jueves, 20 de octubre de 2011

RETAZOS NEGROS EN GETAFE (I)

Después de unos días de bastante ajetreo con diversos asuntos familiares que me han tenido algo distraído, regreso hoy con una nueva entrada del blog para contaros mis primeras experiencias en torno a la nueva singladura del festival de novela policíaca Getafe Negro, que en este 2011 cumple su exitosa cuarta edición.

El martes quise acercarme a la Biblioteca Pública de Retiro porque allí se celebraba un acto muy interesante. Un centro público que queda cerca de mi casa y que conozco desde hace muchos años, siendo mi biblioteca de referencia en Madrid a la hora de conseguir libros en préstamo, acción que realizo por lo menos una o dos veces cada mes.


En el coqueto Salón de Actos del centro, situado en su planta superior, se reunieron Marta Sanz como moderadora y Carme Riera, Lorenzo Silva y Marcelo Luján como ponentes de la mesa redonda. Todos ellos dispuestos a rendirle un homenaje al maestro argentino Ernesto Sábato, fallecido en la primavera de este año, a escasas semanas de cumplir los 100 años. Una muerte que pasó casi desapercibida para el gran público, sepultada junto a todo tipo de noticias por otro hecho luctuoso que abrió las cabeceras de todos los medios escasas horas después, como bien nos recordó Lorenzo Silva: la caza y muerte de Bin Laden por parte de los Estados Unidos.

En la amena charla que tuvo lugar a continuación, los participantes estuvieron de acuerdo en afirmar que las novelas de Sábato tienen mucho de género negro. Ya en su primera novela, "El túnel", la obra arranca con la confesión de un crimen por parte del protagonista; un hecho que intenta justificar ante la supuesta maldad de la mujer asesinada, manipuladora y cruel, escrito en primera persona y obligando al lector a sentirse en parte identificado con ese personaje. Una novela con numerosas lecturas, como confesó Carme Riera, amiga personal de Sábato, que aseguró que al releer la obra 30 años después se dio cuenta de que en el año 1948 se había escrito una novela sobre la violencia de género y la misoginia que tiene plena validez en nuestra época actual.

Un género denostado por el propio Sábato, que se quería alejar de los relatos policíacos perpetrados por Borges en aquella época, en un ejercicio juguetón que no casaba con los principios de Sábato, más cercano al existencialismo de Albert Camus. Aunque en su siguiente obra, "Sobre héroes y tumbas", nos mostrara las aristas más sórdidas de una organización criminal, casi una secta, formada exclusivamente por ciegos en el impagable "El informe sobre los ciegos", parte fundamental de la novela antes mencionada.

Incluso en su última obra larga, "Abbadón el exterminador", Sábato se adelanta al futuro en ese año 1974 hablando del mal absoluto, preludio de las barbaries que los militares cometieron en aquella época en todo el Cono Sur. Un Ernesto Sábato que presidió años después la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas.

Este hecho tuvo también sus detractores, como nos confirmó el escritor argentino Marcelo Luján, ya que Sábato fue un hombre de izquierdas, pero la rumorología siempre le rondó al no abandonar el país tras la llegada de los militares al poder. Algo intrínseco a la particular idiosincrasia argentina, que eleva a la categoría de héroe nacional o baja directamente a los infiernos a cualquier personaje mítico para ellos, ya sea en política, fútbol o literatura. Un apasionamiento muy propio de Argentina, donde los bandos enfrentados sobre cualquier cuestión están a la orden del día.

Ernesto Sábato forma parte de ese triunvirato mágico que todo escritor sudamericano tiene en mente a la hora de afrontar la literatura, junto a Borges y Cortázar, como nos confesó Luján, por lo que las influencias en la narrativa actual son notorias. Una época difícil la que vivimos en la actualidad, donde lo criminal sigue a la orden del día, ya sean crímenes de sangre, u otros de guante blanco. Aunque estos hechos, como algunos de los cometidos por políticos, banqueros, empresarios y especuladores, no sean perseguidos judicialmente, son igual de salvajes al llevar a la ruina física o moral a millones de personas, como muy bien apuntó Lorenzo Silva.

La charla continuó distendidamente con diversas anécdotas que encandilaron al público asistente. En definitiva un acto muy interesante que terminó con el consiguiente turno de ruegos y preguntas antes de darlo por finalizado, fuera ya del horario preestablecido, con la sensación de haber asistido a un pequeño pero merecido homenaje a un maestro que no debería caer en el olvido.

jueves, 6 de octubre de 2011

"EL COLOR DE LA MALDAD" PARTICIPA EN LA NEW YORK BOOK FAIR 2011

Como habéis leído, amigos. "El color de la maldad" y por ende su autor participan en la edición de este año de la New York Book Fair, un evento literario multicultural que se lleva realizando en la ciudad de los rascacielos desde el año 2005, con un notable éxito que ha ido creciendo edición tras edición.

Un evento literario que en un principio tuvo su sede en el Museo de Arte de Queens, pero que este año amplía también sus instalaciones al Centro Español, debido al éxito de la Feria y a la gran afluencia de público y personal afín al mundo del sector editorial. Esta sexta edición tendrá lugar desde hoy, jueves 6 de octubre, día de la inauguración oficial, hasta el próximo domingo, día 9 de octubre, momento en el que se clausurará la feria.


La New York Book Fair es un gran proveedor de información para un cada día más pujante mercado multicultural dentro del sector literario. Un espacio para el encuentro de lenguas y culturas diferentes (inglés, español, griego, italiano, portugués, francés, chino, etc) donde se llevan a cabo multitud de actividades. En la siguiente presentación con diapositivas podéis haceros una idea más aproximada de lo que significa este gran festival cultural.

Encuentros con autores, presentaciones y firmas de libros, actividades para los más pequeños, poesía, arte, baile, música y un sinfín de actividades más. Un evento en el que participan más de 50 expositores y 100 autores que provienen de diferentes partes del mundo, ayudando a integrar aún más la riqueza étnica y cultural de una ciudad como Nueva York.

Hace unas semanas conocí por casualidad a las organizadoras de este acontecimiento cultural a través de ese gran mundo inexplorado que es Internet. Les hablé de mi proyecto literario y no sólo les gustó la idea, sino que me invitaron muy amablemente a participar personalmente en la New York Book Fair de este año. Sorprendido ante tan maravillosa invitación les reiteré la naturaleza digital de mi proyecto, pero me aseguraron que estas iniciativas tienen cabida en una Feria en la que se intenta potenciar también a los autores independientes en un vasto mercado que cada día tiene más pujanza en los Estados Unidos.

Os aseguro que, tras la invitación de los organizadores, estuve sopesando muy seriamente la posibilidad de volar a Nueva York para participar activamente y en persona en esta feria . Se trataba de una inmejorable oportunidad para mí y para mi novela y no debía desaprovecharla. Pero las circunstancias obligan y por motivos personales y profesionales me ha sido imposible acudir personalmente a este gran escaparate cultural.

Los organizadores me ofrecieron la posibilidad de participar de otro modo. Les envié documentación sobre el autor y la novela para que pudieran incluirla en el programa a repartir entre los visitantes y participantes de la feria: biografía, sinopsis, personajes, fotografías, booktrailer, etc. Un pequeño dossier de autor y obra que ayudaría a la presentación de "El color de la maldad" en tierras neoyorkinas, aunque no pudiera yo estar presente en una ciudad que tengo muchísimas ganas de conocer, ahora por más motivos.

Días después me ofrecieron incluso otro tipo de promoción. Me contaron que durante la New York Book Fair disponen de unos paneles audiovisuales para la promoción y presentación de diversos temas, por lo que estarían encantados de incluir una pequeña presentación dándome a conocer. A saber, un vídeo en el que los visitantes de la Feria pudieran verme aunque fuera en diferido, hablando de mi proyecto literario. Y ni corto ni perezoso, aunque me muriera de vergüenza, he editado un pequeño vídeo en el que presento "El color de la maldad" hablando directamente a cámara para a continuación dar paso al booktrailer. Una documento audiovisual que ya obra en poder de los organizadores para incluirlo el día en que se hagan presentaciones de libros en español.

Como ya habréis supuesto, esta noticia era una de las gratas sorpresas de las que os he ido hablando durante las últimas entradas. Unas semanas de mucho movimiento, con multitud de buenas nuevas en torno a "El color de la maldad". Como el hecho de que las ventas hayan experimentado un auge considerable durante los últimos días de septiembre y primeros de octubre (casi la mitad provienen de Estados Unidos, detalle que me sigue entusiasmando), aupando a la novela a los primeros puestos en las listas de ventas dentro de los thrillers en español de Amazon.


O la promoción que se sigue realizando, como he ido contando en la web y mis perfiles en redes sociales. Puede que alguno de vosotros se perdiera la información, pero la semana pasada me hicieron también una entrevista completísima, a cuatro páginas y a color, en la edición impresa de la revista Cambio 16. Uno de los semanarios decanos en el panorama editorial español, en el que charlé animadamente con el periodista y escritor Javier Márquez, tratando temas muy interesantes. La entrevista completa podéis encontrarla en el siguiente enlace.

El otoño acaba de comenzar, ya lo comentamos, pero hay que continuar en la brecha. Mientras, sigo trabajando en un nuevo proyecto del que ya llevo más de 200 páginas escritas y moviendo otros temas en los que quizás obtenga buenos resultados en un futuro cercano. Os seguiré teniendo al día, por supuesto, esperando que os haya parecido interesante esta información que me hace tanta ilusión compartir con todos vosotros.