viernes, 30 de diciembre de 2011

BALANCE DE UN AÑO REPLETO DE SORPRESAS

En esta última entrada del año, parece mentira lo rápido que han pasado estos 365 días, quiero hacer un pequeño balance de lo que me ha deparado este 2011 que ahora termina.

Un año que por lo menos para mí comenzó algo renqueante en temas de salud, ya que tuve que someterme a una pequeña intervención quirúrgica de la que afortunadamente me recuperé enseguida. A nivel profesional tampoco es que haya sido una maravilla, por lo que espero que el 2012 sea mucho mejor para todos. Aunque las perspectivas globales no son nada halagüeñas tendremos que afrontar los retos con optimismo para no vernos abocados al fracaso.

En lo personal y familiar ha sido un gran año; incluso la familia ha aumentado con la llegada al mundo de mi primera sobrina, una niña preciosa que nos tiene a todos encandilados. Pero como este blog es literario, voy a centrarme en ese apartado, del que hay mucho que contar.

Quizás recordaréis que este año lo empezamos en un lugar paradisíaco, Lanzarote, donde ya le fui dando vueltas a un proyecto de no ficción que tenía en mente. Viendo el panorama editorial, con una crisis galopante que corría a la vez que la mala situación global, creí que sería un buen medio para intentar meter la cabeza en un sector cada día más difícil para los noveles. Tuve una buena idea, era un gran proyecto y contaba con el apoyo de las personas adecuadas, pero al final no pudo ser.

Hablé incluso directamente con agentes y editores, muy interesados en el proyecto dado su trascendencia social, pero todo se quedó en agua de borrajas. Tras meses de incertidumbre, mails, llamadas, reuniones y demás, al final el proyecto se quedó en el limbo. Y eso que había llegado a escuchar palabras nuevas para mí, como que mi propuesta estaba en la mesa de contratación de una gran editorial o que el consejo de dirección de una importante agencia evaluaba el proyecto en sus reuniones semanales. Pero al final, nada. No sé si la crisis, lo arriesgado del proyecto, el miedo a no poder sacar el libro en un plazo determinado de tiempo para que el tema siguiera candente o qué, pero de nuevo mi gozo en un pozo.

Como ya sabéis no me arredro con facilidad, aunque el ver tan cerca la posibilidad de publicar con un gran sello, aunque fuera una obra de no ficción y no una de mis novelas, me fastidió bastante ya que todo se debía a imponderables sobre los que no podía hacer nada. Una vez más. Pero si una puerta se cierra, puede que se abra una ventana. Y en esa primavera del 2011 decidí lanzarme a otra particular aventura que muchos ya conocéis.

Con la inestimable ayuda de mi pareja fuimos preparando poco a poco mi nueva web de autor, en la que se incluía una pequeña sorpresa: el lanzamiento digital en diversos formatos de ebook de mi novela policíaca "El color de la maldad". Nos demoramos más de lo previsto en tenerlo todo preparado (os aseguro que maquetar correctamente para EPUB una novela lleva bastante trabajo, aparte de todos los detalles que finalmente formaron parte de la nueva página), por lo que la inauguración tuvo lugar a primeros de julio.


Durante los anteriores meses ya se venía hablando con fuerza en los mentideros editoriales de la nueva revolución digital que amenazaba con arrasar con el stablishment del sector. También en este blog hablamos, entrevistamos y debatimos sobre algunos pequeños hitos de esta nueva era, como los casos de Eloy Moreno o Bruno Nievas. Y decidí que antes de esperar una respuesta editorial que podía demorarse meses o años, y antes de tener mis manuscritos relegados en el cajón del olvido, prefería lanzarme a mi propia aventura digital, por mucho que la autopublicación nunca haya sido vista con muy buenos ojos en este país. Lástima que no me hubiera decidido antes.

Días después de inaugurar la web publiqué también mi novela en el portal americano de Amazon, sin conocer exactamente cómo funcionaba en realidad. Nos encontrábamos en pleno verano y sabía que era mala época para un lanzamiento de este tipo, pero me sorprendió la reacción de los lectores, vendiendo bastantes ejemplares en julio y agosto a través de la web, mientras poco a poco también iban goteando las ventas en Amazon.

A partir de septiembre las tornas se cambiaron totalmente. Comencé a vender muchos más ejemplares de mi novela negra en Amazon que en mi propia web. Y el libro fue subiendo en los rankings poco a poco, mientras iban surgiendo los primeros comentarios positivos de lectores que habían disfrutado con la trama. Se sucedieron también reseñas, entrevistas y comentarios de todo tipo llegados a mí de muy diferentes medios, y lo que es mejor, desde cualquier lugar del mundo gracias a la magia de Internet.

A finales de septiembre alcancé un hito que creo fue fundamental en el devenir de toda esta historia. Tras pegarme con el soporte de Amazon para que colocara la novela en las categorías que yo había elegido, la novela alcanzó el número 1 en la lista de thrillers de métodos policiales más vendidos en Amazon.com, dentro por supuesto de los libros en español. Y ya no ha abandonado ese puesto: nos encontramos en la 14ª semana consecutiva en esa posición de privilegio gracias al apoyo de lectores llegados de todo el mundo.

Los ebooks y la lectura digital en general o Amazon en particular tienen sus pros y sus contras, pero no vamos a debatir sobre ello en estos momentos. Pero a mí, al igual que a otros compañeros, nos ha permitido darnos a conocer a un gran público que quizás no mira tanto las críticas aparecidas en los grandes medios culturales, sino que se fija en sus propios gustos y los comentarios de gente afín. En Estados Unidos, por ejemplo, no saben si tu novela ha ganado tal o cual premio, o ha sido publicada por una gran editorial. Ellos se rigen por otras circunstancias que quizás nunca comprendamos del todo, y de ese modo pueden verse en la lista de libros más vendidos en español a escritores noveles junto a otros ya consagrados, incluso superándolos ampliamente en más de una ocasión. Una revolución en toda regla que poco a poco ha ido cambiando los paradigmas largamente instalados en un sector abocado a reinventarse para poder seguir creciendo.

Las ventas siguieron aumentando poco a poco, mes tras mes, por lo que decidí dar un nuevo paso: publicar mi opera prima, "El enigma de los vencidos", del mismo modo que su predecesora. Preparamos su propia web y la lanzamos también al ruedo de Amazon a primeros de noviembre. Mientras fui aprendiendo también algunos de los fundamentos del marketing digital, ya que las dos novelas las iba promocionando según mis limitados medios y los conocimientos que tenía sobre el tema: perfiles en Facebook y Twitter, grupos específicos de las novelas, eventos, concursos, promociones, blogs, foros y todo lo que pudiera serme de ayuda a la hora de la difícil tarea de dar a conocer un producto a través de Internet.

Y llegó el mes de diciembre, otro pequeño hito en esta revolución digital que sigue en continuo movimiento: la llegada de Amazon a España. Parecía que había mucha gente reticente, incluyendo a lectores, autores y editores, pero creo que la experiencia está siendo más que positiva. El dispositivo de lectura de Amazon, el famoso Kindle, es el producto más demandado en el portal español, agotando incluso el stock que están reponiendo para cumplir con todos los pedidos, y la respuesta de los usuarios finales creo que está siendo muy buena. Tampoco discutiremos ahora sobre la especial idiosincrasia española, el consabido tema de la piratería o los precios de los ebooks, ya tendremos tiempo. Sólo quería constatar que los lectores españoles también están apostando por este nuevo modelo, un modelo totalmente transparente para el autor que está consiguiendo que muchos temas tengan que empezar a replantearse en serio en una época en la que los cambios están a la orden del día.

Como digo, la respuesta me ha sorprendido gratamente, y curiosamente en Amazon España está teniendo mucho más éxito "El enigma de los vencidos", cuando en USA es "El color de la maldad" quien se lleva el gato al agua. No sé, cuestión de gustos. De hecho mi opera prima lleva prácticamente todo el mes de diciembre en el Top 100 entre los cientos de miles de libros que se venden en el portal español, algo increíble que me llena de orgullo.

Si ya en noviembre vendí una buena cantidad de ejemplares, este mes se han roto todos los esquemas, duplicando con creces las ventas del mes anterior. Como dato os diré que "El enigma de los vencidos", en éste su primer mes completo a la venta, ha superado ya la de por sí importante cifra que alcanzó en noviembre "El color de la maldad". A partir del día 23 han vuelto a repuntar estas cifras debido a la Navidad, por lo que os puedo comentar que en este mes, a escasas horas todavía para terminarlo definitivamente, la cifra total de libros digitales vendidos en Amazon en diciembre alcanza la bonita cifra de 400 ejemplares!!

Sé que todavía estoy lejos de otros compañeros de letras que se han convertido en auténticos superventas digitales, pero yo estoy muy contento con mis logros. Creo que para un novel es una cifra considerable teniendo en cuenta que hablamos de sólo dos novelas, una de ellas recién publicada, en formato digital a través de Internet y con la escasa promoción que yo pueda haber hecho. Esto me da muchas fuerzas para seguir escribiendo, luchando además por alcanzar mis propios sueños.

Un par de cosillas para terminar. Hace unos días salió publicada en el estupendo blog de "El Universo de los Libros" una extensa e interesante entrevista en la que hablamos del proceso de creación de mi opera prima y otros temas que creo os pueden resultar curiosos, no os la perdáis. Y otra buena noticia que quiero compartir con todos vosotros.

Algunos ya lo sabéis al verlo en Facebook, pero lo comunico también aquí. Ayer terminé también el primer borrador del manuscrito de lo que será mi cuarta novela, 125.000 palabras de un proyecto del que ya os he hablado en alguna ocasión. Ahora lo dejaré reposar una temporada, y en unos días me pondré con las correcciones de mi tercera obra, otra novela que lleva un tiempo en barbecho y se merece ser terminada como es debido. Así que tengo tarea pendiente para el nuevo año, aparte de otras ideas que bullen en mi mente para próximas novelas que algún día escribiré.

Ahora nos marcharemos unos días fuera, a disfrutar de estas fechas en compañía de nuestros familiares. Tendré que reponer fuerzas ya que se presenta un año apasionante en el que seguiré trabajando con ilusión. Volviendo la vista atrás nunca hubiera podido imaginar lo que ha ocurrido en los últimos meses y tampoco sabemos lo que nos deparará el 2012. Sólo espero seguir contando con vuestro increíble apoyo, el mismo que me ha hecho llegar hasta aquí para seguir recorriendo esa senda que un día lejano comencé a vislumbrar.

Hasta entonces os deseo que paséis una buena Nochevieja en compañía de vuestros seres queridos. Y que en el 2012 se cumplan todos nuestros deseos.

¡Feliz Año Nuevo!

23 comentarios:

Mayte Esteban dijo...

Feliz Año, Armando. Que 2012 sea, literariamente hablando, todavía mejor que este año que se acaba.

Un beso

Tatty dijo...

Estupendo balance del 2011, felicidades por tan buenos resultados y espero que el 2012 llegue cargado también de sorpresas agradables en todos los niveles

Armando Rodera dijo...

Igualmente, Mayte. Ojalá se cumplan tus buenos deseos y el 2012 sea nuestro año, no sólo en lo literario.

Un beso y feliz Año Nuevo!!

Armando Rodera dijo...

Muchas gracias, Tatty. La verdad es que ha sido un año estupendo a nivel literario, no me puedo quejar. Y además he conocido a mucha gente tan estupenda como tú, que sin toda esta aventura digital seguramente me hubiera perdido.

Un abrazo y Feliz Año Nuevo!!

Blas Malo Poyatos dijo...

Ideas que no falten, empuje, pasión y optimismo, tampoco. Prometo adaptarme a la nueva ola, aunque de momento ya me estoy pegando con Amazon: no me deja descargar en formato Kindle si no tengo su aparato o su software para el PC. De momento, asi, no: me peleo con él.

Un abrazo, y feliz entrada en 2012

Sergio G.Ros dijo...

Genial tu año, y tus éxitos merecidos, sin duda. Espero que este Año que entra sea por fin el año de tu consagración, amigo. Un abrazo y a seguir luchando!

Alejandro Laurenza dijo...

Feliz año, Armando. Espero que 2012 sea aún mejor que este que termina.

Un saludo!

Lola Mariné dijo...

Felicidades por todos tus logros, Armando, y que siga la racha en el 2012.
Besos

B. Miosi dijo...

¡Felicitaciones, Armando!

Has logrado con Amazon y tus páginas web lo que no pudieron hacer las editoriales: vender tu libro. Es un a satisfacción personal que no tiene precio saberse leído por mucha gente, ¿verdad?

Te deseo un año 2012 lleno de muy buenas sorpresas, amigo!

Besos!
Blanca

Mián Ros dijo...

¡¡Feliz 2012!! Armando.
Que se cumplan todos tus proyectos y que tus novelas sigan teniendo tanto éxito.

¡¡Chin chin!!


Un abrazo
Mián Ros

Armando Rodera dijo...

Eso nunca, Blas. Ideas tengo muchas, optimismo e ilusión tampoco me faltan. Habrá que ir adaptándose a los neuvos tiempos, aunque como dices los de Amazon son un poco puñeteros con sus formatos.

Gracias por pasarte. Un abrazo y Feliz Año!!

Armando Rodera dijo...

No me puedo quejar, Sergio, el año ha estado cargadito de buenas noticias. Y no ha emepzado mal del todo el 2012, ojalá se cumplan tus buenos deseos.

Seguiremos luchando, amigo, seguro que al final lo conseguimos. Un abrazo y Feliz 2012!!

Armando Rodera dijo...

Igualmente, Alejandro. Esperemos que este año que acaba de empezar sea nuestro despegue definitivo.

Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

¡Muchas gracias, Lola!! Ojalá sea cierto y este 2012 se cumplan todos nuestros deseos.

Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Muchas gracias, Blanca. Que te voy a contar a ti que tú no sepas!! Es fantástico saber que personas de cualquier parte dle mundo pueden leer tus obras. Hace un año no me lo hubiera planteado y ahora fíjate. La de vueltas que da la vida.

Esperemos que este 2012 sea fantástico para todos nosotros.

Un abrazo y Feliz Año!!

Armando Rodera dijo...

Igualmente, MiánRos. Muchas gracias, espero que sea cierto y por fin este años nos podamos resarcir todos nosotros.

Un abrazo.

Jesús dijo...

Antes de nada, Armando, te deseo lo mejor para el 2012. Ojalá esa estela que se ha comenzado a marcar en 2011 siga creciendo en el año que acabamos de empezar. Me ha gustado leer el repaso que has hecho de los meses anteriores. Parece que lo negativo que invadió el primer semestre quedó contrarrestado con los logros del segundo. Ahora sólo queda seguir luchando para mantener esta línea.

Por cierto, ya tengo en mi poder el Kindle, el regalo estrella de estas navidades, así que será cuestión de tiempo que pueda, por fin, leer tus novelas.

¡Un abrazo!

ethan dijo...

Feliz año 2012, seguro que te va estupendamente. Con tu permiso, he enlazado tu blog desde el último post que he colgado en el mío.

Saludos!

Martikka dijo...

Pues ha sido un buen año, y augura un mejor 2012!!!!

Abrazos!

Armando Rodera dijo...

Agradezco tus palabras, Jesús. es cierto que el año pasado vino cargado de noticias, algunas buenas y otras no tan buenas, pero prefiero quedarme con lo positivo.

Veo que por fin conseguiste tu objetivo ya ya tienes el Kindle, je, je!! Ya verás que maravilla, seguro que te encantará la experiencia digital. Y por supuesto, encantado de que puedas leer mis novelas.

Un abrazo y Feliz Año!!

Armando Rodera dijo...

Igualmente, Ethan, muchas gracias por tus buenos deseos. Por supuesto, encantado de que menciones mi blog en tus entradas, es un honor.

Un saludo.

Armando Rodera dijo...

Ojalá sea cierto, Martikka!! Esperemos que este 2012 sea nuestro año.

Un abrazo.

Cita dijo...

No he desaparecido, sigo con la lectura del enigma de los vencidos, me la estoy tomando con calma porque ahora soy yo la que se encuentra sin tiempo para nada...

Tendrás mi reseña prontito

Besos