sábado, 24 de abril de 2010

PRESENTACIÓN DEL PREMIO DE NOVELA ROMÁNTICA "CIUDAD DE SESEÑA"

Para celebrar el Día Internacional del Libro decidimos acercarnos a la imperial Toledo, disfrutando de una mañana esplendorosa de primavera mientras callejeábamos por el casco histórico de la ciudad buscando nuestro destino: el Palacio de Benacazón.

Esta hermosa construcción del siglo XV es en la actualidad la sede de la Obra Social y Cultural de Caja Castilla la Mancha. Después de atravesar un precioso patio mudéjar nos adentramos en el salón de actos del edificio, dispuestos a asistir a la presentación en rueda de prensa del Premio Internacional de Novela Romántica "Ciudad de Seseña".

Tomó la palabra Silvia Pérez Trejo, directora de Imagine Ediciones y responsable junto al Ayuntamiento de Seseña de la organización de este certamen. Nos presentó a los miembros del jurado, encabezados por los escritores Lourdes Ventura, Ignacio del Valle y Vanessa Monfort comentando brevemente en que iba a consistir el acto, para a continuación dar paso a los integrantes de la mesa principal.

En primer lugar tomó la palabra el representante de Caja Castilla La Mancha, patrocinador oficial del certamen que cedió gentilmente sus instalaciones para el acto aparte de la generosa contribución económica que dota este premio. Nos aseguró que su empresa seguirá apostando decididamente por la obra social y cultural, estando muy orgullosos de los resultados cosechados a lo largo de los años que este proyecto lleva en pie.

Fue el turno entonces del alcalde de Seseña, Manuel Fuentes, que agradeció a Imagine Ediciones y al representante de CCM su aportación a un certamen internacional que ha ido creciendo a lo largo de los años, contando en la última edición con un total de 153 manuscritos recibidos de España, Portugal y países latinoamericanos. Se congratuló de poder seguir apostando por la cultura en época de crisis, deseoso de que Seseña y su certamen alcancen el estatus de premio reconocido dentro del mundo literario.

Se presentó a continuación el libro ganador del año anterior, "Cracovia sin ti", cuyo autor, Carlos Salem quiso dedicarnos unas breves palabras. El reconocido autor de novela negra dijo jocosamente que esperaba que sus lectores varones no usaran la novela sólo para forrarla con las páginas de un diario deportivo. Nos habló de su novela, una historia urbana de amores y desencuentros narrada por un gato, esperando que gustara al público.

Se dio paso entonces al levantamiento oficial del acta del jurado que otorgaba por unanimidad el premio correspondiente a la sexta edición de este certamen a la obra de Megan Maxwell titulada "Niyomismalose". Fue el turno entonces de los miembros del jurado, que dieron cada uno su opinión para conceder el premio a la novela ganadora.

Lourdes Ventura nos contó que la actual novela romántica es una novela de mujeres fuertes e independientes, alejada de los cánones de años atrás donde las mujeres dependían del varón casi para todo en su vida. Sin menospreciar a Corín Tellado recalcó que esos galanes habían desaparecido y ahora nos encontrábamos a unas mujeres que decidían lo que hacer con sus vidas y esta novela era un ejemplo perfecto de este cambio en el género romántico, con unos personajes femeninos perfilados a la perfección en su nuevo papel en la sociedad moderna.

Ignacio del Valle dio el punto de vista masculino del jurado, haciendo hincapié en la fuerza que emana de la obra, que conjuga todo lo necesario en una novela de género pero traspasando ese umbral para narrarnos una historia de nuestros días con unos personajes ante los que podemos vernos perfectamente reflejados.

Vanessa Monfort evocó una de las novelas culmen de este género a veces denostado: "Cumbres borrascosas". Recordando la famosa frase de "Si todo pereciera y él quedara, yo seguiría existiendo, y si todo quedara y él desapareciera, el mundo me sería del todo extraño, no me parecería que soy parte de él" aseguró que la obra ganadora cumple con lo primordial de una novela de género pero transportada a la modernidad, de la que hace gala desde la primera página.

La última del jurado en hablar fue Mª Antonia Fernández, concejala de cultura de Seseña, asegurando que seguiría luchando como organizadora del certamen para darle cada vez más relevancia. Agradeció a Imagine Ediciones su implicación y a CCM su patrocinio, consiguiendo entre risas y veras del representante de la Caja un atisbo de promesa futura para aumentar en años venideros la aportación económica de dicho galardón.

Fue el turno de la ganadora, Megan Maxwell, que con la emoción y los nervios habituales en estos casos, agradeció a los miembros del jurado y a los organizadores del certamen el haberle concedido este importante galardón. Esta autora se está convirtiendo en los últimos tiempos en una de las mayores abanderadas de la novela romántica en nuestro país, con diversas obras publicadas y por publicar en importantes editoriales, amén de ganar este premio que la corona aún más como un baluarte de las letras hispanas en este género.

El acto terminó con la consabida sesión fotográfica, totalmente alejada de la rigidez que se observa en otros actos, destacando su espontaneidad por parte de todos los participantes en la misma. Después llegó el turno de firma de libros y las charlas entre los asistentes al acto, dándose por finalizado el mismo minutos después.

En definitiva un acto muy interesante y una manera diferente de disfrutar de un día tan especial para todos los amantes de la literatura como es este 23 de Abril.


jueves, 22 de abril de 2010

PRESENTACIÓN DE "EL DISCÍPULO", DE EMILIO R. BARRACHINA

Ayer tuve la suerte de poder asistir al pase de prensa de la película "El discípulo", del director Emilio R. Barrachina. Era su puesta de largo en Madrid, a escasas horas de su estreno oficial en España este día 23 de Abril, partiendo en principio con un total de 65 copias repartidas por toda la geografía española.

Después de una intensa gira de promoción y tras participar en los festivales de Lleida y Málaga encendiendo un debate a su alrededor, esta película hacía su aparición ante los medios congregados en el cine Luchana. Antes de la proyección, el director de la película nos comentó que la cinta está a caballo entre el cine y el documental, alejada de la grandilocuencia de films muy conocidos sobre la vida de Jesús que se han realizado a lo largo de la historia, pero con una cuidada producción y un enfoque histórico novedoso que no dejará indiferente a nadie: una base científica e historiográfica que parte de exhaustivos estudios de eruditos de todo el mundo a lo largo de los últimos 250 años sobre el personaje de Jesucristo, alejada totalmente de su visión divina como Hijo de Dios y fijándose en su Yo más terrenal.


La película narra la vida de Jesús desde ese punto de vista, usando como hilo conductor de la trama las conversaciones que sobre dicho personaje tienen lugar alrededor del año 80 de nuestra era entre Lucas el Evangelista y Juan, uno de los discípulos de Jesús. Juan le echa en cara a Lucas que tergiverse a conciencia los hechos reales ocurridos al escribir su Evangelio, al igual que Mateo y Marcos, ya que ellos son seguidores de Saulo de Tarso, el posteriormente conocido como San Pablo, sin que ninguno de ellos llegara a conocer a Jesucristo en vida pero proclamando una nueva religión basada en unos preceptos supuestamente sacados de la doctrina de Jesús. Lucas habla de pasajes de la vida de Jesucristo como si los hubiera vivido, llegando a poner en duda los propios recuerdos del anciano Juan, cerca ya de la hora de su muerte.

En el film se nos muestra al grupo de seguidores de Juan el Bautista, descendientes directos de los macabeos, con Jesús como discípulo aventajado. Tras el encarcelamiento y posterior muerte del Bautista a manos de Herodes, Jesús se ve obligado a guiar a su pueblo tanto espiritual como militarmente en su enfrentamiento con el pueblo invasor, los romanos. Esperan la llegada del Reino de Dios en la Tierra, el advenimiento de los ejércitos de ángeles de Yahvé para ayudarles a expulsar a los invasores; algo similar a lo ocurrido con sus antepasados 150 años atrás, según reza la sabiduría popular de su pueblo.

Pero Jesús duda de su tarea, acosado por sus demonios interiores. Un personaje alejado de los cánones de bondad habituales, magistralmente interpretado por Joel West, que nos muestra un ser irascible pero humano, enfadado consigo mismo y con su aparente destino. Se supone que tras la muerte de su maestro él debe escuchar la palabra de Dios para guiar a su pueblo en la victoria final, pero realmente no la escucha. Siente una ira interior y un profundo odio hacia los romanos, fundamentado desde la muerte de José, su padre, a manos de las legiones del César. Pero también se nos muestran sus inquietudes, sus desvelos y la profunda batalla interior que tiene con su propia alma atormentada, luchando por alejar de sí el fantasma del amor terrenal por una mujer que le impediría cumplir la tarea para la que está destinado.

En la historia contada se olvidan del supuesto halo de divinidad que siempre se ha asociado a los actos de Jesús, incluyendo la virginidad de su madre, los milagros realizados en vida o la posible resurrección. Desde un punto de vista científico no hay narraciones históricas sobre la vida de este personaje fuera de los textos religiosos, por lo que basándose en esos principios el director teje los hilos de la trama que cree más cercana al original.

El film cuenta con una buena ambientación y recreación histórica, asesorados por el catedrático de la Universidad Complutense Antonio Piñero. La cuidada fotografía nos traslada en un instante a la antigua Galilea a través de los magníficos paisajes de nuestra sierra de Baza, elección creo que muy acertada para la consecución de los fines previstos. Mención especial también para la banda sonora del film, una heterodoxa mezcla de flamenco y música clásica que una vez escuchada mientras saboreas las imágenes nos lleva a comprender finalmente las intenciones primigenias de sus autores.

Al finalizar la proyección tuvo lugar un ameno coloquio entre los asistentes al acto y algunos de los actores del film, como Juanjo Puigcorbé, genial en su papel del cínico Poncio Pilato, o Ruth Gabriel, en el papel dramático de María Magdalena. También se unieron al coloquio el director, Emilio R. Barrachina o el profesor universitario que ha actuado como asesor científico en la producción, Antonio Piñero.

En definitiva una visión diferente de lo que siempre nos han contado y una apuesta arriesgada en estos tiempos que corren. Una película valiente que puede tener sus seguidores o sus detractores, pero que lo único que busca es no dejar indiferente a nadie y obligar al público a plantearse si realmente es cierto el origen histórico de una de las religiones más importantes del planeta.

miércoles, 14 de abril de 2010

"OBJETIVO: ADOLF HITLER", DE PATRICK ERICSON

Después de la magnífica gala del otro día, y esperando que llegue la semana que viene con los actos del día del Libro, quería hablaros hoy de una novela que me ha impactado. Y como lo prometido es deuda, os dejo con la reseña de la misma. Se trata de "Objetivo: Adolf Hitler", la última obra de Patrick Ericson, uno de los escritores más prolíficos y exitosos de nuestra querida Generación del XXI.

En este trepidante thriller con altas dosis de intriga, donde la trama principal es una investigación seudo policial en las entrañas del III Reich, Patrick Ericson nos sorprende con una inquietante ucronía sobre el devenir de la Historia tras darse un cúmulo de circunstancias que cambiaron el curso de la II Guerra Mundial.

Mientras el conflicto bélico se encuentra en todo su apogeo en diciembre de 1942, Adolf Hitler sufre una misteriosa dolencia que le lleva a los abismos de la muerte. Postrado en cama el Führer, en estado comatoso, los altos cargos del NSDAP debaten la estrategia a seguir para no perder la guerra. Dos asuntos son los principales a tratar: por un lado, frenar el avance de la Werhmacht camino de Stalingrado, diezmada por el ejército soviético y su poderoso aliado, el General Invierno, crudísimo en aquellas latitudes, hasta encontrar una alternativa estratégica.

Por otro lado, las ansias de poder de Hitler en pos de la aniquilación total de sus enemigos, han impedido que Alemania invierta más tiempo, dinero y efectivos en el desarrollo de fabulosos proyectos armamentísticos guardados en los cajones de los científicos e ingenieros germanos. El Alto Estado Mayor, usurpando las funciones del Führer mientras él se encuentra enfermo y ocultándolo al resto del mundo, firma un armisticio con los soviéticos que les permite variar el curso de los acontecimientos.

El ejército alemán se rearma y empieza la producción en serie de modernos prototipos de cazas, submarinos de última generación y poderosas bombas capaces de aniquilar una ciudad en escasos segundos. Pero Albert Speer, a la sazón Ministro de Armamento y primer arquitecto del III Reich, no está del todo tranquilo. La misteriosa afección de su líder le llevara a emprender una ardua investigación que le planteará numerosas dudas tras comprobar que la gran mayoría de los integrantes del círculo de confianza del dictador se verían beneficiados con su muerte.

Speer sospechará de todo el mundo, incluyendo sus camaradas de Partido, infiltrándose en todas las reuniones al más alto nivel para aclarar el misterio que le corroe. Mientras tanto, él también aprovecha la coyuntura para retomar un fastuoso proyecto arquitectónico de proporciones inimaginables: Germania, el nuevo Berlín que asombrará al mundo.

El mismo Hitler, tras recuperarse de sus dolencias, dará el visto bueno a las órdenes ejecutadas en su ausencia, aunque fueran otros sus planes iniciales. Los espías alemanes dan parte a la Cancillería sobre las intenciones de los aliados de efectuar un grandioso desembarco en las playas de Normandía. Pero el Führer guarda un poderoso as en la manga que obligará a Inglaterra a postrarse ante él a riesgo de ser devastada.

Tras romper de nuevo la paz con los soviéticos, Alemania invade dicho territorio una vez pertrechado su ejército. Los nuevos cazas germanos gobiernan los cielos europeos y sus infalibles submarinos se hacen con el control del Atlántico. Con la guerra totalmente encauzada, a falta de dominar a los presuntuosos americanos con el arma definitiva de su arsenal, Albert Speer prosigue con sus investigaciones. Descubre una secta secreta urdida en el corazón de la SS, posibles altos cargos trabajando a sueldo de los aliados como espías infiltrados y generales con ansias de poder que parecen no querer detenerse ante nada. Nadie está fuera de sospecha ante Speer, y menos al descubrir un nuevo intento por acabar con la vida de Hitler una vez repuesto de sus misteriosas dolencias.

El final de la obra nos llevará hacia el trágico destino que le espera a la humanidad, mientras Speer descubre, tras numerosas ensayos de prueba y error, quién es el verdadero traidor en el seno de confianza de Hitler. La verdad caerá como una losa sobre los protagonistas, aunque a veces las apariencias engañan.

Patrick Ericson nos sumerge de forma implacable en los entresijos del Alto Mando alemán, en esta nueva visión de la Historia que pondrá los pelos de punta al lector. Con una cuidada y exhaustiva documentación el autor nos transporta de forma magistral a las reuniones al más alto nivel que tienen lugar en la Cancillería alemana, humanizando un poco esos personajes largamente odiados en el imaginario occidental: Hitler, Goering, Himmler, Goebbels. Consigue además que los lectores se pongan de parte de Speer en la búsqueda del traidor, atraídos quizás por la arrebatadora personalidad del que en su día llamaron el nazi bueno. Un tecnócrata en estado puro ajeno a los saludos fascistas, el antisemitismo y la solución final contra los judíos que en la historia real demostró arrepentimiento en Nuremberg salvándose de su ejecución.

Con un estilo directo y unas descripciones acertadas, Patrick Ericson nos lleva de la mano hasta descubrir los delirantes planes del nazismo para el resto del mundo. Una historia de ficción totalmente creíble, dada la ambición del III Reich y el grado de realismo que el autor imprime a la narración de la trama. Los certeros diálogos puestos en boca de personajes clave durante el conflicto mundial nos permiten conocer de primera mano los miedos y anhelos de esos seres de carne y hueso que pretendían apoderarse del mundo.

En definitiva una trama absorbente que nos obligará a plantearnos las posibles consecuencias de unos actos que hubieran cambiado nuestra historia. Una narración sorprendente que nos tendrá en vilo hasta el final, casi más pendientes de descubrir al traidor entre los nazis que de preocuparnos por el advenimiento de un nuevo orden mundial que hubiera supuesto la victoria de Alemania en la guerra.

viernes, 9 de abril de 2010

PRESENTACIÓN DEL PREMIO PRIMAVERA DE NOVELA

Anoche tuve la suerte de poder asistir a la gala de presentación del XIV Premio Primavera de Novela en el magnífico marco del Círculo de Bellas Artes de Madrid. Se trataba de un acto organizado por la editorial Espasa y Ámbito Cultural de El Corte Inglés, representados por Ana Rosa Semprún y Ramón Pernas respectivamente, que tuvieron unas palabras para el respetable destacando la labor realizada por este prestigioso certamen en favor de la literatura a lo largo de sus años de singladura.

La periodista y escritora Marta Robles fue la conductora del acto, encargándose de presentar a continuación a los verdaderos protagonistas de la noche: Fernando Marías, ganador del certamen con su obra "Todo el amor y casi toda la muerte" y la finalista María Tena, autora de "La fragilidad de las panteras".

Marta Robles alabó el trabajo de ambos escritores, encantada por haber sido de las primeras personas que han podido disfrutar con la lectura de dichas novelas. La periodista aseguró que, aunque las tramas son muy diferentes, ella había encontrado un nexo común recurrente a lo largo de dichas historias: el sexo. Este detalle fue subrayado en diversas ocasiones a lo largo del acto, de forma divertida y espontánea, mientras los protagonistas de la función dejaban entrever pasajes de las novelas que podrían encandilar al público presente.

Fue entonces el turno de la escritora María Tena, que aprovechó para comentar los aspectos más importantes de su labor literaria. Aseguró que su estilo es claro, conciso y muy contenido, aunque Marta Robles confirmó que en esta última novela había sido bastante explícita en algunas escenas. La autora nos habló de las protagonistas de "La fragilidad de las panteras", tres hermanas con diferentes problemas personales, pero que consiguen solucionarlos gracias al mismo hombre, encarnado por un personaje ligeramente desdibujado a propósito por la autora cuyo nombre es Iñaki. Un personaje de ficción, casi de fantasía, sólo ligeramente esbozado al contrario que sus compañeras de reparto, para que cada persona pudiera imaginárselo a su manera en su personal lectura.

Marta Robles pasó entonces a dialogar con Fernando Marías, refiriéndose a su obra como un thriller delirante. Una historia donde se mezclan los sentimientos más profundos con la trama pseudo policial, mientras dos hombres cuyas vidas transcurren en siglos diferentes se ven abocados sin remedio a sufrir el mismo mal: su obsesión por el fantasma de la mujer que aman, impidiéndoles disfrutar de su vida más terrenal.

Fernando Marías, sorprendido ante el resumen planteado por la periodista, aseguró que su obra es más fácil de leer que de contar, dada la complejidad de la misma. Una novela en la que nos habla de sus verdaderos temores, de sus miedos más profundos, puestos bajo el foco cegador ante el que pretende diluirlos hasta que desaparezcan de su vida. Una especie de fuego purificador, una catarsis en toda regla que le sirvió para psicoanalizarse mientras alejaba sus fantasmas.

Aunque en esta ocasión, Marías nos descubrió que el origen de la novela es prácticamente autobiográfico. Según sus palabras, hace unos cinco años se encontraba en un hotel paradisíaco del Caribe junto a una hermosa mujer, dispuesto a disfrutar de lo que la vida nos ofrece. Pero la aparición repentina de los fantasmas de dos mujeres no alejadas completamente de su vida le obligaron a trastocar sus planes. Aunque eso sí, aquellos momentos le dieron pie para escribir esta novela con la que ha sido galardonado.

La conversación fluía entre la periodista y los escritores, mientras nos narraban divertidos algunos detalles de sus obras; escenas que podrían impactar al lector, semejanzas entre los dos libros y la mención de un pasaje de la novela ganadora que nos dejó a todos con la intriga, al desconocer muchos de los asistentes a qué se referían con "la tortura del alfiler". Los escritores bromeaban incluso entre ellos al recordar el inminente comienzo de una intensa gira de promoción de sus obras, mientras Marta Robles se ofrecía a acompañarles por si acaso.

Al terminar la presentación, todos los asistentes al acto nos dirigimos a un salón aledaño, donde tuvo lugar la segunda parte de la gala. Allí pudimos disfrutar de un catering de alta cocina y todo tipo de bebidas, mientras las camareras portaban sus bandejas haciendo malabares entre los diferentes corrillos que se iban montando entre personas afines.

Un nutrido grupo de representantes de la cultura patria se dieron cita en el Círculo para asistir a este acto. Desde personajes mediáticos del mundo del cine o la televisión, como Ana Fernández o Nuria Roca, pasando por periodistas de prensa, radio y televisión, sin olvidarnos del numeroso grupo relacionado con el sector editorial. Editores como Silvia Pérez o Raúl Quintana, agentes literarios y toda una pléyade de autores que quisieron arropar a sus compañeros en tan importante noche. Allí estaban Rosa Montero, Ana María Matute, Eugenia Rico, Félix Palma, Pedro de Paz, Carlos Salem, Ignacio del Valle y otros muchos escritores para agasajar a los premiados en este certamen.

Un evento muy bien organizado en el que disfrutamos compartiendo amenas charlas con los allí reunidos. Al finalizar el mismo, algunos de los habituales decidieron prolongar la velada en el bar de un hotel muy conocido en la noche madrileña, pero eso ya es otra historia...

lunes, 5 de abril de 2010

PASEANDO POR LAVAPIÉS

De vuelta en Madrid, una vez acabados los provechosos días de vacaciones, queda retomarle el pulso a mi nueva situación y afrontar con buenas perspectivas el futuro que se presenta ante mis ojos. Varios proyectos personales y profesionales se tienden la mano en mi mente, pugnando por salir a la superficie, y es momento de priorizar para afrontar con garantías esta nueva etapa.

En breve publicaré la reseña sobre el último libro publicado por uno de los más exitosos integrantes de nuestra querida Generación del XXI. ¿A quién me refiero? Sólo tendréis que esperar un poco más. Y además, a finales de semana tengo previsto acudir a la presentación del Premio Primavera en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, evento del que seréis cumplidamente informados con una pequeña crónica en este blog.

Pero hoy, mientras buscaba un documento específico en el disco duro de mi ordenador, me he topado con algunos archivos antiguos y no me he resistido a releerlos. Son algunos relatos y microrrelatos que perpetré hace tiempo, cuando era aún más bisoño que ahora y los remitía a diversos concursos. No me lo tengáis en cuenta, era joven e inexperto. Pero de todo se aprende en esta vida y en un día como hoy, un lunes cualquiera del resto de mi vida, es posible que esta experiencia catártica me sirva como punto de inflexión. Y como quiero compartirlo con todos vosotros, os dejo con un pequeño relato titulado "Paseando por Lavapiés".

********************************************************************************

PASEANDO POR LAVAPIÉS

Salió del supermercado con prisas. Se había quedado un rato charlando en la puerta con Paqui, su vecina de toda la vida, y se le había hecho un poco tarde. La señora Manuela iba con el carro cargado de comida para el mes y se ajustó el bolso al brazo izquierdo antes de enfrentarse a la dura cuesta que le separaba de su casa.

El barrio había cambiado mucho en los últimos años; Lavapiés se convirtió en un barrio donde todas las razas y credos tenían cabida. A Manuela no le hacía demasiada gracia, pero no tenía dónde ir. Sólo contaba con una mísera pensión y su pisito de toda la vida, situado en una corrala de las que afortunadamente estaba rehabilitando el Ayuntamiento. Pero no le gustaban sus vecinos.

Manuela apretó el paso al llegar a la zona sin farolas. Bueno, sí había farolas, pero no funcionaban, pensó la buena mujer. Habían robado el cobre que las alimentaba, malditos ladrones. Eran sólo unos metros, pero Manuela lo pasaba fatal en esa acera tan oscura, temerosa de cualquier sombra. Aunque esta vez no fue la sombra, sino una voz clara y rotunda la que le asustó.

— ¡Señora! Espere, no se vaya —le gritó un enorme negro de rostro amenazador.

Manuela aceleró más aún, tirando del carro con todas sus fuerzas, mientras el joven africano se le acercaba a marchas forzadas, instándole a parar. El corazón se le desbocó, agarró el bolso con más fuerza y rezó todo lo que recordaba. Escuchó a pocos pasos el resollar de su perseguidor, a punto de darle alcance. Se dio la vuelta y el miedo la paralizó. Sólo podía distinguir sus ojos y unos dientes blanquísimos. Manuela tiró el carro al suelo y corrió con sus escasas fuerzas, sabiendo que estaba a cincuenta metros de su casa. No le dio tiempo a llegar.

—Señora, disculpe, se le ha caído esto—le dijo el africano entregándole un monedero—. He visto que se le abría el bolso y el monedero fue al suelo. Por eso la llamaba.

Manuela comprobó su bolso y era cierto. La vergüenza recorrió su rostro y sólo pudo musitar un inaudible “Gracias”, mientras recogía el carro y volvía a casa.