jueves, 20 de octubre de 2011

RETAZOS NEGROS EN GETAFE (I)

Después de unos días de bastante ajetreo con diversos asuntos familiares que me han tenido algo distraído, regreso hoy con una nueva entrada del blog para contaros mis primeras experiencias en torno a la nueva singladura del festival de novela policíaca Getafe Negro, que en este 2011 cumple su exitosa cuarta edición.

El martes quise acercarme a la Biblioteca Pública de Retiro porque allí se celebraba un acto muy interesante. Un centro público que queda cerca de mi casa y que conozco desde hace muchos años, siendo mi biblioteca de referencia en Madrid a la hora de conseguir libros en préstamo, acción que realizo por lo menos una o dos veces cada mes.


En el coqueto Salón de Actos del centro, situado en su planta superior, se reunieron Marta Sanz como moderadora y Carme Riera, Lorenzo Silva y Marcelo Luján como ponentes de la mesa redonda. Todos ellos dispuestos a rendirle un homenaje al maestro argentino Ernesto Sábato, fallecido en la primavera de este año, a escasas semanas de cumplir los 100 años. Una muerte que pasó casi desapercibida para el gran público, sepultada junto a todo tipo de noticias por otro hecho luctuoso que abrió las cabeceras de todos los medios escasas horas después, como bien nos recordó Lorenzo Silva: la caza y muerte de Bin Laden por parte de los Estados Unidos.

En la amena charla que tuvo lugar a continuación, los participantes estuvieron de acuerdo en afirmar que las novelas de Sábato tienen mucho de género negro. Ya en su primera novela, "El túnel", la obra arranca con la confesión de un crimen por parte del protagonista; un hecho que intenta justificar ante la supuesta maldad de la mujer asesinada, manipuladora y cruel, escrito en primera persona y obligando al lector a sentirse en parte identificado con ese personaje. Una novela con numerosas lecturas, como confesó Carme Riera, amiga personal de Sábato, que aseguró que al releer la obra 30 años después se dio cuenta de que en el año 1948 se había escrito una novela sobre la violencia de género y la misoginia que tiene plena validez en nuestra época actual.

Un género denostado por el propio Sábato, que se quería alejar de los relatos policíacos perpetrados por Borges en aquella época, en un ejercicio juguetón que no casaba con los principios de Sábato, más cercano al existencialismo de Albert Camus. Aunque en su siguiente obra, "Sobre héroes y tumbas", nos mostrara las aristas más sórdidas de una organización criminal, casi una secta, formada exclusivamente por ciegos en el impagable "El informe sobre los ciegos", parte fundamental de la novela antes mencionada.

Incluso en su última obra larga, "Abbadón el exterminador", Sábato se adelanta al futuro en ese año 1974 hablando del mal absoluto, preludio de las barbaries que los militares cometieron en aquella época en todo el Cono Sur. Un Ernesto Sábato que presidió años después la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas.

Este hecho tuvo también sus detractores, como nos confirmó el escritor argentino Marcelo Luján, ya que Sábato fue un hombre de izquierdas, pero la rumorología siempre le rondó al no abandonar el país tras la llegada de los militares al poder. Algo intrínseco a la particular idiosincrasia argentina, que eleva a la categoría de héroe nacional o baja directamente a los infiernos a cualquier personaje mítico para ellos, ya sea en política, fútbol o literatura. Un apasionamiento muy propio de Argentina, donde los bandos enfrentados sobre cualquier cuestión están a la orden del día.

Ernesto Sábato forma parte de ese triunvirato mágico que todo escritor sudamericano tiene en mente a la hora de afrontar la literatura, junto a Borges y Cortázar, como nos confesó Luján, por lo que las influencias en la narrativa actual son notorias. Una época difícil la que vivimos en la actualidad, donde lo criminal sigue a la orden del día, ya sean crímenes de sangre, u otros de guante blanco. Aunque estos hechos, como algunos de los cometidos por políticos, banqueros, empresarios y especuladores, no sean perseguidos judicialmente, son igual de salvajes al llevar a la ruina física o moral a millones de personas, como muy bien apuntó Lorenzo Silva.

La charla continuó distendidamente con diversas anécdotas que encandilaron al público asistente. En definitiva un acto muy interesante que terminó con el consiguiente turno de ruegos y preguntas antes de darlo por finalizado, fuera ya del horario preestablecido, con la sensación de haber asistido a un pequeño pero merecido homenaje a un maestro que no debería caer en el olvido.

5 comentarios:

ethan dijo...

Hasta ahora no he comentado, pero que sepas que sigo desde hace tiempo tus aventuras y desventuras. Estoy en tu misma situación, bueno casi, intento que me publiquen mi primera novela, y ya estoy escribiendo la segunda. A ver que pasa.
Enhorabuena por los éxitos digitales (no descarto hacerlo mismo)
Saludos!

Armando Rodera dijo...

Bienvenido entonces al blog, Ethan, me alegra que seas seguidor y te hayas decidido también a comentar.

Este mundo es difícil y complicado, que te voy a contar, así que mucho ánimo. En cuanto al tema digital, como dices, es una buena opción queno hay que descartar. Ya nos cotnarás.

Saludos.

Alicia Uriarte dijo...

Armando, gracias por acercarnos de nuevo a la nueva edición de Getafe Negro. Veo que es la primera parte, así que estaré atenta a las sucesivas. Reitero tu talento de buen comunicador. Es de justicia el homenaje que se le hizo a Ernesto Sábato desde dicho certamen. Es verdad que cuando acontecen dos sucesos, el más impactante crea una nube a modo de calima sobre el otro.
Te comento que participé en el concurso de micros ya que para mí es un clásico. Difícil tenía lo de ganar pues yo creo que se debieron alcanzar cerca de los mil participantes. No pudo ser que recogieses el premio ja, ja,ja.
Aprovecho para felicitarte por la dimensión que va tomando la difusión de tu obra por la web. Espero que nos cuentes las sensaciones de cómo has vivido este año este certamen con un libro para publicitar y las opiniones que te hayan podido dar tras la lectura del mismo.
Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Al final pasé otro día por getafe, Alicia, aunque no sé si al final escribiré otro artículo sobre el tema. Ya os informaré.

La charla sobre Sábato estuvo muy interesante y espero que de verdad se le haga ese homenaje especial que se merece en el mundo literario.

Sobre mi proyecto digital os voy manteniendo informados a través de aquí, pero también en mi nueva web y en redes sociales como facebook y Tweeter. En las últimas semanas he podido hablar del tema con diversas personas relacionadas con este mundillo y es una experiencia gratificante.

Si han leído la obra es maravilloso poder conocer sus opiniones al respecto, pero también, aunque no la hayan leído o estén en ello, me preguntan por el proyecto, se interesan y me felicitan por mis pequeños éxitos. Me gusta sentir esa sensación, pensar que poco a poco voy consiguiendo avanzar en esa senda que un día quise seguir.

Gracias por seguir animándome desde el principio. Un abrazo.

fernandott dijo...

Cierto que la desaparición y el centenario de Sabato no estan teniendo la revitalización de su obra. Deseo hacerte saber que he publicado en Amazon Homenaje a Ernesto Sabato. Saludos y mucha suerte con tus proyectos