximos años.

El lugar elegido por Random House Mondadori, editorial que publica en español los bestsellers de Ken Follett, no ha podido ser más acertado: la antigua estación de ferrocarril de Delicias, que no presta servicio ferroviario en la actualidad pero sí alberga el Museo del Ferrocarril. En sus andenes la organización del evento ha instalado una tribuna para los fotógrafos acreditados, que esperaban ansiosos la llegada del insigne escritor.

La entrada en el andén adyacente a nuestra posición de un tren de vapor con su locomotora y vagones de época, incluyendo su columnata de humo funcionando a pleno rendimiento, ha sido el pistoletazo de salida para el peculiar posado de Ken Follett ante los medios. Tras unos operarios de estación ataviados para la ocasión que portaban carretillas llenas de ejemplares del libro a presentar, el señor Follett ha hecho su estelar aparición. Después de subirse a la plataforma preparada para el photocall, el escritor se ha dirigido a los presentes, asegurando que estaba encantado de presentar su última novela en nuestro país, mientras los flashes se disparaban sin cesar a su alrededor.

Tras terminar esta primera toma de contacto, nos hemos dirigido a la primera planta del edificio colindante mientras atravesábamos salas del Museo del Ferrocarril repletas de maravillosas maquetas de trenes. En la sala Eiffel ha tenido lugar el acto central de la presentación, dónde hemos sido recibidos por la editora de Random House una vez explicados los pormenores de la rueda de prensa.

La representante de la editorial ha agradecido a Ken Follett su presencia en nuestro país para esta presentación, tras hacer un hueco en su apretada agenda, apoyando con su visita el gran lanzamiento de "La caída de los gigantes" por parte de Random House Mondadori. Una primera tirada de 750.000 ejemplares editados en castellano para España, resto de países de habla hispana y Estados Unidos. La novela se ha catapultado a los primeros puestos en todas las listas de ventas, e incluso en este primer mes desde su publicación se han tenido que hacer dos reimpresiones de 50.000 ejemplares cada una. La editora ha recalcado el especial vínculo y la larga relación de Ken Follett con sus lectores españoles, recordándonos que sólo de la obra "Los pilares de la tierra" se han vendido cinco millones de ejemplares en nuestro país, siendo el libro más leído por los españoles en la última década.

A continuación ha dado la bienvenida a Ken Follett, que ha hecho acto de presencia en el cuidado escenario preparado para la ocasión. El escritor ha hecho una breve intervención ante todos los asistentes, minutos antes de someterse a las preguntas de rigor de los medios presentes.

El escritor galés nos ha hablado de la idiosincrasia de "La caída de los gigantes". Una obra que forma parte de la ambiciosa trilogía que Follett piensa escribir en torno al convulso siglo XX, llamada "The Century". En esta primera novela nos habla de las sufragistas inglesas, la Revolución Rusa y la I Guerra Mundial a través de las historias personales de cinco familias muy diferentes entre sí (alemanes, rusos, ingleses, galeses y norteamericanos), pero cuyas relaciones se van entrelazando a lo largo de la trama. Una novela que no pretende ser histórica, sino una novela de historias, de personajes. Un libro que trata de las familias, de sus miembros, de su entorno y de la evolución que tienen sus vidas a lo largo del período de tiempo en el que está ambientada esta obra. Sobre la segunda novela de la saga, en la que trabaja actualmente, nos ha adelantado que tratará sobre la II Guerra Mundial, aludiendo en una parte importante a la anterior Guerra Civil española, y saldrá a la venta en 2012. La última parte de la trilogía saldrá en unos cuatro años y su trama girará en torno a la guerra fría.


Al acabar esta alocución, el señor Follett se ha sentado en la mesa junto a la editora de RHM, dispuesto a responder las preguntas que le lanzaran los diferentes medios allí acreditados. Las cuestiones efectuadas por los periodistas han sido de lo más variadas. Desde cuál era su opinión sobre el uso de Internet a la hora de comunicarse con sus lectores o lanzar una campaña de promoción, a preguntarle que escenas de la obra le ha costado más trabajo novelar. Intervenciones que versaban sobre si su ideología influía en la redacción de la trama o le afectaba el peregrino debate sobre la calidad literaria de los best-sellers, pasando por otros temas cómo la adaptación de sus novelas al cine o televisión o el origen del título de esta obra, sin olvidarse del arduo proceso de documentación a la hora de enfrentarse a tan monumental proyecto.

Las respuestas del escritor galés, efectuadas en inglés pero con un tono pausado y vocalizando a la perfección, han permitido seguir la intervención casi sin hacer caso del aparato de traducción simultánea. Ken Follett nos ha asegurado que usa Internet continuamente, sea para recibir apreciaciones de sus obras a través de sus lectores, documentarse para una obra o viajar a otros países sin necesidad de moverse de su domicilio a través de Google Earth. Su conocida ideología laborista no le subyuga a la hora de escribir una obra. Según sus palabras, un buen escritor debe dejar de lado sus ideas propias y ser lo más objetivo posible al narrar una trama, intentando escribir desde el punto de vista propio de cada personaje o situación diferente, sin tomar abiertamente partido.

Follett está muy satisfecho con el resultado de la miniserie que en estos momentos se emite en España basada en su obra más conocida, "Los pilares de la tierra". Como primicia nos ha adelantado que los mismos productores de esta serie tienen ya el guión preparado y esperan empezar a rodar a mediados de 2011 otra producción relatando los hechos acaecidos en "Un mundo sin fin". También en Alemania se está preparando otra serie sobre su novela "Una fortuna peligrosa" y ha asegurado entre bromas que está dispuesto a vender los derechos de las pocas obras que no tiene comprometidas si algún productor se lo proponía.

En un ambiente muy distendido, Follett ha asegurado que lo mejor de ser escritor de best-sellers, tarea en la que lleva ocupado más de treinta años con 26 libros escritos y más de cien millones de ejemplares vendidos, es poder dedicarse a lo que más le gusta, siendo además muy feliz con su trabajo. Un trabajo enriquecedor, con el que disfruta emocionando a los lectores, ya que asegura que esa es la única clave de su éxito. Una obra que te llegue al corazón, que te haga sentir, llorar, emocionarte ante los hechos que les ocurren a sus personajes. Eso es lo primordial a la hora de lanzarse con un nuevo proyecto, y algo que tiene que tener en cuenta cualquier persona que quiera dedicarse a escribir.

El escritor nos ha contado el laborioso proceso a la hora de aventurarse con esta trilogía. A la hora de documentarse pensaba que iba a encontrar otras obras que enfocaran esos temas desde puntos de vista similares, pero la realidad era bien distinta. Le costó seis meses de duro esfuerzo leer todo tipo de documentación para ambientarse en su historia, y luego otros seis meses preparando el guión de la trama y los personajes a los que iba a dar vida una vez se pusiera a escribir la novela. Una obra de la que ha destacado dos escenas principales: la batalla de Somme o la toma del Palacio de Invierno de San Petersburgo. De personajes se ha quedado con Walter, el espía alemán cuya formación e ideales están tan alejados de los que él promulga, antes de que su mundo cambiara repentinamente al enamorarse de una joven inglesa.

Al terminar el turno de preguntas, unos pocos privilegiados hemos tenido la suerte de que Ken Follett nos firmará un ejemplar de su obra, antes de ser requerido por la organización para las entrevistas personalizadas que tenían apalabradas con diferentes televisiones. El acto ha terminado con un breve refrigerio que todos hemos agradecido tras disfrutar de un acto muy interesante y entretenido preparado con exquisito mimo por Random House.

Comprar la descarga en Todoebook

24 comentarios:

Megan Maxwell dijo...

Madre mía ¡qué nivelazo!
La verdad es que ha tenido que ser algo curioso, bonito y diferente. Gracias por mostrarnoslo.
Un besote

Lola Mariné dijo...

Estupenda crónica, Armando.
Me hubiera gustado estar alli.
Saludos.

QuietBrown dijo...

Armando, justo he leído hoy una noticia sobre Follett en la que se ve lo poco que se gusta a sí mismo este hombre...
Me ha gustado la crónica y las fotos, me gusta cómo escribe Follett, peeero he echado en falta algo de sal y pimienta en tu crónica. Una nota de color, un mínimo de opinión... No sé. Una crónica, en su definición más pura, es eso: no es un artículo informativo sin más ni un reportaje.
De todas formas, gracias por acercarnos a Mr. Best-Seller (qué mareo me ha dado leer lo de los 750.000 ejemplares, qué bárbaro) y a la estación de Delicias, que por cierto me pilla al lado XD
¡Un besote!

Anónimo dijo...

Gracias por llevarnos allí, Armando. Muy buena crónica!
Guarda bien tu libro firmado... ya es un clásico! :)
Esther

Miguel Baquero dijo...

Sin duda una presentación distinta y original, en la vieja estación de tren. Parece que han tirado la casa por la ventana.

Alicia Uriarte dijo...

Armando, cada vez estas más cerca de los que están más alto. Gracias una y mil veces por compartir tus vivencias y tu literatura. Es un verdadero placer ser tu seguidora. Pocos dan tanto a cambio de tan poco.
Por Bilbao andamos con la Semana de la Poesía Bilbao27. Te invito a la crónica recién acabada de uno de los actos.

Besarkadatxu bat.

Armando Rodera dijo...

Ya te digo, Megan, je, je. Ha sido una presentación de lo más peculiar, con una puesta en escena que no desmerecía a las de Hollywood.

Un beso.

Armando Rodera dijo...

Muchas gracias, Lola. Seguro que lo habrías pasado bien en la presentación, ha sido muy chula.

Un saludo.

Armando Rodera dijo...

Agradezco tu sinceridad, Quietbrown. Las fotos han quedado bien para no llevar los mega equipos con teleobjetivos imposibles que usaban algunos fotógrafos, la verdad es que estoy contento con el resultado.

Sobre la crónica siempre cuento lo que veo, y en una rueda de prensa con preguntas y respuestas tampoco puedes ser muy subjetivo y dar tu punto de vista. He escrito artículos de opinión en los que me mojo más, ya me entiendes, pero aquí simplemente quería contar lo que vi.

Sí puedo aseguraros que Follet tiene experiencia en esto de las presentaciones, maneja muy bien el tempo y sus tablas son impresionantes. La organización ha estado perfecta y no puedo ponerle ningún pero al acto, exceptuando el hecho de que hemos esperado a pie firme en el andén de la estación, con un frío que pelaba, y el retraso en la hora anunciada para la llegada del escritor ha sido de unos veinte minutos.

Gracias por tu aportación. Un saludo.

Armando Rodera dijo...

Muchas gracias, Esther. Ese libro ya queda a buen recaudo, je, je. Eso sí, tengo que empezar a leerme el tochazo...

Un beso.

Armando Rodera dijo...

Eso es cierto, Miguel. No han escatimado en gastos a la hora de presentar a Ken Follet en Madrid. El marketing es lo que tiene...

Gracias por pasarte. Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Eso es que tú me miras con buenos ojos, Alicia, je,je. Fuera de broma, sabes que agradezco muchísimo tus palabras. Me gusta asistir a estos actos y me encanta compartirlo con todos vosotros.

Voy a ver tu crónica sobre Bilbao27. Veo que últimamente también tenéis muchas actividades literarias por allí, eso está bien.

Un abrazo.

Paco Gómez Escribano dijo...

Buenísima crónica, Armando. no te pierdes una, jaja. Una presentación esperada y celebrada en un magnífico escenario. Me encantaría leerla, aunque llevo retraso de novelas y, encima, en Getafe Negro van a caer otras cuantas. Un abrazo.

Arlette dijo...

Me encanta cómo escribe este autor. Terminas un capítulo y estás deseando comenzar el siguiente. Y para colmo, adoro los libros de guerra aunque de la primera he leído muy poco, lo reconozco.
Muy buena crónica Armando, limpia, sencilla y al grano. Me hubiese gustado estar allí.
Un beso.

Armando Rodera dijo...

Muchas gracias, Paco, ya sabes que ayer tuvimos un día bastante ajetreado, je, je.

Yo me pondré con el libro en cuanto pueda, aunque también tengo ya una lista pendiente bastante importante y los que quedan por caer.

Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Tienes razón, Arlette. Aunque debo reconocer que me gustan más sus libros de espías y/o aventuras que los afamados libros del medíevo. Ya veremos que tal este último, ya que al igual que tú, no he leído mucho sobre la I Guerra Mundial.

Gracias por tus palabras. Un beso.

MiánRos dijo...

¡¡Guau!!, el sr. Follett, ni más ni menos, cómo me hubiera gustado asistir. Ahora estoy precisamente leyendo El mundo sin fin, del tito Ken, entre otras novelas.
Gracias por la información del evento, como siempre tal recreativo, Armando.
Un fuerte abrazo, amigo.
Mián Ros

Blas Malo Poyatos dijo...

Increible. Menuda presentación de época, Armando. Desde luego, la promoción es fundamental, y donde las grandes editoriales se mojan se nota.

Estoy como unas castañuelas. Me han enviado una foto; mi EEDLA está junto a Kenny en el FNAC de Sevilla.

Un abrazo

Maribel dijo...

Hay que ver cómo se lo montan a los grandes. Sus presentaciones son puro espectáculo. Da la impresión de que no sacan libros sino productos de marketing. Y pensar que con un nombre saben que lo tienen todo vendido. Qué poco arriesgan las editoriales, van a lo seguro (debe ser todo envidia cochina, jeje).
Tu crónica excelente, como siempre.
Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Seguro que te hubiera gustado, MiánRos, ha sido toda una experiencia.

Yo me leí "Un mundo sin fin" el año pasado y no me terminó de convencer, aunque creo que "La caída de los gigantes" me gustará más.

Un abrazo y feliz fin de semana.

Armando Rodera dijo...

Ya te digo, Blas, han tirado la casa por la ventana. Como se nota el tema de la promoción, eso es fundamental hoy en día.

¿Así que al lado de Kenny? Me ha hecho gracia, je, je. Me alegra saberlo, amigo, te lo mereces.

Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Entiendo tu postura, Maribel, y tienes razón. Es más difícil que se arriesguen con autores desconocidos, sabiendo que un escritor como Follett les va a vender un millón de libros en poco tiempo.

Pero desde luego el marketing tiene un peso importantísimo hoy en día. Habrá que aplicarse el cuento.

Gracias por tus palabras. Un abrazo.

Sergio G.Ros dijo...

Qué crónica más buena, Armando, haces que nos sintamos partícipes de la presentación, como si estuviéramos allí. Muchas gracias por trasladarnos a estos eventos, sobre todo para los que amamos la literatura. Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Muchas gracias por tus amables palabras, Sergio. Me gusta asistir a este tipo de actos y me siento arropado por todos vosotros, por lo que para mí supone un placer poder compartir estas experiencias, aunque sea de modo virtual.

Un abrazo.