miércoles, 22 de junio de 2011

ENTREVISTA CON ELOY MORENO, AUTOR DE "EL BOLÍGRAFO DE GEL VERDE"

En una de mis anteriores entradas os hablé de la curiosa historia de un escritor novel, Eloy Moreno, en su largo periplo hasta ver en las librerías su primera novela, “El bolígrafo de gel verde”. Una historia de superación personal que por sí misma merecería ser contada en una novela, pero Eloy ha conseguido algo más: emocionar a miles de lectores que se han sentido atrapados por una obra que ya va por su décima edición.

Tuve la suerte de conocer a Eloy personalmente en su primer fin de semana de firmas en la Feria de Madrid y charlar un breve rato con él. Allí concretamos lo ya hablado por mail, por lo que hoy comparto con todos vosotros la entrevista que me ha concedido para este blog.

P: En primer lugar, Eloy, me gustaría saber cuándo y cómo empezaste con el difícil arte de la escritura. ¿Cómo llega un informático de carrera a embarcarse en esta apasionante aventura? Nos gustaría saber también que referentes literarios tienes a la hora de afrontar la hoja en blanco.

R: En realidad me gusta escribir desde hace mucho tiempo, pero hasta ahora sólo había escrito relatos cortos, de unas 6-7 páginas. Tras ganar algunos pequeños concursos locales pensé que era el momento de dar el salto y empezar con una novela. Respecto a referentes literarios no tengo ninguno en concreto.

P: ¿Cuál fue la primera chispa que surgió en tu mente para comenzar con esta novela tan distinta a todas, una obra que no puede ser incluida a la ligera en un único género literario? Nos gustaría conocer de primera mano la génesis de esta obra para alguien que, como muchos de nosotros, es un escritor novel.

R: La verdad es que no lo sé, no recuerdo exáctamente qué fue lo que me hizo comenzar a escribir una historia así, quizás fue un cúmulo de vivencias de conocidos, de compañeros, de amigos... que fui asimilando para reflejar en una historia del día a día.

P: Conocemos también el intrincado camino que recorriste para dar a conocer “El bolígrafo de gel verde”. ¿Qué fue lo más duro y lo más gratificante de tu arriesgado periplo? Cuéntanos si quieres alguna anécdota sobre tu particular aventura, esa intrahistoria que nos demuestra que el talento, acompañado de trabajo, sacrificio y una pizca de suerte puede hacernos alcanzar nuestros mejores sueños.

R: Cuando acabé de escribir la novela no sabía qué hacer con ella. Decidí no enviarla a ninguna editorial y convertirme yo mismo en una. La maqueté, la imprimí, la distribuí y me dediqué a ir librería por librería promocionándola. Fui como un hombre-orquesta, je, je, pero de la literatura. Anécdotas tengo muchas, pero recuerdo una con especial cariño: un día vino una chica a comprarme un libro y me dijo si se lo podía dedicar, pero que no era para ella, era para regalar, ¡era el quinto libro que compraba!


P: Imagino que la llamada de una gran editorial como Espasa fue un punto de inflexión en tu carrera literaria. ¿Cómo viviste ese momento? ¿Crees que las agencias y editoriales españolas deberían apostar más por los escritores noveles o las circunstancias actuales se lo impiden realmente?

R: Fue toda una sorpresa, me llamaron al trabajo. Descolgué el teléfono y lo primero que oí fue: Hola, Eloy, somos de Espasa y nos ha encantado tu novela. Podrías venir a Madrid para ver si te interesa publicarla con nosotros... Me quedé helado. Sí, creo que se debería apostar mucho más por escritores noveles, deberían arriesgar un poco más.

P: Tus lectores respondieron cuando la obra la distribuías por tu cuenta, pero el éxito alcanzado tras la publicación ha sido el espaldarazo definitivo, llegando ya a la décima edición de tu novela. Las críticas, reseñas y comentarios en diferentes medios son por lo general elogiosos hacia tu obra. ¿Da algo de vértigo toda esta situación para alguien que acaba de entrar en el sector editorial? ¿Te ha sorprendido la respuesta del gran público?

R: Me ha sorprendido muy gratamente todo el apoyo recibido por todos los lectores, todo el respaldo que ha tenido la novela a través de las redes sociales, blogs, foros... Es un orgullo saber que has escrito una pequeña historia que puede emocionar a la gente.

P: Estás ahora mismo en plena gira promocional por toda España, dando a conocer aún más tu obra. ¿Qué ha supuesto todo esto en tu vida normal? ¿Crees que algún día te dedicarás sólo a la literatura o eso es algo impensable por el momento?

R: De pronto te encuentras de ciudad en ciudad promocionando la novela, es un cambio muy grande durante unas semanas, pues uno no está acostumbrado a ir a radios, televisiones, periódicos... pero por otra parte es muy gratificante ver el interés de los medios de comunicación. Actualmente veo muy difícil poder dedicarme exclusivamente a la literatura.

P: Tu obra nos hace reflexionar y sentir de un modo inusual para una obra de ficción. Con la historia de “El bolígrafo de gel verde” uno puede reír y llorar, disfrutar y ver la vida de otra manera, pero también sufrir e incluso angustiarse. ¿Era eso realmente lo que pretendías con la novela?

R: Sí, mi objetivo al escribir siempre es ése: ser capaz de transmitir sentimientos y sensaciones a través de las palabras. Me encanta haber podido hacer reír, llorar, pensar... a los lectores, creo que es lo más bonito de la literatura.

P: No conocemos en toda la novela el nombre del protagonista principal de la trama. ¿Por qué lo decidiste de ese modo? Aunque la historia está contada en primera persona ya has dicho que no tiene nada de autobiográfica. ¿Qué personaje fue el más difícil de perfilar a la hora de escribir el libro? Hay muchas escenas memorables, pero yo me quedo con la epopeya del personaje en medio de la montaña. ¿Qué escena o situación te costó más plasmar negro sobre blanco?

R: El personaje no tiene nombre porque así pensé que cada lector podía identificarse más aún con él. Por eso mismo, y aunque no es autobiográfica, decidí también escribirla en primera persona. Todos los personajes son complicados a la hora de darles personalidad, pero lo que más me gusta es que hay pequeños secundarios -como Pippi- que se hacen muy grandes en la historia.

P: Nos gustaría conocer brevemente como afrontas el enfrentarte al desarrollo de la historia y sus personajes, el día a día de todo escritor que se precie. ¿Planificas tramas, subtramas y personajes, con un guión predeterminado antes de atacar la hoja en blanco? ¿O bien tienes una idea en la cabeza, que se va desarrollando mientras escribes y percibes como te lleva por derroteros inexplorados mientras los personajes toman vida propia al crecer la historia?

R: En el caso de "El bolígrafo de gel verde" tenía claro el principio y el final del libro, la trama fue surgiendo conforme escribía. Soy capaz de retocar diez veces una misma escena, por eso me cuesta tanto escribir.

P: Una última pregunta para finalizar la entrevista, Eloy. ¿Tienes ya alguna idea en mente sobre tu próximo proyecto, o todavía es demasiado pronto? Por supuesto, siéntete en plena libertad para añadir lo que creas conveniente, ya sea para tus lectores o para cualquier escritor novel que al conocer tu caso crea que los sueños a veces son alcanzables.

R: De momento alguna idea hay en la cabeza, pero nada concreto. Ahora estoy con la promoción de esta novela y ya que me costó tanto escribirla, voy a dedirle también un tiempo en darla a conocer.

Muchas gracias por todo, Eloy. Un placer haber charlado contigo.

miércoles, 15 de junio de 2011

FIESTA DEL PREMIO LLANES DE VIAJES 2011

El pasado jueves, 9 de junio, tuvo lugar la gran gala de presentación del Premio Llanes de Viajes 2011, organizada por IMAGINE EDICIONES. Un evento lúdico-literario que se consolida, después de tres años de celebración, como uno de las fiestas más reconocidas dentro de los actos relacionados con la Feria del Libro de Madrid y la que tuvimos la suerte de asistir, acompañados de numerosos amigos de las letras.

La fiesta se celebró en la conocida sala Liberata, situada en C/. Alberto Alcocer, 43, un lugar emblemático en la noche madrileña que se vistió de gala para acoger de nuevo a los invitados que con su presencia dieron calor y color a la puesta de largo del libro "Las casas de los poetas muertos", de la escritora Ángeles Caso, flamante ganadora del Premio Llanes de Viajes 2011.

Tras el habitual photocall, situado a la entrada de Liberata, los invitados fuimos accediendo al recinto de la sala, dispuestos a disfrutar de una noche especial. Una fiesta en la que pudimos encontrar a una nutrida representación de personalidades dentro del mundo de la cultura y el espectáculo de nuestro país. Gente del cine o la televisión, como Fabiola Toledo, Francine Gálvez y Alejandra Onieva o los directores Gónzalo Súarez y Emilio R. Barrachina; editores como Miguel Ángel Matellanes o Raúl Quintana; escritores como Fernando Marías, Alfonso Mateo Sagasta, Lourdes Ventura, Vanessa Montfort, Eugenia Rico, Pedro de Paz, Paco Gómez Escribano o María Zaragoza..., además de cantantes, periodistas, guionistas, pintores, productores y toda una amalgama heterogénea de gente relacionada de un modo u otro con el mundo de la cultura.

La presentación estuvo a cargo de la periodista y escritora Marta Robles, conductora del programa que se iba a desarrollar a lo largo de la noche. En primer lugar habló del Premio Llanes de Viajes, el único certamen literario español dedicado a la literatura de viajes, consolidado ya como un referente en el panorama editorial español. Un premio dotado con 30.000 euros con el que han sido galardonados en años anteriores escritores de la talla de Juan Eslava Galán, Ángela Vallvey, Gustavo Martín Garzo, Espido Freire y Ricardo Menéndez Salmón. En esta ocasión el premio ha recaído en Ángeles Caso con su obra titulada "Las casas de los poetas muertos", ganadora de la edición del 2011.

La presentadora cedió el turno de palabra ante los micrófonos al concejal de Cultura del Ayuntamiento de Llanes, don José Manuel Herreros. El político, representante de Llanes en la fiesta de gala, agradeció al público su asistencia, enumerando las razones por las que un concejo tan pequeño como Llanes apuesta y seguirá apostando en el futuro por un premio literario con una idiosincrasia tan especial como es un premio de literatura de viajes. El concejal nos recordó que la bella villa asturiana es un enclave estratégico, situada entre el mar y la montaña, un paraíso accesible para viajes de todo tipo.

Subió entonces al escenario José Antonio Sebastián como representante de FEVE, otro de los patrocinadores del certamen, explicando la especial relación entre FEVE y Llanes, una ciudad que se encuentra en el centro exacto de las rutas que cubre FEVE entre Galicia y el País Vasco, abarcando todo el litoral cantábrico español.


Tomó entonces la palabra Silvia Pérez Trejo, directora de IMAGINE EDICIONES, verdadera alma máter de la fiesta allí organizada. Silvia hizo un emotivo discurso de agradecimiento que caló entre el respetable. Tuvo palabras para el público asistente, entregado durante toda la noche; para Marta Robles por ser la presentadora de un acto tan especial haciendo un hueco en su apretada agenda; a FEVE como patrocinador, al Ayuntamiento de Llane s por su apoyo fundamental para la consolidación de este premio y en especial a Ámbito Cultural de El Corte Inglés y a su director, Ramón Pernas, por creer en un proyecto único, apoyando en todo momento a una joven y pequeña editorial que con mucho trabajo, esfuerzo y sacrificio a lo largo de la última década se ha hecho un hueco en el siempre difícil panorama editorial español.

En el breve turno a cargo de Ramón Pernas reiterando el compromiso de su empresa con la cultura en nuestro país surgió la anécdota de la noche, cuando tras excusarse por su breve retraso debido a problemas con las conexiones entre aeropuertos, tuvo lugar un divertido intercambio de equívocos y anécdotas con la presentadora de la gala que hizo las delicias de los allí presentes, dispuestos a seguir disfrutando de la noche.

Llegó entonces la hora de la homenajeada, Ángeles Caso, que subió al estrado encantada de compartir con tantos amigos un premio tan importante. Un premio especialmente señalado para ella, ya que como asturiana de pro lleva sus raíces muy adentro y más el concejo de Llanes, lugar donde ha pasado muchas de las vacaciones de su infancia y es un lugar emblemático al que vuelve siempre que puede.

La escritora, tras los agradecimientos de rigor, nos habló de su obra, "La casa de los poetas muertos"; una obra en la que se nos habla de las casas donde nacieron o vivieron insignes nombres de las letras españolas. Unas casas convertidas en museos donde Ángeles Caso ha pasado muchas horas, bebiendo la esencia de los grandes maestros para adentrarse en su periplo vital y componer este magnífico libro de viajes.

Marta Robles nos presentó entonces otra de las sorpresas de la noche. El cantante Carmelo López, solista del conocido grupo "El Norte", nos dedicó en exclusiva un pequeño concierto para los allí presentes acompañado de Pablo Perea, cantante de "La Trampa". En primer lugar tocaron una canción compuesta exclusivamente por Carmelo para dicho evento, "El viajero", trasladando después a la concurrencia a un pasado recordado por todos con canciones suyas como "Entre tú y yo" y otras de su repertorio o el de su compañero, enriquecido por joyas como la famosa "La chica de ayer", canción que marcó a toda una generación.

Se sorteó entonces un viaje para dos personas con todos los gastos pagados a elegir entre los diferentes itinerarios del conocido tren expreso de La Robla y aparte tres estancias en un hotel de Llanes. Aguardamos expectantes el sorteo, por si daba la casualidad de que fuéramos los elegidos, aunque la suerte decidió darnos la espalda. A continuación, los agraciados con los diferentes premios subieron al escenario para recogerlos después de mostrar los boletos ganadores y agradecer a todos los patrocinadores el fantástico regalo, entre aplausos del público y fotos por doquier.

La fiesta siguió en todo su apogeo, mientras se formaban los típicos corrillos de gente afín que degustaban el amplio surtido de canapés, brochetas y otras delicattesen que la legión de camareros allí dispuestos ofrecían a todos los invitados. Todo ello acompañado por bebidas de todo tipo, consiguiendo de ese modo que la fiesta no decayera. Los corrillos de gente diversa se movían, mezclándose con naturalidad, mientras las charlas se animaban y daban pie a conversaciones más que interesantes, alargando la noche mientras seguían disfrutando de una fiesta sin igual.

Disfrutamos mucho en una noche especial para casi despedir la Feria del Libro de este año, aunque todavía tuve tiempo de acercarme el domingo 12 por la mañana al Retiro madrileño. Bajo un sol abrasador, que ahora sí hacía acto de presencia en nuestra ciudad, pude charlar con escritores como José Luis Muñoz, Lorenzo Silva o María Dueñas en una jornada en la que el público abarrotó el recinto de una manera espectacular, con muchísimas colas para casi todos los firmantes. De este modo dábamos por finalizada la FLM2011, esperando que la próxima sea todavía mejor.

lunes, 6 de junio de 2011

HISTORIAS DE LA FERIA

Este año mi presencia en la Feria del Libro de Madrid está siendo un poco caótica debido a diversos compromisos y temas personales, por lo que no he podido acudir a determinados actos y firmas a los que me hubiera gustado asistir. Aún así ya he estado tres días por allí, que ahora os comentaré, pero espero poder acercarme también en el último fin de semana del certamen de este año.


Nos dejamos caer por el Paseo de Coches del Retiro el primer sábado de Feria, el pasado día 28 de Mayo. Esa tarde tenía un compromiso ineludible por lo que decidimos pasar la mañana entre libros, disfrutando de ese ambiente especial tan típico de este evento. Una mañana soleada y luminosa que con el paso de las horas derivó en muy calurosa según se acercaban las horas centrales del día. Normalmente el primer fin de semana suele ser el más tranquilo, pero la afluencia de público era ya bastante considerable.

En nuestro paseo matutino pudimos conocer a Eloy Moreno, autor de "El bolígrafo de gel verde", que se encontraba firmando en su primera experiencia como escritor en el Retiro. Eloy es una persona muy agradable y charlamos unos minutos con él sobre su obra y la grata impresión que nos ha causado. Un autor que está dando mucho que hablar y que ya ha alcanzado la décima edición de su primera novela.

Por allí se encontraban muchos otros autores conocidos firmando en sus respectivas casetas: María Dueñas, autora de uno de los best-seller más conocidos en los dos últimos años; Eduardo Mendoza y Carmen Amoraga como ganador y finalista del Premio Planeta; Rosa Montero; Alfonso Mateo Sagasta en la ineludible caseta de "Estudio en Escarlata"; Carmen Posadas, Chufo Llorens, Eric Frattini, Javier Sierra, Juan Madrid, Jorge Molist, Manuel Rivas, Maruja Torres y muchos otros grandes escritores, aunque las colas de lectores esperando ver autografiado su libro no eran demasiado numerosas.

Con el calor apretando pudimos degustar una cerveza fresquita en una terraza, acompañados del escritor sevillano Javier Márquez, que se encontraba en Madrid dispuesto también a estrenarse esa misma tarde con su reciente novela "Los rebeldes de Crow"como firmante en la Feria más importante de España. Charlamos sobre proyectos presentes y futuros, la actualidad del sector editorial, amigos y conocidos comunes en el mundo de las letras y muchos otros temas mientras buscábamos ya esa sombra salvadora ante la fuerza de los rayos solares. Mientras tanto la gente seguía paseando a nuestro lado. Por allí pasó el también escritor Marcelo Luján, que nos saludó un instante antes de encaminarse hacia otros compromisos. O el polifacético Juan Manuel López Iturriaga, autor del libro "Antes de que se me olvide", quizás familiarizándose con el entorno ya que también firmaría al día siguiente, paseando junto a su familia.

Sobre las dos y media abandonamos el recinto ferial camino del metro mientras contemplábamos como todavía quedaba un autor con una cola considerable de lectores esperando su turno. Se trataba de Eduardo Punset, que por lo visto está teniendo un gran éxito en la edición de este año de la Feria del Libro de Madrid.

Regresé de nuevo el miércoles siguiente, acompañado de un buen amigo, dispuesto a dar una vuelta por el Paseo de Coches con la tranquilidad que dan los días de diario. Aunque la verdad es que había bastante animación para no ser fin de semana. De todos modos me fijé en que la afluencia de personas está siendo numerosa, pero quizás el número de lectores que van cargados con sus bolsas de libros recién comprados ha disminuido este año. Ya se sabe, la dichosa crisis que a todos nos afecta.

Al no haber firmas importantes se podía uno parar con calma en determinadas casetas, charlar con los libreros, buscar ediciones especiales y conocer un poco más la idiosincrasia de la Feria desde dentro. Un certamen en el que, sorprendentemente tras un año en el que parecía haber despegado, se volvía a obviar todo lo referente a los libros electrónicos. No sé si será un error por parte de todos los que están dentro de la gran maquinaria editorial, pero creo que es un tema que no se puede dejar de lado en la sociedad del siglo XXI.

Este pasado fin de semana se me presentaba complicado para asistir a la Feria por diferentes razones pero no quise perderme el bautismo de fuego de mi amigo Paco Gómez Escribano, autor de "El círculo alquímico", que firmaba por primera vez el viernes 3 por la tarde en la caseta de "Estudio en Escarlata". Aunque antes de pasarnos por la caseta 78 dimos una pequeña vuelta por un recinto tan especial para todos los amantes de la literatura.

Todavía en el metro, justo al salir en la estación de Retiro, me topé con la escritora Julia Montejo, que se encaminaba hacia a la Feria acompañada de su familia. Después, ya en el Paseo de Coches, contemplé como también los viernes por la tarde se llenaba el recinto de lectores y paseantes que disfrutaban de una agradable tarde. El paseo fue corto ya que no quería perderme la firma de Paco, aunque tuve tiempo de ver como también había grandes firmas en esa tarde que, sorpresivamente, no contaban con las habituales filas de seguidores dispuestos a charlar con sus escritores preferidos. Entre ellas las conocidísimas Julia Navarro o Almudena Grandes, que quizás contemplaban con estupefacción como el joven Javier Ruescas, con su cuarto libro a cuestas, firmaba libro tras libro con una notable cola de fans incondicionales esperando su turno.

Por allí nos cruzamos con Jerónimo Tristante, de visita en Madrid para firmar su nueva obra, "El valle de las sombras". Llegamos por fin a la caseta 78, donde pudimos hablar con Paco sobre sus sensaciones en una jornada tan especial para cualquier escritor. En los aledaños de la caseta pudimos además charlar con amigos y conocidos del mundillo literario que se habían acercado a saludar al firmante. De ese modo pudimos departir con escritores como Jorge Magano o su tocayo Jorge Díaz sobre algunos de los famosos entresijos del mundillo editorial.

Pero lo mejor estaba por llegar. Una vez acabado el turno de firmas nos juntamos con Paco Gómez Escribano y un montón de allegados que le acompañaban en su gran día. Allí mismo, a escasos metros de las casetas, tuvo lugar una de esas entrañables charlas que suelen desarrollarse tras cualquier evento cultural que se precie. En un entorno inigualable, y con una compañía magnífica, nos dedicamos a degustar ricas viandas regadas por buen vino mientras hablábamos sobre lo divino y lo humano. Una tarde que se nos hizo de noche sin darnos cuenta, pudiendo conocer en vivo y en directo a muchas personas con las que había tratado anteriormente a través de redes sociales. Y es que no hay nada como el cara a cara con otras personas afines a tus gustos, charlando de multitud de temas mientras acompañábamos al autor agasajado en su arduo proceso de documentación para futuras novelas.

Desde luego fue una tarde diferente a otras vividas en la Feria, con un recuerdo especial que nos dejó un grato sabor de boca. No pudimos acudir en el resto del fin de semana al Retiro ni contemplar el éxito que Mario Vargas Llosa tuvo en la caseta central en su regreso ya como flamante Premio Nobel, pero intentaré regresar el próximo fin de semana para despedir como es debido la edición de este año del certamen. Hasta entonces, feliz semana a todos.