miércoles, 2 de marzo de 2011

LA REVOLUCIÓN DIGITAL NO SE DETIENE. TENDENCIAS 2.0 EN EL SECTOR EDITORIAL.

Tras unos días algo alejado del mundo de los blogs por culpa de una pequeña intervención quirúrgica de la que me estoy recuperando sin problemas, vuelvo a nuestro espacio virtual con ganas de compartir muchas historias nuevas con vosotros. Y es que el sector editorial sigue convulso, aunque a mi modo de ver parece que mira con mejores ojos los nuevos tiempos en los que nos movemos.

Como recordareis, hace unos semanas debatíamos en la entrada "Renovarse o morir" algunos de los aspectos más candentes del panorama editorial con respecto a las nuevas tendencias y a la revolución digital que amenaza con llevarnos a todos por delante. Creo recordar que al final del debate, en alguno de los comentarios de respuesta, os hablaba de la última iniciativa de Juan Gómez Jurado.

Todo surgió por el guante que le lanzó al escritor un famoso cantante de Moratalaz afincado en Miami. Le retó a poner gratis en Internet alguna de sus obras y el escritor no se amilanó. Al contrario. Creo una nueva plataforma, 1Libro1Euro, y colgó allí su primera novela gratis, con la condición de que el internauta donase la voluntad a la ONG SaveTheChildren en un botón habilitado para ello. La respuesta fue brutal.

Con la ayuda de sus seguidores en redes sociales mejoró la web, a la que se han ido añadiendo nuevos títulos en los últimos días, y de paso le dieron bien en el morro al susodicho cantante. La iniciativa se difundió a toda velocidad por el ciberespacio y la idea prendió una mecha que no sabemos dónde terminará. Los internautas también quieren demostrar que no todos ellos son piratas, y que otro panorama es posible. El resultado: más de 40.000 euros recaudados y subiendo...

Otro de los libros que se ha unido a esta plataforma es Realidad aumentada, de Bruno Nievas. También hablamos de él en la anterior ocasión. El boom de su web, donde ofrece gratis su novela ante la negativa de las editoriales, también ha tenido una amplia repercusión. Lleva más de 37.000 descargas y no parece tener límite. Aunque como dice su autor, de momento no tiene ninguna propuesta seria de editorial alguna para publicar, aunque haya obtenido tan espectaculares cifras en poco más de un mes.

Yo me descargué la novela y, aunque me la estoy leyendo directamente del ordenador hasta que decida si me compro o no el ereader, he de decir que es un thriller que me está gustando mucho, se lee muy bien. Así que ya sabéis, si os gustan las historias de intriga en un ambiente futurista, acudid a su web y descargaros el archivo que más os complazca.

Ayer vi otra noticia relacionada con este tema en el blog de Javi de Rios. ¿Puede un autor independiente triunfar en la Red sin editorial que lo sustente? En Estados Unidos parece que sí. Una autora, Amanda Hocking, está vendiendo miles de ejemplares de sus libros a bajo coste en Amazon. No sabemos si será culpa del marketing viral, pero seguro que a todos nos encantaría siquiera llegar a una mínima parte de las descargas pagadas que está obteniendo esta joven escritora. Desconocemos si esto sería extrapolable al mercado español, pero hace que uno se plantee muchas cosas. Por cierto, Amazon ya ha aterrizado en Inglaterra, Francia y Alemania. Pero, ¿cuándo llegará el gigante americano a nuestro país?

Como muestra de que las cosas pueden empezar a cambiar en el mercado digital español, nada mejor que comprobar el éxito de Lorenzo Silva en su desembarco en el mundo de los ebooks. Para el que no lo sepa, en el magnífico blog de Lorenzo Silva se anunciaba hace unos días que toda su obra se digitalizaba para ponerse a la venta a un precio muy asequible en la plataforma digital Leqtor, como paso previo a su inclusión en el resto de distribuidoras del ramo.

Lorenzo llevaba tiempo detrás de esta idea y creo que hay que aplaudir sus logros. Después de batallar mucho, pegándose con agentes, editoriales e intermediarios diversos para ajustar los márgenes, le plantea al lector internauta una interesante disyuntiva. Todas sus novelas, de unna calidad contrastada como sabemos, a un precio inferior a los 5 euros. De hecho, la mayoría de sus libros se venden por 4,99 euros y el paquete con los seis libros de la saga completa de Bevilacqua y Chamorro se puede adquirir al módico precio de 14,99 euros. ¡Y sin DRM!!

La respuesta en este caso tampoco se ha hecho esperar. Éxito absoluto. En sólo unos días, en la lista de los diez libros más vendidos en la web de Leqtor, aparecen ocho obras de Lorenzo Silva. Calidad literaria, buenos precios y facilidad para la descarga en un click. Quizás era esa la solución. Esperemos que las editoriales tomen buena nota y por fin, ahora sí, éste sea el comienzo de un verdadero cambio.

Como veis, unos días cargados de noticias. Y los emprendedores de este país, poniéndose las pilas a pasos agigantados. Siguen surgiendo nuevas plataformas en el entorno 2.0, el de interactuar con todo el mundo. Un Netflix hispano llamado Filmin donde se pueden adquirir a bajo coste estrenos independientes de cine para visionarlos en streaming con alta calidad. O la web de 24Symbols, que lleva tiempo anunciando su inminente llegada y la puesta en marcha de su beta, semejante al Spotify de los libros. Y seguro que, a la vuelta de la esquina, nos seguiremos encontrando con agradables sorpresas.

Todo un mundo de posibilidades, es cierto. Y nosotros nos encontramos en el mismo meollo, viendo como todo cambia a nuestro alrededor. También podemos aportar nuestro granito de arena para mejorar cualquiera de estas iniciativa. O para encontrar otras nuevas y mejores que nos lleven al éxito. Está en nuestras manos.

Para ser coherente con esta vorágine tecnológica he querido hacer algunos cambios en el diseño del blog. Después de pegarme con varias webs y el código fuente de blogger he conseguido colocar (aunque quizás haya que cambiar el sitio) el botón para poder compartir estas entradas en Twitter. Este botón aparece al principio de cada entrada, arriba a la izquierda y es visible al entrar en el blog. También he agregado dos botones de Facebook, el de compartir y el de "Me gusta", pero esos sólo son visibles al pinchar en el título del post para entrar en el mismo. Probadlos y si dan algún problema no dudéis en comentarlo.

Y claro, al final yo también he claudicado, abriéndome un perfil de Twitter que os invito a visitar y seguir. Todavía estoy empezando en él, valorando sus enormes posibilidades, pero creo que es una potente herramienta de promoción. De hecho llevo semanas leyendo y visionando diferentes temas de marketing online, y creo que es un tema muy interesante. Quizás la llave de nuestros futuros éxitos. Ah, en la margen derecha de este blog, debajo de las bitácoras que sigo, también aparece un pequeño plugin con mis últimos tweets. Hay que estar a la última, ya sabéis.

Por mi parte sólo añadir que, debido a múltiples circunstancias, mi producción literaria está ligeramente atascada, aunque ideas no me faltan. Los rechazos sabemos que nos hacen más fuertes, construyendo desde dentro una gruesa coraza que nos aísla del exterior, esperando que amaine esta desoladora tormenta llamada crisis. Y trabajando, mejorando, esperando que llegue el momento. Quizás esté a la vuelta de la esquina...

Sólo me queda esperar a vuestros comentarios y opiniones al respecto para empezar un interesante debate que espero deje pequeño al anterior, que tuvo record de visitas y comentarios. Mientras tanto, mi mente seguirá ideando nuevos proyectos que me ayuden a entrar de lleno en esta apasionante batalla que podremos librar a golpe de tecla y ratón.

21 comentarios:

José Ferrandis Peiró dijo...

Totalmente de acuerdo en todo, Armando. Música, cine y literatura han de ir de la mano en cuanto a nuevas tecnologías.
Yo tengo una novela a medias. Sé que cuando la termine no podré publicarla, como le pasa a mucha gente. Pero, sea mejor o peor, mi novela será cultura y no debe perderse. Y si hace falta regalar la obra, se regalará.
Ya escribiré otra más adelante. Y si todo va muy bien, quizás hasta pueda ganarme algún dinerillo con ella gracias a haberme dado a conocer de forma gratuita con la primera...

Armando Rodera dijo...

Entiendo tu postura, José. Yo tengo también dos novelas y, aunque está complicada la cosa, no arrojo todavía la toalla y espero entrar en el sector al modo tradicional. Y si no se puede, ya hemos visto que hay otras alternativas, como bien apuntas.

Gracias por pasarte. Un abrazo.

Sergio G.Ros dijo...

Pues parece que esos cambios, pueden dar un giro hacia los autores y dejar con un palmo de narices a las editoriales tradicionales como no se den por enteradas... En fin, habrá que esperar...Un abrazo fuerte, Armando.

Alicia Uriarte dijo...

Armando, me alegro de que esa pequeña intervención poco a poco pase a ser historia de tu curriculum sanitario.

Compruebo que el curriculum de manejo de la tecnologías también lo vas ampliando con tu nuevo perfil en Twitter. Yo, a pesar de resistirme a inscribirme en espacios grandes, al final me he registrado en la nueva plataforma Netwriters. En poco más de una semana ya hay apuntadas más de 1000 personas relacionadas con el entorno literario.

Yo creo que los futuros lectores están en mis aulas. Están todo el día colgados de Tuenti y de Facebook así que es por lo que considero que no os queda otra que ir al día con los nuevos adelantos tecnológicos para que no os pille con traspies. Ese paso vuestro obliga, a personas como yo, a seguiros aunque seas arrastras que es lo que yo suelo hacer. Yo no nací con el chip necesario y el que me he tenido que poner para salir del paso va relentizado ja,ja,ja. Los niños hoy en vez de trer un pan debajo del brazo traen ese chip del que te hablo.

Un abrazo

Armando Rodera dijo...

Quizás ocurra eso que vaticinas, Sergio, no se puede descartar. Lo que está claro es que todos tenemos que adaptarnos a los nuevos tiempos.

Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

No sé si voy a tener tiempo de apuntarme a otra plataforma más, Alicia, ja, ja. Volveré a mirarla con más calma, a ver que tal.

Lo del nicho de mercado con los nuevos lectores es cierto. Ellos están acostumbrados a las nuevas tecnologías desde pequeñitos. Habrá que tenerlo en cuenta...

Poco a poco, ya sabes, pero al final todos nos acostumbraremos a los nevos tiempos, aunque nos cueste.

Un abrazo.

Martikka dijo...

Pues nos vemos en Twitter, yo también me he lanzado...!

Armando Rodera dijo...

Te acabo de ver por allí, Marta. Un sitio más que tendremos que controlar para no perder demasiado tiempo.

Saludos.

Arlette dijo...

Yo creo en las nuevas tecnologías. ¿Qué sería la medicina sin ellas? Por poner un ejemplo.
Pero todo se tiene que hacer con cabeza, sopesando bien los pros y contras.
Buen artículo, gracias por compartirlo.

José Antonio López Rastoll dijo...

Hola Armando,

Hay que estar al tanto de las nuevas tecnologías. Sin ir más lejos, Netwriters ofrece la publicación digital y en papel. Ignoro en qué condiciones y la repercusión que puede tener, pero a mí, como cuentista que soy, me parece que el fin justifica los medios. El fin, obviamente, es llegar al mayor número de lectores posible.

Un abrazo.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Armando, espero que esa operación no haya sido por nada serio, y sí, me he dado cuenta de ese botón TWEETER que has añadido. El mundo cambia. Los que intentamos dar nuestros primeros pasos estamos atentos a los pasos de los pioneros, ya asentados en el panorama literario. En todo caso, estamos en épocas de revoluciones, y sólo el que se adapte sobrevivirá.

Un abrazo, Armando

MiánRos dijo...

Da un poco de vértigo, la verdad que sí; considerando la dirección que tomas en tu artículo, Armando. En cuanto pasen unos años veremos si es verdad que esta corriente internauta arrasa con todo lo que encuentra a su paso (pienso que las editoriales, si no toman medidas, estarán agarrándose al pelo de sus pechos, je je).

Un saludo, y felicidades por la entrada.
Mián Ros

Armando Rodera dijo...

Yo también creo en las nuevas tecnologías, Arlette. Siempre me han gustado, de hecho cursé estudios relacionados y hace ya casi 20 años que conozco Internet.

Todo tiene sus ventajas e inconvenientes, pero creo que el futuro está ahí, llamando con fuerza a la puerta, y no podemos obviarlo.

Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Estoy de acuerdo, José Antonio. Permaneceremos atentos a todas las iniciativas interesantes que surjan, nunca se sabe donde estará nuestra oportunidad.

Gracias por pasarte. Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Ya estoy bastante recuperado de la operación, Blas, no ha sido nada grave. Gracias.

El botón de Twitter que aparece al principio de las entradas cuenta como le da la gana, aunque al pinchar y entrar en el interior del post parece que ese si cuenta bien. Pero vamos, poco a poco.

Creo que es una buena herramienta de promoción y una red social donde conocer a gente interesante. Ya os contaré que tal.

Y como bien dices, estamos en una época de cambios. Habrá que adaptarse a los nuevos tiempos.

Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Puede ocurrir lo que dices, MiánRos. No sabemos hacia donde derivará todo esto, pero quizás el modelo de negocio cambie a medio plazo.

Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola Armando. Estoy totalmente de acuerdo con lo expuesto en tu entrada y con los comentarios de algunos de los habituales en tu blog: los tiempos cambian y con ellos los caminos de la difiusión de la actividad creativa y en este caso de la literatura. Los medios de llegar a miles de personas hab cambiado y hay que ser consciente de que quien quiera seguir en esto debe incorporarse a las nuevas tecnologías y aceptar los medios que ofrece.
En cuanto a Tweeter, ya sabes lo que pienso. Hay que tener cuidoado con no dejarse llevar por la imposición de que los únicos modos de comunicación entre seres humanos sean los eventos rápidos que exigen atención puntual y rápida contestación. Se pierde mucho en ese proceso. Nos hacemos más insensible, mejores gestionadores pero incapaces de realizar tareas que exijan concentración y largos períodos "sin interaccionar" . Ojo que es esto también afecta a a la creatividad.Como todo, en su término medio está la virtud.
Un abraz y recupérate pronto.
JC

Maribel dijo...

Bueno, bueno, Armando, has escrito un pedazo de artículo superinteresante, pero tengo que decirte que me siento pequeña ante tanta tecnología, casi como una hormiguita. Me da un poco de miedo todo este cambio porque hasta que se produzca finalmente lo paraliza todo. Las iniciativas de los compañeros escritores de poner gratuitamente sus novelas en la red son muy buenas, pero tan solo parecen protestas, pataletas que no sé si conducen a algo. ¿Reformarán el mercado?
Y ya para terminar te diré que yo ni Twittet ni Facebook, no sé ni cómo funcionan ni qué se puede obtener de ellos. Lo dicho, que me siento muy pequeña.
Cuídate, que te mejores.

Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Entiendo tu postura, Juan Carlos, ya lo hemos hablado en alguna ocasión. Espero saber racionalizar ese tiempo para no perder tampoco creatividad ni dejar de lado otras cosas, pero simplemente me parece que, viendo los cambios que están llegando, me parece que hay que estar ahí, aunque cada uno es muy libre, claro.

De todos modos, habrá que seguir atento a la evolución de todo esto. Quizás en unos meses estemos hablando de otras cosas.

Gracias por tu aportación. Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Cada persona y sus circunstancias son diferentes, Maribel, pero siempre es bueno conocer que tipo de alternativas existen. Me alegra saber que te ha parecido interesante la entrada.

Yo creo que las iniciativas valientes pueden tener su recompensa, aunque claro, muchos se quedaran en el camino. Es cierto que con estos cambios todo se ralentiza más. Ya hemos hablado en alguna ocasión de la mala suerte que hemos tenido al alcanzar cierta madurez escribiendo justo en esta época tan convulsa: crisis global y cambios en el modelo de negocio editorial.

Pero esto no debe arredrarnos, o yo por lo menos no pienso hacerlo, e intentaré buscar la oportunidad por los medios a mi alcance. A mí siempre me han gustado las nuevas tecnologías y por coherencia tengo que intentar moverme al ritmo que ya están llevando muchos otros compañeros.

Casi todos los periódicos y revistas online cuentan con botones de redes sociales, y cada vez más blogs. Por eso me he decidio a colocarlos, como el fijo de la derecha para seguirme al perfil de Twitter. Una herramienta que estoy conociendo, y aunque te puedes perder entre tanto bit, creo que puede ser una buen medio de promoción.

Gracias por tus reflexiones. Un abrazo.

José Ferrandis Peiró dijo...

Muy interesante el debate. Simplemente quiero añadir que el miedo no es bueno para ningún aspecto de nuestras vidas. La sociedad siempre ha evolucionado y seguirá así. Y las personas hemos de evolucionar con ella.
A mi las redes sociales me gustan mucho y creo que el futuro de la literatura, de la música y del cine está en Internet, sin ninguna duda.
Sin miedo a todos nos irá mejor de esta manera.

Respecto a lo de publicar gratis por Internet podríamos hablar mucho. Para mí es la última opción. Antes hay que intentar venderse de la mejor manera posible. Pero si en última instancia no se puede publicar a las buenas habrá que hacerlo a las malas (es decir, gratis). Es una manera de darse a conocer.

Me ha gustado leeros y poder participar en este debate. Gracias a todos. Y sin miedo!